#REPORTEIBERO: Turismo de ocio se recuperará; el de negocios quedará afectado

Staff/Rossi

  • Especialistas de la IBERO hablan sobre las afectaciones que ha sufrido el turismo a causa de la pandemia
  • La innovación, pensar en el cliente y crear nuevos nichos, posibilidades para las empresas de la industria turística

La industria del turismo ha sido una de las más afectadas por la pandemia de COVID-19, luego del cierre sin precedentes de las fronteras, lo que devino en la cancelación de viajes y poco flujo en el comercio mundial, situación que impactó a su vasta cadena de valor de la cual dependen millones de personas en el mundo.

De acuerdo con un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo, el turismo internacional y sus sectores altamente vinculados sufrieron una pérdida estimada de 2.4 billones de dólares en 2020, con respecto al año anterior, consecuencia de la fuerte caída en las visitas turísticas internacionales.

Sin embargo, en el documento publicado en junio de este año, en conjunto con la Organización Mundial de Turismo, se informa que la caída del turismo internacional por la pandemia podría causar una pérdida de más de cuatro billones de dólares en el PIB global entre 2020 y 2021, aunque todo dependerá de la aplicación mundial de las vacunas.

En ese sentido, el secretario general de la Agencia de la ONU para el Turismo, Zurab Pololikashvili, dijo que este sector “es un salvavidas para millones de personas, y avanzar en la vacunación para proteger a las comunidades y apoyar en su reanudación es fundamental para la recuperación de puestos de trabajo y la generación de recursos, especialmente, en los países en desarrollo, muchos de los cuales dependen en gran medida del turismo internacional”.

De acuerdo con el informe COVID-19 and Tourism an Update, se espera que el sector turístico se recupere más rápidamente en los países con altas tasas de vacunación, como Francia, Alemania, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

Por regiones, la que más sufrirá el impacto de la crisis del turismo en su PIB será Centroamérica, que puede perder hasta un 11.1%. Por países, Ecuador será el más afectado con un impacto del 9% en su PIB; Argentina, con el 2.4%; y Colombia, el 2.3%. El descenso sería menor para México (1.6%) y Brasil (0.6%).

El turismo y México

El Dr. Gerardo Herrera, académico de la Licenciatura en Mercadotecnia de la Universidad Iberoamericana, señaló que en el caso del turismo de ocio se prevé una recuperación, sobre todo para finales del 2022 cuando la vacunación haya avanzado.

De acuerdo con el docente, se observa una recuperación porque se está presentando un efecto látigo. Es decir, si la caída fue grande, en el mismo sentido está siendo la recuperación. “Viajar se convirtió en un lujo, no en el aspecto económico, sino por el de seguridad, pues en la medida en la que las personas se sientan más segura, retoman los viajes”, dijo.

México recibió en agosto pasado 4.62 millones de turistas de los cuales 2.77 millones fueron internacionales. Esto representó un crecimiento del 105.7% con respecto al mismo mes del 2020, según información de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Sin embargo, esta cifra representa un 22.4% menor a la que se reportó en el mismo periodo del 2019 con 3.57 millones de viajeros mundiales.

Para el Mtro. Roberto Montalvo, coordinador de la Maestría en Administración de la IBERO, en el sector turístico la interacción es necesaria. Pues a pesar de que durante esta pandemia se popularizó el turismo espacial y temas de realidad virtual, estar con las personas es el punto central y medular. “Aún queremos ir a los pueblos mágicos, a la playa, a lugares de cultura y tradición”.

El experto en Administración de la Hospitalidad comentó que la pandemia por COVID-19 ha puesto el reto a las empresas de entrar a una transformación digital, de adaptarse y entender los negocios y el comercio electrónico. “No sólo se trata de tener una página de Internet o redes sociales, sino contar con estrategias que se conviertan en transacciones”.

Asimismo, explicó que, en estos momentos, la salud de las personas es muy importante; por lo cual, los protocolos de seguridad y de sanidad de las empresas se deben anunciar muchísimo.

“El sector turismo y de hospitalidad, en general, debe entender que nuestra tarea es apapachar y cuidar a las personas. El entretenimiento es eso, el que estén contentos. Por eso, en esta coyuntura, es importante comunicar lo que las empresas están haciendo para cuidar al turista. Y, en ese sentido, cumplir con lo que se está comunicando y llevarlo a cabo en la operación. Esto es lo que en las grandes compañías hoteleras está funcionando”, compartió.

Demanda contenida de turistas

El maestro Montalvo recomendó a las empresas del sector apostar por el turismo de proximidad, es decir, aquel que está dirigido a turistas que buscan viajes cortos, por carretera, como es el caso de los excursionistas. Para ello, se deben realizar campañas de estos sitios pensando en el momento que las personas puedan salir.

“Hay una demanda contenida, hay mucha gente que no está saliendo, que no está gastando en viajes pero que quiere hacerlo y que, terminando la pandemia, lo primero que va a hacer es salir y las empresas del sector tienen que aprovecharlo”, dijo el académico.

A decir del especialista, a más de un año de confinamiento, el regreso a la normalidad, al tráfico y a la hostilidad de las ciudades y sus complejidades ha provocado ciertos miedos y ansiedades, por lo que desde la hospitalidad se debe buscar que las personas se sientan relajadas y tranquilas, y una forma de conseguirlo es evitar, por ejemplo, las malas logísticas.

En ese sentido, Roberto Montalvo recomendó a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) poner mucha atención a sus procesos y productos. “Es un reto importante porque tienen que mantener una línea de precios acorde a su segmento y hay impactos a su rentabilidad por dar servicios con ciertas medidas de seguridad y sanidad”.

El académico insistió en la importancia de la adaptación digital por parte de las empresas del sector, sobre todo las pequeñas. Recomendó que si no cuentan con una inversión suficiente para tener una tienda electrónica confiable y segura, lo mejor es pensar en una alianza con quienes tienen la posibilidad de hacer el cobro, pues se debe evitar los fraudes y clonaciones.

Turismo de negocios

Por su parte, el Dr. Gerardo Herrera mencionó que los viajes de negocio quedarán permanentemente afectados, pues muchas empresas se están dando cuenta de que ya no es necesario estar haciendo tantos viajes en esta modalidad ni organizar convenciones.

En ese sentido, comentó que se impulsará más el networking, es decir, actividades que permitan crear negocios, acercarse a clientes, reunir gerentes de una empresa, entre otras, muchas de ellas a través de Zoom.

“Habrá un balance entre necesidad de networking y la racionalidad financiera. Recordemos que las empresas siguen en crisis económica. Los presupuestos para viajes y viáticos se están recortando, las compañías van a balancear entre el networking hacia clientes y viajes de normal administración. Y se van a privilegiar eventos con clientes”, explicó el académico.

De acuerdo con Herrera, se van a privilegiar los viajes que generen oportunidad de negocios. Pues estimó que, por lo menos, 40% del volumen del turismo de esta modalidad desaparecerá.

“La seguridad sanitaria es la que permea ambos turismos, el de negocios y ocio. Las grandes empresas tienen responsabilidad en este sentido, pues la crisis de salud no ha desaparecido y por lo menos estará un año más”, manifestó.

Asimismo, habló sobre una reconfiguración en el mercado, sobre todo en el de ocio, para atraer más al turismo minorista.

“El negocio de los operadores se va a consolidar, algunos van a desparecer y los grandes van a sobrevivir golpeados. Se va a reconfigurar el turismo de negocio. Va a salir más delgado este sector porque va a estar adaptado a un mercado más delgado. No va a regresar en un mediano plazo, al menos no en tres años, a niveles prepandemia”.

La Mtra. Isabel Rodríguez López, académica del Departamento de Comunicación y de Estudios Empresariales, quien además es directora ejecutiva del proyecto Plan de Medios digitales y estrategias de comunicación, de la convocatoria IBERO frente al COVID-19, recomendó a las empresas del sector turístico innovar especialmente en cuestiones digitales, lo cual vuelve la experiencia más interactiva y segura para las y los usuarios.

Asimismo, aconsejó a las empresas de la industria no competir directamente con otras compañías del sector, sino utilizar la estrategia de los océanos azules, que tiene que ver con la innovación, con lo que pueden aportar y sea diferente, y generar así un nicho nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *