Y que el destino nos alcanza: Mientras los poblanos inundan las calles, IMSS e ISSSTE ya se saturaron

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Desde el pasado 12 de abril, el gobernador Miguel Barbosa Huerta emitió el primer decreto para hacer obligatorio el uso del cubreboca en el estado y, 3 meses y medio después, todos los días aprovecha las ruedas de prensa para insistirle a la gente que lo lleve, mantenga la sana distancia y respete el confinamiento lo más posible.

Miguel Barbosa

Pero, también desde el principio, miles de poblanos demostraron irresponsabilidad y una falta total de civilidad y se negaron a acatar las medidas sanitarias, siguieron –y siguen-en las calles y basta ir al zócalo y/o parque de cualquier municipio para comprobar que la gente anduvo –y anda- de paseo: Desidia e incredulidad mortales: los poblanos seguimos aferrados a contagiarnos de Covid-19

Aunque muchas personas, hay que decirlo, asumieron la contingencia y se cuidaron, los irresponsables ganaron y, pese a que quizás no sea Las unidades médicas del IMSS tienen el mayor número de pacientes con covid-19 en Puebla: Martínez García mayoría, ya saturaron muchos hospitales covid19 públicos del IMSS e Issste, como se temía:

Fuentes confiables comentaron a Desde Puebla que el IMSS San José se llenó desde hace 2 o tres semanas, también La Margarita. Los afortunados pacientes que encuentran lugar en el necesarisimo instituto tienen que ser trasladados a Metepec, que pronto podría colapsar llenarse.

IMSS San José

VERANO PELIGROSO…Y MORTAL

Respecto al IMSS, aunque quizás haya cama, falta personal médico para atender a pacientes Covid19. San José tiene el 2do piso disponible, pero muchos galenos se niegan a ver enfermos de Coronavirus y renuncian. Se calcula que la dependencia tiene una ocupación cercana al 95 por ciento…y subiendo.

No solamente el Covid19 genera estragos en el generoso instituto, ya que muchos llegan con estrés, ansiedad, deprimidos, etc, después de haber sido cesados en sus trabajos. A los más afortunados les conceden algo denominado “Conservación de Derechos”, pero que solamente les garantiza el servicio por 45 días: Terrorífico escenario del IMSS Puebla: La Margarita, colapsado; San José, a punto de lo mismo; Metepec, al 50% de su capacidad y cada vez con más pacientes.

Mientras en Puebla cada vez más gente sale a la calle por gusto y/o necesidad o, tal vez, ni siquiera se sometió nunca al confinamiento, en el Issste tampoco hay buenas noticias, debido a que su ocupación hospitalaria está llegando al peligroso nivel del 90%: Hay en el ISSSTE 60 trabajadores contagiados de Coronavirus.

Y las previsiones para agosto son negativas, ya que se espera un incremento en la curva de contagios. Si bien nos va, se alcanzaría una meseta en la que no aumenta, pero tampoco se reduce la cantidad de enfermos.

Y el gobierno federal sigue sin voltear a ver a Puebla, pese a los más de 1 millón 800 mil votos que la entidad le dio al presidente López Obrador en las elecciones concurrentes del 2018, ya que el “apoyo” que la secretaría de Salud federal ha mandado es “simbólico”, por no decirle mísero. Lo peor está por venir.

¿Y SI MIGUEL BARBOSA HUBIERA CEDIDO A LAS PRESIONES PARA ACEPTAR EL SEMÁFORO NARANJA?

Pese a ser Puebla capital uno de los municipios del país con más casos de Coronavirus y a que el estado se mantiene como el 5to con la mayor cantidad de enfermos (18 mil 420, según cifras del sábado 25 de julio de la secretaría de Salud federal), el gobernador Miguel Barbosa ha enfrentado innumerables presiones –tanto de otros niveles de poder público como de empresarios y grupos de poder- para abrir la economía y que la entidad pase a semáforo naranja: Reporta la Secretaría de Salud federal 400 casos nuevos de coronavirus para Puebla

Y no les falta razón, porque el frenón a la vida productiva ha provocado cierres de negocios, pérdidas de empleos y una cascada de consecuencia negativas, que solamente se conocerán a cabalidad cuando amaine el temporal y, por fin, sea posible retomar la actividad económica con algo de garantías en materia de salud: Puebla, único estado en el que no se han abierto hoteles y restaurantes, afirma presidenta de CANIRAC

Quizás el propio Miguel Barbosa se haya visto tentado a aceptar que Puebla fuera considerado como semáforo naranja por la secretaría de Salud federal, durante los pocos días en que parecía que el estado estaba en una especie meseta pandémica, donde los contagios no se reducían, pero tampoco aumentaban.

Incluso, el IMSS determinó que el 9 de julio abriría sus guarderías sin los menores y el 20 de este mes ya se aceptaría a los niños. Pero el gobernador no escuchó el canto de las sirenas, aguantó presiones, mantuvo la línea de cuidado a la salud y se negó a sacar al estado del semáforo rojo.

PUEBLA: REBROTE SIN APERTURA

Mientras arreciaban las presiones, tanto de empresarios como – quizás- algunos sectores del gobierno federal para que permitiera el reinicio de la vida productiva, Barbosa Huerta respondió que Puebla retomaría el camino a la normalidad cuando el semáforo bajara a naranja y alertó que varios estados se apresuraron a abrir la economía, lo que generó un rebrote de contagios que les obligó a volver a cerrar negocios: Puebla, todavía sin condiciones para abrir su economía, subrayó el gobernador Barbosa

Y tuvo razón, porque el viernes 24, el propio Miguel Barbosa admitió que los contagios y el nivel de positividad en las pruebas de los casos conocidos como “sospechosos” volvieron a repuntar: Video desde Puebla: Gobernador Barbosa revela que los contagios de coronavirus volvieron a repuntar

Además, aunque el subsecretario federal de Salud no lo ha dicho, todo apunta a que agosto será el peor mes de la pandemia por el cúmulo de enfermos, la saturación de los hospitales y –también-las consecuencias del frenón productivo, que cada vez son peores.

Así que, efectivamente, nadie puede negar que las cosas siguen bastante mal en los rubros de salud y economía. Pero, sin duda, habrían sido peores si se hubiera accedido a la exigencia de reabrir todos los negocios, porque la sociedad habría recibido de su gobierno el mensaje de que “ya todo está bien, ya pueden salir”, cuando no era cierto: Video desde Puebla: Gobernador Barbosa advirtió que se retomarán las actividades cuando sea seguro y no por presiones

 

 

Desde el 9 de julio, IMSS pretendía abrir las guarderías de Puebla

 

Desde el 9 de julio, IMSS pretendía abrir las guarderías de Puebla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías