Miles de peregrinos acuden al Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe “la Villita”

Jorge Barrientos

Como cada año, el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe, llamado también “La Villita”, ubicado en la avenida Reforma y 11 norte, junto al Paseo Bravo, como ya es costumbre, está listo para recibir a miles de fieles que acuden a visitar a la Virgen María de Guadalupe.

Debido a la gran cantidad de personas, más de 20 mil, que acuden al santuario, solamente se hacen 3 misas el 12 de diciembre: la primera a media noche, la segunda es la de aurora, a las 6 de la mañana; y la última a las 8 de la mañana.

Como parte de los festejos de la Virgen de Guadalupe, miles de peregrinos acuden para pedir a la Morenita un año más de vida, salud y algunas otras peticiones materiales.

Las familias vistieron a los menores del indio Juan Diego Cuauhtlatoatzin y de “inditas”, como parte de la tradición popular de este día. Además, de consumir antojitos típicos, como molotes, atole, tamales, y las tradicionales chalupas que venden en puestos colocados en la zona.

Devoción a la Virgen de Guadalupe

Como lo ha venido haciendo desde hace ya más de 5 años, la señora Cecilia Bautista, acudió desde muy temprano a visitar a la morenita del Tepeyac, para agradecer el nacimiento de su hija, a quienes los médicos no le auguraban se lograára ya que desde su formación le fue detectado un mal congénito, por lo que en su desesperación y sufrimiento le pidió a la Guadalupana le hiciera el milagro de que su hija se lograra, y cuál fue su sorpresa que, al dar a luz, la niña nació sana.

Por su parte la señora Guadalupe Díaz, agradece todos los favores recibidos a lo largo de este año, y le pide que la siga bendiciendo para el próximo año que estamos por iniciar.

A decir del padre José Merino Benítez “no se puede llamar cristiano, sino honramos a la madre de Jesús”, es decir que quienes son fieles de la virgen María, no solamente deben centrar su cariño y respeto por ella, sino también por su hijo y viceversa, no debe ser una fe o creencia por separado.

Es importante señalar que ambos sitios estuvieron resguardados por las autoridades de Protección Civil, Seguridad Pública y Tránsito Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías