Me curé del COVID con la ayuda de Dios y los amigos, afirma dirigente campesino

Hipólito Contreras

En mi caso me quedan secuelas, me queda una ligera molestia para respirar, gracias a Dios, pero la parte más difícil ya pasó, andamos recuperándonos en términos de que necesitamos terapia, pero todo lo hemos hecho por nuestra cuenta porque los servicios hospitalarios son ineficientes, afirmó Jaime Castillo Ulloa, dirigente de la organización campesina UNORCA.

Uno, dijo, no culpa a las autoridades que hayan traído el bicho, pero sí de que no tienen las medidas suficientes para atender a los enfermos, aquí en la región la gente se sigue muriendo, han muerto varios amigos, familiares, no haya las medidas para poder atender, mucha gente prefiere morirse en su casa que ir a alguna institución gubernamental, yo me atendí en mi casa, fue una bronca conseguir el oxígeno.

Indicó que el Seguro Social instaló una carpa, nadie entra a la unidad de medicina familiar, a los enfermos COVID los mandan a la carpa, pero no cuenta con los insumos necesarios, sólo dan paracetamol y dos o tres productos, no haya un protocolo, que a cada uno le den su paquete de medicinas.

Yo gracias a Dios y al apoyo de los compañeros, me consiguieron unos tanques de oxígeno, algunas cosas son muy caras, en mi caso gasté más de 20 mil pesos para comprar medicamentos, hay varios compañeros que no pueden comprar las medicinas, aquí hay gente contagiada que no han podido conseguir todo como es el oxígeno.

Los enfermos son llevados a Tepeaca, está el Hospital General pero no atiende enfermos COVID, los que tienen síntomas los mandan a Cholula, “las autoridades sanitarias nos dejaron a nuestra suerte, unos han tenido la confianza de ir a los hospitales, otros no, nosotros íbamos a la unidad de medicina familiar 42, donde desde hace tres meses carecen de medicamentos, al campo no lo ven, no forma parte de las estadísticas del gobierno”.

Respecto a la vacuna comentó: “cómo es que hayan vacunado a los siervos de la nación y no a todos los médicos que están en primera línea, aquí en Tecali de Herrera sólo han vacunado a 15 adultos mayores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *