Acusan a la empresa Agua de Puebla por no operar las plantas de tratamiento

Hipólito Contreras

La planta de tratamiento número cuatro que maneja la empresa Aguas de Puebla genera aguas residuales sin ningún tipo de tratamiento que van al río Atoyac, esto además de constituir un acto de negligencia, convierte a esta planta en un foco de contaminación ambiental durante alas 24 horas del día, denunció Manuel Carmona Sosa, del Movimiento Antirreeleccionista de Puebla.

Informó que el pasado 21 de julio el asesor inmobiliario de nombre Ignacio Mendoza Aguirre, de 32 años, falleció cuando lo tragó la espuma contaminante que desemboca en las inmediaciones de la presa de Valsequillo.

Indicó que aunque el activista y medio ambientalista Francisco Castillo Montemayor señaló que esto era culpa de la empresa Agua de Puebla, la misma lo descartó.

Contamos, dijo, con los elementos suficientes para demostrar que la nube tóxica se origina en la planta de tratamiento de aguas residuales número cuatro denominada San Francisco, localizada en la calle Kepler 405 en la reserva territorial Atlixcayotl.

Explicó que aunque esta planta fue construida por el SOAPAP forma parte del equipamiento de la empresa Agua de Puebla, que recibe una concesión por 30 años el servicio de agua y saneamiento, es la que opera la planta y es responsable del control y funcionamiento de la planta.

La empresa, dijo, descalificó al técnico en asuntos ambientales Castillo Montemayor, al mismo tiempo que 72 horas después de haber fallecido el asesor inmobiliario, la empresa culpó por la emisión de contaminantes que formaron la nube contaminante a todas las empresas de Puebla y Tlaxcala, con lo que pretendieron lavarse las manos y cubrirse con un velo de impunidad.

Indicó que por una investigación y recorridos que se hicieron en las instalaciones hidráulicas que opera la empresa que una de sus plantas es la responsable de la nube de espuma tóxica contaminante, “contamos con fotografías, vídeos, testigos y que ponemos a disposición de las autoridades y dependencias ambientales para que procedan legalmente en contra de esa empresa por su negligencia criminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías