El caso del chico que fue a la fiesta a arreglarlo con su novia y acabó muerto

Luis Andrés Colmenares y Laura Moreno

EL PAÍS

La tarde del 30 de octubre de 2010, el joven universitario de Bogotá Luis Andrés Colmenares dudaba si acudir o no a la fiesta de Halloween en la discoteca Penthouse. Llegó a redactar una lista de pros y contras, y en los pros escribió: “Arreglar el problema con Laura”. Ella era una adinerada compañera de clase con la que salía desde hacía pocas semanas. Decidió ir: varias fotos le muestran disfrazado de diablo y a Laura Moreno de Minnie Mouse, divirtiéndose junto a varios amigos. Horas después, el cadáver de Luis Andrés aparecía en un río. Así se inicia uno de los casos más mediáticos de los últimos tiempos en Colombia.

Aunque en un inicio su muerte fue considerada un accidente provocado por la ebriedad, la familia Colmenares contrató una investigación forense particular después de que la madre de Luis Andrés declarase que se le había aparecido su hijo en sueños susurrándole: “Mami, la prueba está en mi cuerpo, búsquenla”. La conclusión fue mucho más dramática: asesinato.

Se esgrimió que el joven había muerto tras una brutal paliza y que su cadáver solo fue arrojado al agua horas después de muerto. Siguieron varios juicios al exnovio de Laura, Carlos Cárdenas, la teoría de que los escoltas de la joven habían acabado con el estudiante, contradicciones en los testimonios, falta de pruebas y la absolución tanto de Cárdenas como de Laura Moreno y Yesi Quintero, otra amiga que había salido aquella noche. Tras el último juicio en 2017, la versión oficial es que la muerte de Luis Andrés Colmenares se produjo de forma accidental, pero la fiscalía y la familia mantienen la teoría del asesinato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías