Dengue y COVID-19 presentan síntomas parecidos, señala el IMSS

Hipólito Contreras

En esta época de lluvias existe un alto riesgo de contraer los virus del COVID-19 y Dengue al mismo tiempo, por ello el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con protocolos de atención integral para garantizar a los pacientes con estos padecimientos infecciosos un diagnóstico, tratamiento y seguimiento a su enfermedad.

El doctor Sergio Gutiérrez Hernández del Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional (CMN), señaló que los virus detonantes de ambas enfermedades provocan síntomas similares como fiebre, dolores musculares, de cabeza, garganta y en los ojos.

Explicó que los padecimientos virales pueden ocurrir de forma simultánea e incrementar el riesgo de desarrollar complicaciones, respiratorias en el caso del virus del SARS-CoV-2, y/o circulatorias si se trata del Dengue, agravar el estado de pacientes susceptibles, con colapso del sistema circulatorio, falla de diferentes órganos y en conjunto provocar la muerte.

Indicó que, a fin de prevenir esos escenarios, en el IMSS se implementan las medidas de soporte, tratamientos de emergencia médica, para riñón, hígado y aparato respiratorio, evitar alteraciones de la coagulación, ya sea micro trombosis en COVID-19 y sangrado por baja de plaquetas en Dengue.

El médico infectólogo abundó que para pacientes con coronavirus se les otorga tratamiento antiinflamatorio con esteroides, y se les hospitaliza cuando requieren oxígeno o tienen factores de riesgo para evolución desfavorable.

Indicó que los afectados por Dengue requieren hospitalización cuando tienen signos de alarma: dolor abdominal intenso, vómito persistente y evidencia clínica de acumulación de líquidos, hemorragia activa en mucosas, alteraciones neurológicas o de alerta, como letargia o inquietud; e insuficiencia hepática.

Gutiérrez Hernández agregó que menores de edad o pacientes con un evento previo de Dengue también necesitan vigilancia hospitalaria, por el riesgo de desarrollar choque, la forma grave de la enfermedad.

Expuso que algunas personas llegan a ser asintomáticas y sólo se percatan que tienen la enfermedad por la pérdida del olfato o gusto, en otros casos se presenta dificultad respiratoria repentina, lo que hace urgente vigilar la oxigenación de pulmones y debe ser atendida médicamente, además de verificar si es diabética, hipertensa o tiene obesidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *