80 por ciento de la población del país es pobre y no tiene acceso a la canasta básica

Hipólito Contreras

El 80 por ciento de la población ocupada en México no puede adquirir una Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) debido a los salarios precarios, lo que coloca a esta población en pobreza extrema. El Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México hizo un análisis de los trabajadores cuyos ingresos son insuficientes para adquirir la canasta básica.

El estudio se hizo con referencia al IV trimestre de los años 2006, 2012, 2018 y 2020, estos períodos están representados por gobiernos del PAN y PRI, durante los que se hicieron reformas laborales y dieron más poder a las empresas de subcontratación. En el 2018 retornó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la gestión de Enrique Peña Nieto, olvidó a la clase trabajadora.

El estudio analiza el 2020 con el gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) con Andrés Manuel López Obrador. Con los datos recabados se concluye que hasta el momento ninguno de estos gobiernos ha ayudado a la clase trabajadora.

El sur del país es el más afectado. En Chiapas un millón 189 mil trabajadores ocupados en pobreza extrema, en Oaxaca 993 mil 494 trabajadores ocupados en pobreza extrema, Puebla con 1 millón 402 mil trabajadores ocupados en pobreza extrema, Guerrero con 755 mil 788 trabajadores ocupados en pobreza extrema, estados que históricamente se han sometido a condiciones de marginación y miseria.

Al final del sexenio de Felipe Calderón, la tendencia observada es hacia una generalización con 32 millones 315 mil pobres

En los estados del norte del país, considerados como los bastiones de la burguesía industrial local, la miseria aumentó, impactando de forma grave el nivel de vida de los trabajadores. “Por ejemplo, Durango registró 482 mil 60 trabajadores ocupados en pobreza extrema, Tamaulipas, con 932 mil 976 trabajadores ocupados en pobreza extrema.

En el centro del país en la capital hay un total de 2 millones 190 mil 850 trabajadores ocupados en pobreza extrema, en tanto en el sureste mexicano, se agudizó la miseria al alcanzar niveles como los de Chiapas con el 84.4 por ciento, Guerrero 83.6 por ciento, Oaxaca 79.2 y Yucatán 76.6 por ciento.

En administración de Enrique Peña Nieto, la población se siguió empobreciendo, aumentó a poco más de 37 millones, que comparando la cifra con el 2006, que era de 18 millones 554 mil 765 trabajadores ocupados en pobreza extrema, representó que se duplicara la miseria en los trabajadores ocupados en México.

En lo que va del gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la población ocupada en pobreza extrema a nivel nacional ascendió a 41 millones 567 mil 104 personas, del 2018 al 2020 se materializó un aumento de 12.19 por ciento. En los dos primeros años del actual gobierno se incorporaron a las filas de la pobreza extrema 4 millones 519 mil 89 trabajadores ocupados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *