Padres de Familia Desconcertados con Empresas de Transporte Escolar.

René R. Coca.

•       En este ciclo escolar ofertan el servicio sin certeza de estar
certificados.
•       La Delegación del Transporte en el Soconusco silente ante la duda de
la población.

Tapachula, Chis; SEP. 04 (interMEDIOS).- Aun cuando las autoridades
carecen de la difusión del reglamento que norma el transporte escolar en
la entidad chiapaneca, y con ello dejar bajo el criterio del padre de
familia su contratación; la mayor parte de quienes hacen uso de este
servicio dijeron que lo contratan comercialmente con quienes van a
ofrecer sus servicios fuera de las escuelas, sin embargo desconocen si
las empresas están debidamente certificadas ante las dependencias y si
poseen algún seguro de vida para los estudiantes que viajan en los
vehículos.
Ante el regreso a clases, padres de familia que trabajan o que no
cuentan con el tiempo para trasladar a sus hijos del hogar a la escuela
y viceversa, se han visto en la necesidad de contratar los servicios de
quienes ofertan el transporte escolar; sin embargo, la contratación la
hacen por recomendación boca a boca de algún familiar o amigo, sin saber
realmente los requisitos que deben cumplir los transportistas para el
traslado de los estudiantes, donde solo se basan en el precio y lo que
les dice el encargado.
En este sentido, acudimos a las escuelas particulares en primer término,
que son quienes tienen el recurso para contratar los servicios, donde la
mayoría de estas unidades carecen de un espacio para poderse estacionar
y abordar o descender al alumnado sin ningún tipo de riesgo; asimismo,
el conductor tiene que hacer la función de abrir y cerrar puertas para
llevar a los usuarios a la puerta de la escuela cuando son varios, sin
que nadie lo auxilie; además de que cuando se trata de un alumno, lo
baja sin estacionarse en un lugar adecuado donde el pequeño solo camina
o corre hasta entrar al colegio.
Dentro de las irregularidades captadas es que el conductor no conserva
una velocidad adecuada en consecuencia de que en su recorrido se retrasa
–por diversas circunstancias- lo que hace que se exceda la velocidad e
inclusive se pase el alto, lo que pone en riesgo a los alumnos que van
en la unidad, en ocasiones con más ocupantes de lo permitido.
Por parte de la Secretaría del Transporte en el Soconusco, se desconoce
el número de unidades y empresas autorizadas para ofrecer el servicio de
transporte escolar, también se carece de las normas que los regula, las
cuotas permitidas y el tipo de seguro que deben tener los usuarios al
momento de la contratación.
Además, en este ciclo escolar que inició, han aparecido más personas y
“empresas” que ofertan sus servicios inclusive por internet, lo que al
padre de familia lo pone en desconcierto para lo cual solicitaron
ampliar la información oficial y de esta forma tomar una decisión bajo
convicción de lo que más le satisfaga de acuerdo a la calidad del
servicio. (iM-rrc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías