Sonda espacial china captura sus primeras imágenes HD de Marte; así luce el Planeta Rojo

MILENIO

Marte es el nuevo centro de muchas de las misiones de exploración espacial, y ahora La CNSA (Administración Nacional del Espacio de China) publicó las primeras imágenes orbitales de alta definición de la superficie del Planeta Rojo tomadas por la misión Tianwen 1 y no podrás creer cómo luce.

Dos imágenes en blanco y negro con una resolución de 7 metros fueron tomadas por la cámara de alta definición en el orbitador de Tianwen 1 cuando la sonda estaba a unos 330 a 350 kilómetros sobre la superficie marciana. Los cráteres, las crestas de las montañas y las dunas de arena del Planeta Rojo son claros en las imágenes.

Una tercera imagen en color fue generada por otra cámara en el orbitador, que muestra el polo norte de Marte, informa la CNSA.

Tianwen 1 fue lanzada por un cohete portador de carga pesada Larga Marcha 5 el 23 de julio desde el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan.

La sonda de 5 toneladas métricas, que consta de dos partes principales, el orbitador y la cápsula de aterrizaje, ha volado durante 224 días y unos 475 millones de kilómetros. Actualmente, se encuentra a unos 212 millones de kilómetros de la Tierra.

Entró en su órbita de estacionamiento preestablecida sobre Marte el 24 de febrero y volará en esta órbita durante aproximadamente tres meses antes de lanzar su cápsula de aterrizaje.

¿Qué busca la misión espacial china en Marte?
Las siete cargas útiles de la misión en el orbitador se activarán gradualmente durante la estadía de la sonda en la órbita de estacionamiento para llevar a cabo tareas científicas y también para observar y analizar las formas terrestres y el clima del lugar de aterrizaje óptimo.

El objetivo final de la misión Tianwen 1 es aterrizar un rover en mayo o junio en la parte sur de Utopia Planitia de Marte, una gran llanura dentro de Utopía, la cuenca de impacto reconocida más grande del sistema solar, para realizar estudios científicos.

Con un peso de unos 240 kilogramos, el rover, que aún no ha sido nombrado, tiene seis ruedas y cuatro paneles solares y es capaz de moverse a 200 metros por hora en Marte. Lleva seis instrumentos científicos, incluida una cámara multiespectral, un radar de penetración terrestre y un medidor meteorológico, y se espera que funcione unos tres meses en el planeta.

Si la máquina altamente autónoma funciona bien, se convertirá en el sexto rover de la humanidad desplegado en Marte, siguiendo a sus cinco predecesores de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *