Urge cuidar el agua en la zona metropolitana de Puebla, advierte investigador

Hipólito Contreras

Si no cuidamos el agua, en unos 20 años o menos puede haber una situación complicada en la zona metropolitana de Puebla, esto obligará a que se perforen más pozos a mayor profundidad con lo que se van a incrementar los costos de extracción, afirmó el investigador Fabián Baltasar Nieto

El otro asunto preocupante, dijo, es la disminución del agua y la administración de la misma, es un asunto complejo con la participación de diferentes actores. En algunas zonas hay situaciones críticas, la disponibilidad del agua va a disminuir en los próximos 20 y 30 años o menos.

Otro tema preocupante, señaló, es la contaminación del agua, a mayor profundidad hay más contaminantes, pero también a nivel superficial por los contenedores de basura, muchos mantos acuíferos están contaminados, se está distribuyendo agua que no tiene la calidad adecuada, en la zona sur llega el agua con mucho sarro, lo que provoca que se tapen tuberías, lo que obliga a comprar el agua para hacer la comida porque no se puede consumir, lo que incrementa el costo.

Lo que es un derecho fundamental al agua, el derecho a la vida, vemos que se privatiza, hay muchas formas del uso del agua, el uso doméstico, industrial y agrícola, todos esos usos generan contaminantes, todo lo que se produce en el campo se viene a las ciudades.

El uso industrial y de servicios, por ejemplo, los hospitales, restaurantes, la industria automotriz, también generan residuos contaminantes, el uso residencial o doméstico también se contamina los mantos acuíferos.

La racionalización del agua es un fenómeno de exclusión social, en algunas zonas residenciales no tienen escasez de agua, debe ser equitativo el consumo, en zonas populares hay escasez, lo que lleva a las familias a comprar pipas que tienen un valor promedio de 500 pesos, lo que representa exclusión, marginación.

Lo que también es una situación crítica, agregó, es la alta venta de agua embotellada, es muy cara, hasta 12 pesos el litro, las empresas están agotando los mantos acuíferos.

Expuso que en la recarga de los mantos acuíferos es poco lo que se hace, necesitamos reforestar para que el ciclo vital del agua empiece a funcionar, se está metiendo concreto todos, la tierra necesita respirar y recargarse, las reservas de agua se están agotando.

Puebla capital, señaló, ha perdido mucho bosque, quedan pacas áreas como Amalucan y Flor del Bosque, la Malinche está en una situación crítica, la zona urbana avanza hacia esta zona.

Hay un programa, pero no es suficiente, para que esta situación se revierta necesitamos reforestar, se tiene que trabajar por ejemplo en la cosecha de lluvia como una alternativa en todos lados, como por ejemplo en la industria, en los edificios públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *