Entrevista al artista argentino Dante Spinetta, quien promueve su “Niiguiri Sessons”

  • Prepara un concierto virtual para el 10 de septiembre en el que incluirá todos sus éxitos como solista.

Por Mino D’Blanc

Dante Spinetta está promocionando su nuevo material “Niiguiri Sessions”, en el que incluye algunas canciones de su repertorio como solista. El setlist está conformado por tracks de los cuatro álbumes en esa faceta del artista argentino, así como su sencillo “Perdidos en el Paraíso” y un tema inédito titulado “Funk Warrior”.

Fue el martes 11 de febrero de este año 2020 cuando se reunió con su banda en Naré, un Sushi Bar de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Cabe mencionar que él es cliente asiduo.

Apenas unos días después de su concierto en la XX edición del Festival Cosquín Rock en la Provincia de Córdoba, Dante Spinetta junto a Matías Rada en guitarra, Matías Méndez en bajo, Axel Intoini en teclados, Pablo González en batería y Carlos Salas en percusión, armaron el mismo set que usaron en algunas de sus últimas presentaciones en directo, en el ámbito íntimo del pequeño restó del barrio Bajo Belgrano.

Ambas partes de las “Niiguiri Sessions” ya se encuentran disponibles en todas las plataformas, con un tracklist que incluye “Soltar” y la participación especial de Julieta Rada en “Olvídalo”. No puedes perdértela.

En una conferencia virtual de medios, platicamos con Dante Spinetta, gracias a las finas atenciones del licenciado Miguel Ángel Hidalgo, de Sony Music.

-Sobre el lanzamiento de su nuevo material en tiempos de pandemia:

Fue un poco la idea de registrar lo que estaba pasando en las giras que estuve haciendo el fin del año pasado. Se me ocurrió influenciado por los Tiny Desk, que son unos conciertos que se hacen en unas redacciones que están también dando vueltas por las redes, de hacer un concierto en un lugar diferente Estaba comiendo amigos en un sushi que es muy chiquito, pero que tiene una energía increíble y dije “vamos a hacerlo acá”. Vieron si entrábamos todos, la banda, y a los dos meses estábamos. En febrero lo grabamos sin saber que se venía todo esto de la pandemia. Lo que sí sabía que lo quería dividir en dos partes, que quería no tuviera regrabaciones, que fueran versiones en vivo reales. Tocamos cada canción tres veces para las cámaras, pero tomamos una sola toma de audio de cada canción y no se regrabó nada, ni se mezclaron tomas musicales entre sí. Y eso está bueno, porque quería hacer algo que fuera real; esto es lo que pasa en vivo, esto es lo que pasa cada que nos juntamos a tocar, esta energía. Y bueno, pasó esto de la pandemia y salió este momento, lo cual para mí dentro de todo es como una magia tener este material porque me permitió conectarme con la gente y salir de dentro de mi casa, conectarme con la gente de América Latina y de España también que está dando vueltas por ahí. Qué sería de la pandemia sin la música; creo que el arte nos ayudó mucho, el cine, leer, escuchar música es importantísimo en este momento.

-La reflexión de Dante en el confinamiento y lo que ha creado:

Cuando arrancó todo esto estaba comenzando a grabar un álbum, que obviamente al verse interrumpido el mundo, al interrumpirse la manera de ver y sentir un montón las cosas, creo que mi álbum va a ser completamente distinto al que venía trabajando y demás. No voy a usar casi nada de lo que había hecho, porque cambió la sensación, mi mundo, el timing de las cosas y estamos en un momento hipersensible. Todos estamos con esas subidas y bajadas drásticas; un día estamos haciendo gimnasia, cocinando, limpiando, recontentos, con una actitud positiva y al otro día estamos tirados bajo las sábanas, súper deprimidos, viendo películas tristes. Y creo que estamos todos en ese mismo viaje y obviamente la música se ve afectada. Estoy tratando de no hacer el disco de la pandemia; estoy componiendo mucha música, pero con la escritura me está costando, porque debo ser realista y no puedo dejar de sentir todo lo que está pasando, el caudal de muertos, infectados, tanta paranoia y todo. No quiero que mi álbum esté todo lleno de eso. Algo va a haber; creo que van a tener que ver las reflexiones con cambios que necesitamos, que comenzaron a pasar. Creo que no sé lo que pasó con Black Live Matters en Estados Unidos, con Georges Floyd y ver a la policía matar a una persona así, de una manera brutal y racista, hizo que en todos los países empecemos a hablar del racismo global, que comencemos a hablar de los casos que pasan acá con la discriminación racial, con la policía, y en toda América y en todo el mundo pasó lo mismo. Vimos que en Europa la gente tiraba las estatuas de esclavistas de Aragua y creo que es tiempo de reparar un montón de cosas, de volver a repensar un montón de cosas, de volver a reescribir un montón de cosas en la historia que están mal. Acá (Argentina) los casos de feminicidios, de violencia contra la mujer también han escalado de una manera vergonzosa y creo que son tantas cosas que ya no aguantamos más y que al estar todos sensibles, gran parte de la sociedad se unió desde los teléfonos aunque sea, y generó una presión social que sí exige cambio y eso sí lo quiero transportar al disco, quiero hablar de ciertas cosas.

-Cómo llegó a seleccionar los temas del material para plasmarlos en estas versiones:

Fue un poco de elegir cosas de cada álbum. La selección creo que estuvo un poco basada con ese criterio de mostrar el sonido actual más allá de la época música, porque “Humo Digital” fue una canción que salió en 2002, “Olvídala” salió en 2007, sin embargo, actualizar las canciones para que suenen ahora que es lo que pasa en vivo también. En realidad un par de canciones como “Mostro” no la pensaba tocar, no sé por qué, y estando ahí con la banda dijimos que la grabáramos y salió rebueno también y creo que hubo cosas que tuvieron que ver con la magia de la situación, con que no estuvo tan pensado, no había como un plan de marketing perfecto de elegir. Fue medio azaroso en un sentido, pero vuelvo a repetir, nada es casualidad, todo es causalidad, todo es por algo. Creo que también muestra un poco la mejor versión de mí, que es la versión que mezcla bien mestiza la música, donde hay rap, donde hay canciones, donde hay maquinas también sonando, pero también hay guitarras. Un poco me marca también el rumbo hacia dónde tengo que ir. Yo siento que después de la “Niiguiri Sessions” tengo más claro el camino.

-Sobre la experiencia que tuvo de participar en el festival online “Argentina en la Casa” y si tiene pensado en participar en más eventos así:

Estuvo muy buena esta experiencia de Billboard y aparte la vio gente de toda América y eso fue increíble. Estoy planeando un concierto para el 10 de septiembre que es la fecha ya confirmada, en la que voy a tocar para todo el mundo en simultáneo, que es algo nuevo también, pero en un escenario con toda la banda y con una preproducción que está rebueno, donde vamos a tocar parte de las “Niiguiri Sessions” y otras cosas más, pero con entradas todos, como un show. Es la modalidad que se está dando ahora eventualmente. Es algo que iba a pasar de ver shows cuando quieras verlos, pero obviamente el tema de la pandemia adelantó la situación y la música debe seguir generando, debe seguir sonando. Y no solamente somos los músicos los que estamos arriba del escenario, hay un montón de familias detrás en la industria de la música, desde el manager, los que arman el escenario, el catering, mucha gente más. Son tantas familias que necesitan también trabajar y sabemos que los músicos al igual que los actores de teatro vamos a ser los últimos en regresar a trabajar, a dar shows con gente, entonces se está reinventando la situación. De alguna manera me parece que puede ser muy buena la experiencia esta de tocar así de golpe para gente de México desde acá o gente de España, lo voy a disfrutar, tengo muchas ganas de hacerlo.

-La influencia que le ha dado el tango, la música folclórica y el rock argentinos en su música:

Mi abuelo era cantante de tango y creo que muchas veces dormía al lado de mis abuelos. Hubo un momento que vivimos como un año entero con ellos y mi abuelo se levantaba a diario a las 7:00 u 8:00 de la mañana cantando tangos de Goyeneche, de Gardel, de varios cantantes. El tango obviamente está en la genética de la ciudad y está en el rock también. Yo tengo más influencia del rock de autores como Spinetta, como Charly, como Fito Páez, como Seratti, que también tienen esa especie del dolor blusero de la ciudad, que también lo tiene el tango, lo tiene el bolero, lo tiene la salsa, lo tiene Héctor Lavoe cuando canta sus canciones y creo que toda esa música me influencia a mí. Y también soy artista que está mucho en la calle digamos, que está en contacto con la calle, con artistas de la calle, que pertenecen a la movida urbana, a música que suena en los barrios mezclado con otras cosas. El R&B también tiene eso; tiene ese blues de ciudad que de alguna manera es el tango del desamor. Mi último álbum de estudio se llama “Puñal” y lo compuse todo atravesado por un desamor muy fuerte y es un disco muy tanguero de alguna manera, porque representa a Buenos Aires hoy. Los artistas de tango, de folclores, esa influencia argentina está en mí, pero cada uno obviamente le hace su cóctel con sus propios sabores. Mi realidad es que a los 16 años empecé a viajar por toda América con el grupo y a conocer distintas culturas, distintos autores, distintos folclores y todo eso me ha influenciado para generar mi sonido mestizo y comprender que el arte no tiene por qué tener tantas formas, tampoco se puede encasillar. Muchas veces los raperos me rechazaron porque era el rapero rockero y los rockeros me rechazaron porque era el rockero rapero, entonces era como que no pertenecía a ningún bando y yo formé mi propio bando que es la libertad; el arte no tiene por qué tener una forma y hay que disfrutarlo. Y hoy en día creo que el mundo está mucho más permeable a eso, porque si vez un playlist de Spotify de una persona puede saltar de una cumbia a un heavy metal y después a un bolero y después a una canción de rock argentino, sin problema lo hacen porque son canciones que le gustan. Y de alguna manera eso a mí me cierran porque lo que te hace bien al corazón, lo que te llena de alegría, lo que te hace mover, lo que te hace soñar, eso es lo que das. Y después todas las reglas en el arte están para romperse.

-Sobre los ingredientes que le puede añadir a los temas de “Niiguiri Sessions”:

“Niiguiri Sessions” de alguna manera es un compendio de sabores que traigo. Si fuera un chef es como mi mesa, es como siéntense a comer algo. Hoy preparé esto como para introducirme en la nueva era, porque hace dos años, en el 2018 cuando salió “Puñal” todavía estaba tocando con Curiati; el último show lo hice en febrero de ese año. Obviamente a que la gente te comience a reconocer como un proyecto solista, pasa un tiempo, pasan discos, pasan canciones. Yo he estado trabajando mucho desde ese momento, desde el disco “Puñal”, o el soundtrack de la música de “Cuatro por Cuatro” o los cuatro singles que hice con Neo Pistea, con Duki, que son artistas de trap, o mis colaboraciones con grupos de cumbia como “Mala Fama” o “Damas Gratis”. Creo que de nuevo vuelvo a reconectar más que nunca con los “Niiguiri Sessions” con la gente, donde dicen “este es el sonido de Dante ahora”, “volvió Dante solista”. Mucha gente que no me escuchaba como solista, con los “Niiguiri Sessions” se comenzó a interesar porque siento que es un proyecto honesto, donde se ve gente también tocando sin tanta fanfarria. Dijimos vamos a tocar y vamos a ser reales. La canción “Soltar” ahora con la pandemia la gente volvió a conectarse súper fuerte y me empezaron a llegar covers y covers y covers y la versión de de “Niiguiris” es una de las mejores también, porque los músicos son unos duros, son unos músicos increíbles y cómo lo tocan. La versión original la grabé con la Filarmónica de Praga (República Checa). En “Puñal” hay cuatro canciones que también las grabé con esa Filarmónica y suenan increíbles. Lo de salir vestido de torero es referencia a un torero en la oscuridad que está entrenando a la bestia que es él mismo; es ese soltar ese miedo, el miedo del toro que va a venir y te va a atravesar. Es el estar listo para ser atacado, estar preparado para ser envestido por algo que no lo puedes controlar en la oscuridad; por eso es la idea del torero.

Las canciones de la primera parte de “Niiguiri Sessions” son: 1.- Mi vida, 2.- Humo Digital, 3.- Perdidos en el Paraíso, 4.- Supremacía.

Las canciones de la segunda parte son: 5.- Soltar, 6.- Olvidalo (feat. Julieta Rada), 7.- Mostro, 8.- Funk Warrior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías