Producción de pulque continúa como pilar económico para familias de la Sierra Norte de Puebla

Abelardo Domínguez

Desde tiempos prehispánicos, el pulque se ha conservado como una de las bebidas fermentadas que ha sobrevivido a través del tiempo y la llegada de nuevos productos en las tendencias de consumo.

Es durante la temporada de lluvias que las plantas de maguey pulquero mejoran de manera considerable su producción, convirtiéndose en un importante sostén económico para los productores de la parte alta de la Sierra Norte que se dedican a esta actividad ancestral.

En Puebla, son 85 los municipios donde se produce esta bebida, destacando Zacatlán, Chignahuapan, Ahuazotepec, Aquixtla e Ixtacamaxtitlán donde se cultivan alrededor de 50 mil hectáreas de agave pulquero.

Actualmente la bebida se ha vuelto a posicionar poco a poco en el mercado, gracias a que nuevas generaciones lo vuelven a consumir, sin que importen los estratos sociales, pues hay que recordar que décadas atrás se consideraba como una bebida exclusiva para los campesinos, gente pobre o población rural.

Cabe destacar que el aprovechamiento de esta actividad se extiende sobre todo en los meses de agosto y septiembre, que es cuando se da la recolección de chinicuiles (gusanos de maguey); una deliciosa larva considerada como uno de los platillos más deliciosos y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *