La comunidad LGBTQ+ aún lucha contra leyes que criminalizan actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo

Maricela Allende

El Día Internacional del Orgullo LGBTQ+ se celebra cada 28 de junio, es una serie de eventos que organizan los colectivos LGBT y lo celebran de forma pública para instar por la tolerancia y la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

El “Orgullo LGBT” consiste en que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, sin importar cual sea su sexo, orientación o identidad sexuales.

En varios países del mundo aún existen leyes que criminalizan los actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo, debido a los prejuicios sociales que desafortunadamente no se han logrado romper a pesar de la lucha que la comunidad LGBT emprendida desde los disturbios de Stonewall (Nueva York, EU.) de 1969.

En nueve estados caribeños aún existe leyes que las considera un delito, este es el caso de Jamaica, Barbados, Guyana, San Vicente, las Granadinas, Dominica, San Cristóbal y Nieves, todos ellos con leyes vigentes que tipifican las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo bajo los delitos de “sodomía” o “indecencia grave”, mientras que la legislación de Granada lo hace bajo la denominación de “acto contra natura”. Curiosamente, Antigua y Barbuda y Santa Lucía solo consideran ilegales a las relaciones homosexuales entre varones.

Estos son algunos de los métodos más utilizados: la ejecución es, en efecto, la pena más severa que puede imponerse a los actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo cuando las leyes locales tipifican esta conducta como delito, y sigue siendo legalmente posible en varios Estados Miembros de Naciones Unidas. También aplican la tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes, la lapidación y ahorcamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *