Eduardo Rivera Pérez: Ni enemigo ni aliado del gobernador Barbosa

Debate

Por Roberto Desachy

Luis Miguel Barbosa Huerta y Eduardo Rivera Pérez coincidieron como diputados federales en el trienio 2000-2003 y, algunos años después, en el 2017, ambos sufrieron la embestida legal y política del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

Miguel Barbosa Huerta

Es cierto que – cuando el Congreso local de mayoría morenovallista inhabilitó y multó a Rivera Pérez por presuntas anomalías en su cuenta pública como alcalde de Puebla- hubo un acercamiento político de Eduardo con representantes de Morena y que, incluso, se llegó a especular con que podía ser uno de los candidatos amlistas en el 2018.

Pero lo real es que ese año Eduardo Rivera no contendió por Morena, sino por el PAN y, aunque perdió, tiene una posibilidad real de competir por tercera vez en Puebla capital. El ex presidente municipal de la Angelópolis no es enemigo del gobernador Barbosa, pero tampoco son aliados, ni es su “plan b” para el 2021 en la alcaldía, como lo quiere hacer ver la dirigente del blanquiazul, Genoveva Huerta.

Eduardo Rivera Pérez

En el año en que Miguel Barbosa lleva como titular del Ejecutivo estatal no ha tenido ninguna reunión pública o personal con Eduardo Rivera. Soltar la versión de que es el “plan b” del mandatario llevó –según los riveristas- la intención de generarle un desgaste político al interior del PAN y favorecer a quien los allegados del ex presidente municipal ven como el supuesto preferido de Genoveva Huerta para ser candidato el año entrante: Fernando Manzanilla.

Genoveva Huerta Villegas

Apoyado por Marko Cortés y Jesús Zaldívar, Eduardo Rivera tendrá en Genoveva Huerta uno del los principales obstáculos para contender –y ganar – nuevamente la alcaldía de Puebla: Eduardo Rivera negó tener algún pacto político con Morena o el gobernador Barbosa

JAVIER CASIQUE ZÁRATE, ARTÍFICE DE NÉSTOR CAMARILLO MEDINA EN EL PRI ESTATAL

Menos de un año duró el todavía diputado local Javier Casique Zárate al frente del PRI estatal, porque -en cuanto el partido se “consolidó” como el 3er lugar en las preferencias electorales tanto en Puebla como en el país-le quitaron el cargo, que le alcanzó para obtener la curul que hoy tiene, aunque también le hayan quitado la coordinación de los legisladores priístas para sustituirlo por el antorchista Nibardo Hernández: Nibardo Hernández nuevo coordinador del PRI en el Congreso .

Javier Casique

Pero no cabe duda de que el dirigente nacional priísta, Alejandro Moreno Cárdenas, “alito”, considera a Casique Zárate como su gente de mayor confianza en Puebla, no solamente desde que lo nombró secretario de Asuntos Electorales del CEN tricolor, sino por la llegada de Néstor Camarillo Medina como presidente del partido en Puebla, a pesar de que todo apuntaba a que la dupla llamada “Los Erikos” (Erika Lima y Erik Salgado) quedarían al frente del PRI.

Néstor Camarillo

Como dice el clásico, “la pandemia les vino como anillo al dedo” a Alejandro Moreno Cárdenas imponer a Néstor Camarillo e Isabel Merlo como presidente y secretaria general del PRI en la entidad por designación directa. Merlo Talavera fue la coordinadora de “Alito” en la campaña interna. Con ello, la deuda de lealtad está cubierta.

Los “erikos” se disciplinaron a la decisión de Alejandro Moreno y, con ello, se espera que obtengan posiciones políticas en el Comité Directivo Estatal y/o candidaturas en el 2021. El ex subsecretario del Transporte durante el gobierno marinista Lázaro Jiménez, fue otro de los que impulsó a Néstor Camarillo: Dan espaldarazo los “Erikos” a Néstor Camarillo al frente del CDE del PRI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías