Pablo Valentín platica de la obra “Dos parejas disparejas”

  • Protagonizada por él y por Marcos Valdés, se presenta todos los viernes y sábados a las 20:00 horas en el Teatro Tepeyac Carmen Montejo

Por Mino D’Blanc

Todos los viernes y sábados del mes de septiembre a las 20:00 horas se presenta en el Teatro Tepeyac Carmen Montejo en la Ciudad de México, ubicado en Calzada de Guadalupe No. 497, la divertida obra teatral “Dos parejas disparejas”, dirigida por el experimentado Benny Ibarra, quien también alterna en las funciones, producida por José Luis Ugalde, Eduardo Medina, Hugo Matence y Mancera Hugalde y con las actuaciones de Pablo Valentín, Marcos Valdés, Lili Blanco, Jaret Briones, Kristal Azul y Annie Salomón. La coordinación es de Daniel Barajas y la asistencia de dirección de Rubén Enriquez.

Platicamos con Pablo Valentín, gracias a las finas atenciones de la licenciada Rocío Rangel.

MD’B: Ahora regresas al teatro después del tiempo pandémico, con “Dos parejas disparejas”.

PV: Es una obra que yo no sé si incluso ya se había presentado antes en México antes de que yo la vi en el Teatro 11 de Julio. Te estoy hablando de cuando yo era un adolescente que apenas estaba empezando a actuar y la produjo José Luis Ugalde, que es también quien nos hace favor de producirla. Estaba en ese montaje el maestro, maestrasasazo Humberto Dupeyrón haciendo este personaje que ahora me hicieron el favor de invitarme a realizar, que para mí es un honor tremendo, porque cuando yo vi esa obra dije “caramba, qué maravilloso personaje y qué maravillosa forma de hacerlo de Humberto” y ahora fíjate con esta suerte de hacerlo yo.

MD’B: ¿De quién es la obra?

PV: Esta obra ha sufrido muchas adaptaciones y no tengo idea de quién es. Solo sé que la última adaptación la hizo José Luis Ugalde. Yo no sé si es incluso una adaptación de una obra que sería de los años cincuenta, yo no lo sé. Él es quien la produce y le dio un tratamiento maravilloso el maestro Benny Ibarra que es nuestro director y nos sentimos honrados. Es como el lujo de la obra que él nos dirija. Es una comedia ligera, una comedia de situación, una comedia de puertas, que así le llaman. Estoy también con Marcos Valdés, quien hace un personaje súper entrañable y lo hace de maravilla. Él ha sido un compañero con quien yo no había tenido la oportunidad de trabajar y ahora qué maravillosa sorpresa, porque es un súper profesional que a pesar de estar pasando ahorita un momento digamos complicado porque falleció su mamita. Deberías de ver las ganas que le hecha, el esfuerzo que tuvo que hacer para aprenderse un personaje tan largo. Yo me siento muy honrado, además de que soy fan de su tío, de toda la vida, entonces me siento como en casa, porque soy fan de Tin Tan de toda la vida.

MD’B: ¿Cómo llegó esta obra a tu vida y por qué decidiste hacerla y más en este momento tan complicado que estamos viviendo y que está viviendo el teatro y el espectáculo en general?

PV: Ciertamente es un acto de valentía de los productores. Un acto que yo admiro tremendamente, profundamente. Esta obra llega a mí porque con el productor, justamente José Luis Ugalde, ya había trabajado con él hace muchísimos años que es cuando te digo que vi “Dos parejas disparejas”. En el teatro en que se estaba presentando, yo presentaba con mi papá una obra que él escribió, ya que también fue dramaturgo y director, entre otras cosas, entonces desde ahí yo conozco a José Luis Ugalde. Prácticamente este señor me conoce desde que yo era un niño, desde que era adolescente. Entonces pasaron muchísimos años para que Ugalde volviera a pensar en mí para un proyecto y justamente fue este. Alguna vez ya me había invitado a participar con él en otro proyecto, pero yo no podía porque estaba haciendo “El fantasma en el espejo”. Ahora me volvió a invitar y yo me sentí muy agradecido porque no me pudo invitar a una obra en la que yo disfrutara más, que está que para mí significa algo muy importante.

MD’B: Platícanos de tu personaje.

PV: Había en la vida real un importante astrónomo en nuestro país llamado Esteban Mayo, bueno mi personaje es su homónimo, también se llama Esteban Mayo y es un vendedor que va de casa en casa ofreciendo cualquier cantidad de productos. Al llegar a una casa se da cuenta que quien la atiende, quien es el amo de hogar es su mejor amigo de la secundaria. Entonces cuando ambos se dan cuenta, porque ha pasado mucho tiempo, evidentemente, de que se está suscitando un reencuentro insospechado, porque no lo tenían planeado de ninguna manera, empiezan a hablar de sus vidas, cómo les ha ido, qué ha cambiado comparado con los planes que tenían cuando eran unos adolescentes y llegan a la conclusión de que no están felices con las parejas que tienen. Ambos están casados, pero no están totalmente satisfechos con sus parejas y también llegan a la conclusión de que podría ser muy interesante de que cambiaran de parejas, cosa que no sería posible, pero que es como un sueño del cual no se habla, porque Esteban Mayo haría muy buena pareja de forma ideal con la esposa de su amigo, que se llama Julio y Julio haría muy buena pareja con la esposa de Esteban. Ahí es como el planteamiento básico y de ahí se vienen unas situaciones que no dejan de ser muy simpáticas, manejadas en este tono de comedia ligera y además para toda la familia, porque cualquier niño puede ver esta obra y no hay ninguna palabra altisonante ni nada que pudiera parecerles ofensivo.

MD’B: ¿Por qué el público tiene que ver esta obra?

MO: Sería bueno que la vieran porque en primera, el volver al teatro después de tanto mito que se ha hecho acerca de a qué lugares sí asistir y a qué lugares no, entonces de repente ves los restaurantes llenos en donde la gente obviamente como está comiendo no usa cubre bocas ¡y están llenos!, y el teatro sufrió un tipo de marginación porque decían “¡cines sí, teatros no! ¡restaurantes sí, teatros no! ¡centros comerciales sí, teatros no!. Aquí sería un agasajo para todo el mundo volver al teatro, volver a disfrutar de ese recinto que es único; nada te da esa emoción que te da el teatro, ni siquiera la televisión o el cine, en mi opinión. Además tenemos una obra que es una comedia con la que se la van a pasar muy bien y vaya que nos hace falta reír en estos tiempos. Con esta obra se la pasan de maravilla; prácticamente es una obra diseñada para no parar de reír de la forma más sana y de esa forma más divertida y en mi opinión, por eso no se deben perder “Dos parejas disparejas” y además es el último trabajo hasta ahorita del maestro Benny Ibarra que es el lujo de la obra, que es un director por excelencia de las comedias ligeras de los años sesenta para acá. Entonces no deben perderse esa oportunidad. Además verán que Marcos está espectacular. Todos están cuidando todos los aspectos de la obra, respetando el género y el teatro está tan cuidado en las medidas sanitarias, que son ejemplares, en mi opinión. Entonces pueden ir muy seguros a divertirse sanamente y se la pasarán muy bien los viernes y sábados a las 8:00 de la noche en el Teatro Tepeyac Carmen Montejo, en septiembre. Después no sabremos si se cambia de teatro, pero por lo pronto este mes estaremos en este teatro y ojalá que la gente se quiera dar una vueltecita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *