Eduardo, neurótico, “mostraba los síntomas pero no sabía qué era”

Hipólito Contreras

“Mi nombre es Eduardo y soy neurótico, llegué el grupo con muchos síntomas que no sabía que los tenía, llegué con un diagnóstico de depresión mayor que me diagnosticó un siquiatra, me empecé a sentir más triste de lo normal, me sentía apático, desganado, pero ese día fue particularmente especial”.

“Salí a la calle y empecé a ver todo muy triste, muy gris. Muy vacío, esto empezó a acompañarse de ideas que no era mi voluntad tener, empecé a sentir miedo a la muerte, miedo tal vez de que mi mamá falleciera, que mi hermano tuviera un accidente, que yo mismo tuviera un accidente o que muriera, empecé a imaginarme cómo iban a pasar las cosas”.

“Eso me llenó de mucho miedo, no es algo bonito, no es como los sueños de un joven de 17 años, es la edad que tenía en ese momento, iba a la escuela, practicaba el fútbol, todo eso se empezó a ser muy vacío, perdí el interés a estas actividades, dejé de convivir con mis amigos, empecé a tener crisis de pánico, crisis de ansiedad, había momento que no sabía que era eso, por eso llegué con el especialista, me dijo que tenía una enfermedad que necesitaba tratar, pero con el paso de algunos meses de estar acudiendo a la terapia no me sentí bien, empezamos a ir a una instancia de gobierno donde es poca la atención porque haya mucha gente, la doctora me dijo que aparte de los síntomas empecé a tener muchos mareos, empecé a dejar de dormir, a perder el apetito, tenía dolores que no sabía por qué, dolor en la espalda, las piernas, como si hubiera trabajado todo el día o entrenado todo el tiempo”.

“El médico general me hizo todos los estudios necesarios, salí normal, todo estaba bien, el cardiólogo me dio de alta, me dijo no tienes nada, lo que muestras está bien, tu problema es emocional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías