Día Internacional del Yoga: La ONU promueve esta disciplina para el bienestar físico y mental

PRNewswire

El yoga es una disciplina física, mental y espiritual que comenzó en la India hace al menos 5000 años, cuya práctica se ha popularizado y adoptado en todos los rincones del mundo.

La palabra yoga, de origen sánscrito, significa “unión”, la unión del cuerpo y la conciencia.

Este año, el Día Internacional del Yoga, celebrado este lunes como cada 21 de junio en coincidencia con el solsticio de verano, encuentra las vidas y los medios de subsistencia de las personas y las comunidades de todo el mundo gravemente afectadas por la pandemia de COVID-19.

Esta emergencia sanitaria ha planteado muchos desafíos para la salud física y mental de la gente.

En muchos casos, las restricciones impuestas por las medidas cautelares agudizaron problemas como el dolor físico, el estrés, la depresión y la ansiedad entre la población en general.

Remanso de calma

Para los practicantes de yoga, el remanso de calma frente a este entorno agobiante ha sido colocarse cotidianamente en su tapete o esterilla y coordinar su respiración y movimientos para estar presentes en el aquí y el ahora, como enseña esta disciplina holística.

La práctica constante del yoga en el tapete, extiende con el tiempo esta ecuanimidad a todas las actividades de la vida.

“El yoga cultiva las formas de mantener una actitud equilibrada en la vida cotidiana y dota de capacidad en el desempeño de las acciones propias”, dijo alguna vez B. K. S. Iyengar, uno de los yoguis contemporáneos más reconocidos.

Como Iyengar, las personas que conocen los beneficios no dudan en afirmar que el yoga es una herramienta poderosa para hacer frente a las presiones y recomiendan su práctica.

Del mismo modo, la ONU considera más relevante que nunca el mensaje del yoga para el bienestar físico y mental en el actual contexto mundial.

Yoga para rehabilitar a pacientes de COVID-19

Afortunadamente, durante la pandemia mucha gente se ha sumado a esta práctica para mantener la salud física y luchar contra el aislamiento social y la depresión.

El yoga también está desempeñando un papel importante en la atención psicosocial y la rehabilitación de los pacientes de COVID-19 en cuarentena y aislamiento, ya que les ayuda a aliviar los miedos y aprehensiones generadas por la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud ha recomendado la práctica del yoga para mejorar la salud en su plan de acción para la actividad física 2018-2030, que busca sociedades más saludables en el futuro próximo.

Las Naciones Unidas declararon el 21 de junio como el Día Internacional del Yoga en una resolución aprobada unánimemente por la Asamblea General en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *