HMO AG presenta su solución B2B para COVID-19 en América del Sur

PRNewswire

HMO AG, especialista en salud digital de Alemania, ha promocionado con éxito sus soluciones B2B para la advertencia a distancia y el rastreo de contactos en relación a la pandemia de la COVID-19 en Europa, y ahora las está expandiendo a América Central y del Sur.

BudyGuard® es un concepto de dos etapas:

Primero, se utilizan balizas inteligentes basadas en BLE 5.1 para la advertencia de distancia. Las balizas llamadas “Budies” miden la distancia entre las personas y activan una alarma (vibración, LED, sonido) si no se mantiene la distancia mínima recomendada de un metro y medio o dos metros. De esta manera quien tiene la baliza, que se puede utilizar en la manga o como collar, recibe la advertencia y puede alejarse a una distancia segura. Con esta simple medida, el riesgo de una posible infección se reduce significativamente.

Además, los “Budies” recuerdan los encuentros registrados. El Budy puede almacenar directamente hasta 10.000 encuentros.

Al utilizar el software de BudyGuard®, las cadenas de contactos se pueden almacenar de forma cifrada en un ambiente de nube seguro que se crea de manera individual para cada cliente.

Si un empleado o visitante se infecta con COVID-19, se puede crear la lista de contactos con solo un clic e informar a todas las personas de la lista de manera automática o personalmente.

Para áreas de trabajo en las que los empleados deben trabajar juntos en un espacio reducido, los Budies se pueden agrupar de manera que no activen las alarmas dentro de su propio grupo.

“Queremos ayudar a las empresas a retomar sus operaciones productivas rápidamente y que la pandemia por COVID-19 las afecte lo menos posible. Las reacciones a nuestra solución han sido extremadamente positivas, y estamos deseosos de expandir nuestra base de clientes”, afirma Roy von der Locht, jefe de operaciones de HMO AG.

Primeros clientes en México

La empresa ya ha conseguido sus primeros clientes en México. BudyGuard® está siendo utilizada por un gran proveedor automotor en sus fábricas en Puebla y Zitlaltepec. Cada uno de los 1.500 empleados que trabajan en las instalaciones han sido equipados con un Budy. La solución de escritorio se utiliza para el rastreo de contactos.

Una empresa farmacéutica también ha realizado un pedido para dos fábricas en México y tres más en Brasil.

“Desafortunadamente, el índice de infección aún es muy alto en América Central y América del Sur en particular. En esta situación, es importante detener las cadenas de transmisión en la propia empresa rápidamente para evitar cerrar las plantas. El daño que genera cerrar una planta es inmenso y es algo que se debe evitar a toda costa”, agregó Roy von der Locht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías