Entrevista a José Pablo Minor, quien da vida a Miguel en la nueva versión de “Cuna de Lobos”

Por Mino D’Blanc

José Pablo Minor da vida a Miguel en la nueva versión de “Cuna de Lobos”, que forma parte de “Fábrica de Sueños”, antología de dramas seriados, realizada con los más altos estándares de calidad en formato de 25 capítulos, que reinventa las telenovelas más exitosas de las últimas décadas.

La nueva versión de “Cuna de Lobos” es una producción de Giselle González y se estrenará el lunes 7 de octubre a las 21:30 horas por “Las Estrellas”.

José Pablo Minor es oriundo de la ciudad de México, vivió parte de su infancia en Cancún, Quintana Roo. A los 13 años se inició en el mundo del modelaje. En 2010 entró a estudiar actuación en el CEA de Televisa y se graduó en 2012. En ese lapso actuó en varias obras de teatro escolares y obtuvo pequeñas apariciones en telenovelas como “Miss XV” y “Mentir para vivir”. En 2014 obtuvo el segundo lugar en el certamen “El Modelo de México”, versión masculina de “Nuestra Belleza México”. Ese mismo año fue invitado por Lupita Jones a representar a México en el certamen mundial de belleza masculina “Mister Mundo”, que se llevó a cabo en Torbay, Inglaterra del 30 de mayo al 15 de junio del mismo año y en el que obtuvo el tercer lugar. Ha actuado en telenovelas como “La tempestad”, “Sin rastro de ti” (nominado al premio TVyNovelas como “Mejor Actor Juvenil”), “Enamorándome de Ramón”. “Qué pobres tan ricos”, “Muchacha italiana viene a casarse”, “Pasión y poder” (ganador del premio TVyNovelas como “Mejor co-estelar) y “Mi marido tiene familia”. Ha actuado en “Cómo dice el dicho” y “Gossip Girl Acapulco”. Fue conductor del programa “Zona Trendy México”. En cine actuó en la película “Plan Virgen”. A principios de 2018 fue elegido por la marca siciliana “Dolce & Gabanna” presentándose en la “Semana de la Moda Masculina en Milán”, para modelar los looks de la colección masculina Otoño-Invierno 2018, convirtiéndose en el tercer mexicano hombre en modelar para tan importante marca.

En relación a Miguel, personaje que encarna el actor en “Cuna de Lobos”, es un licenciado en Arquitectura graduado en la Universidad de Boston. Ganó la beca Bauhaus para realizar la maestría en Alemania. Su mayor ambición profesional es convertirse en uno de los arquitectos emblemáticos de México. A nivel personal sueña con formar una familia homopaternal al lado de Alejandro Larios, el amor de su vida, venciendo todos los prejuicios sociales.

Platicamos con José Pablo Minor, gracias a las finas atenciones de la licenciada Denisse

MD’B: Comenzaste desde bebé en las telenovelas.

JPM: Sí, y he tenido un buen receso en el medio. Mi primera participación fue en 1¿T991 en “Muchachitas”, haciendo al bebé Nicolás.

MD’B: ¿Tenías familiares en el medio?

JPM: Mi mamá tenía una amiga que trabajaba en Televisa. Me llevaron de bebé al casting y lo demás es historia. Mi carrera ha sido un trayecto muy curioso, pero bonito. No sabía que quería hacer esto; estudié aviación y ya que había terminado la carrera y me tocó ejercerla, fue cuando tronó “Mexicana”; mi familia trabajaba ahí. Comencé con el modelaje. Soy muy cinéfilo, siempre veo cine, me encanta. Por X o Y fui al casting al CEA; el primer filtro era entregar mi hoja con mis datos, a los 15 días me llamaron para el segundo filtro y luego al otro y quedé. Cuando comencé las clases tuve una maestra que hizo que me enamorara de ello.

MD’B: Te ha ido muy bien en el terreno actoral y del modelaje, no solo en México, sino en otros países como Italia. Ahora estás en Colombia; ¿tienes algún proyecto en ese país?

JPM: Estoy tomando un tiempo para el crecimiento, para el estudio. Estoy estudiando cuestiones de fotografía, de actuación.

MD’B: ¿Cómo llegó “Cuna de Lobos” a tu vida”?

JPM: Estaba terminando un proyecto que hice en Chile. Me invitaron al casting para la telenovela. Yo conocía por nombre lo que había sido y sabía que ha sido la más exitosa de todos los tiempos. Al saber que fui invitado, me metí a estudiar la historia, me interesó mucho, me preparé para el casting y quedé.

MD’B: ¿Qué le aprendes a Miguel y qué tienes del personaje?

JPM: A mí lo que me gustó de Miguel es el hecho de contar su historia. En el momento en que no está en la relación y deja de respetarse a sí mismo para vivir a costas de la aprobación del otro, es gravísimo. Esa es una necesidad de contar esa parte de la historia y por el otro lado, siento que el problema fuerte de Miguel es la familia de Alejandro, su pareja. Es alguien que se acepta, es exitoso, trabaja, tiene una pasión. En el interior no está bien porque no tiene una aprobación, un lugar en realidad. Estar viviendo en una mentira para complacer a otra persona es fracturar en mucho una relación. Le aprendo mucho de no entregar el poder en una relación. Debe haber respeto en ambas partes. Alguna vez me vi ahí y al paso de los años, me toca contar esta historia en una telenovela. El amor propio es algo que nunca debe faltar. Yo he sido como obsesivo en ciertas cosas, como el llamar la atención de una persona en específico. Por ejemplo, Miguel no tiene mucha luz, es humano y tiene esa necesidad de atención, de aprobación, y cuando sucede eso, generalmente la persona termina actuando mal.

MD’B: ¿Por qué el público que vio la versión original de “Cuna de Lobos” y por qué el público que no la vio, deben ver esta nueva versión sintetizada a 25 capítulos?

JPM: Porque desde el primer capítulo pasan muchas cosas, lo que la hace muy atractiva. Cada capítulo es muy intenso. Al que le gusta el drama le va a caer bien. El elenco que tiene son personas que admiro mucho y hay buen cobijo y que está muy interesante. Siento que Catalina Catalina Creel, interpretado por Paz Vega, es un personajazo. Esta historia tiene una manera de resolver las cosas que sí es digna de ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías