Daniel Quién platica sobre “Aroma a Nostalgia”, su segundo álbum de estudio

Por Mino D’Blanc

“Aroma a Nostalgia” es el nombre del segundo álbum de estudio de Daniel Quién. El sonido característico del artista oriundo del estado de Sinaloa, enfocado en la guitarra acústica se mezcla en este “cancionero cuentista” con sintetizadores, guitarras eléctricas llenas de psicodelia, así como del Dream Pop y Country fusionados perfectiblemente con elementos característicos de la música norteña.

Además de contar con las colaboraciones de Bratty y Caro Valenzuela, “Aroma a Nostalgia” cierra con “Dime que siempre vamos a estar juntos” con Kevin Kaarl.

El álbum fue co-producido por Daniel y Miguel Bayón en los estudios Onda Sonora, en la ciudad de Hermosillo, Sonora.

El tema “Aroma A Nostalgia” está inspirado en la palabra portuguesa “saudade” que describe ese sentimiento de nostalgia o melancolía de algo que no se sabe precisamente qué lo causa. Una palabra confusa que intenta describir algo más confuso. En la vida de Daniel ha habido personas y situaciones que le han dado esa energía de que si se van de su vida, los vas a extrañar mucho.

Aunque ya existe en su versión acústica, la cual está incluida también en el álbum, esta canción en su nueva presentación fue pensada para poder bailarse al ritmo de vals, en pareja, abrazados. Esto mezclado con la psicodelia, el Dream Folk y el Art Rock que envuelve todo el disco. Ahora se suman batería, guitarras eléctricas, piano y bajo. Una pieza en donde sin duda se percibe cómo ha evolucionado la voz de Daniel Quién, no solo en potencia sino también en cuestión técnica.

Platicamos con él gracias a las finas atenciones del licenciado José Luis Toledo Madrigal y de la licenciada Christian Alanís, de Universal Music.

MD’B: ¿Cómo llega “Aroma a Nostalgia”?

DQ: Llega porque creo que todos tenemos una percepción muy única acerca de los sentimientos, las emociones, las vivencias. Entonces yo me he dado cuenta que la nostalgia normalmente la relacionamos con algo negativo en nuestra vida, porque nos hace sentir un sentimiento de vacío, algo incómodo, algo como agrío. Mi filosofía al momento de escribir la canción fue “qué tal si le buscamos un lado positivo a la nostalgia o qué tal si la reivindicamos como un sentimiento necesario como parte de estar vivos”. La canción es lo que intenta narrar, este pequeño cuento de cómo es que una persona si te hace sentir ese sentimiento, si te provoca una nostalgia preconcebida vale mucho la pena que cuides a esa persona y que la mantengas en tu vida, porque esa nostalgia te sirve como indicativo de qué tan importante puede llegar a ser esa persona para ti, qué tan valiosa puede ser su existencia, la aportación que te dé a nivel enseñanza, a nivel experiencias y todo eso, entonces de ahí nace la idea, de contar una historia y sonoramente acompañarla de sonidos envolventes, atmosféricos, que se sienta como un abrazo en forma de canción, tal cual.

MD’B: ¿Qué tanta influencia tienes de grupos emblemáticos como The Beatles, que de hecho tuvieron su etapa psicodélica?

DQ: Sí totalmente. Los Beatles le dieron al clavo con el Pop Barroco. Ellos cuando hicieron el “Rubber Soul” (“Alma de Goma”) se dieron cuenta que estaban revolucionando la forma de producir canciones, de escribirlas y de experimentar nuevas melodías. Entonces a toda esta conjunción de las combinaciones de melodías, los matices en las voces, las capas de texturas de sonidos con las que incluso su manager no estaba tan de acuerdo porque sonaba de pronto muy lleno de capas de sonido, pero todo esto revolucionó la música para siempre. Después del “Rubber Soul” llegó el Pet Shawn de los Beach Boys, después vino “El Sargento Pimienta” de Los Beatles; entonces el Pop Barroco y lo que entendemos como tal, esta combinación, esta mezcla, esta obsesión por lograr la melodía de manera perfecta es algo que nos sigue dejando muchas enseñanzas hoy en día. La forma en que ellos componían música, su proceso creativo y es algo que yo intente hacer con este álbum “Aroma a Distancia”, cuando yo ya tenía la canción hecha, la que fuera del disco, siempre me preguntaba “ya está hecha, pero cómo puedo llevarla a un siguiente nivel” y luego me volvía a preguntar “cómo puedo llevarla a otro nivel” y la combinación de géneros actualmente es nuestro Pop Barroco; lo que Los Beatles hicieron en su época, lo que Los Beach Boys hicieron en su época, ellos combinaron un montón de cosas de acuerdo a su contexto cultural, de acuerdo a lo que estaba renaciendo en esa época. Y ahora en mi contexto cultural, en el 2021, tenemos la oportunidad de convivir y coexistir con un montón de géneros musicales que en ese entonces no existían, como por ejemplo el Norteño, el Dream Pop, o sea, con bastantes géneros. Las formas más orquestales de envolver también un sonido del rock, combinarlo. Entonces, dentro de “Aroma a Nostalgia” en primera demuestra un gran amor por la música, le tengo un gran cariño a la música, a la escritura y también te refleja ésta como está obsesión positiva por crear algo nuevo, por no limitarte y siempre tener en mente que hay muchas muchas formas de hacer música y que uno como artista tiene la responsabilidad de descubrir cuáles son esos caminos para hacerla y no estancarte, siempre buscar nuevas formas. Y “Aroma a Nostalgia” es la representación de eso; es un disco que no tiene un género específico tal cual, no podemos decir que es Rock, o Pop, o exclusivamente Balada o exclusivamente Folk, porque coexiste con muchos, muchos géneros musicales. Esto para mí es el futuro de la música, lo es en México, lo es en el mundo, la combinación de géneros llegó para quedarse y esa es mi pequeña aportación al mundo de la música.

MD’B: Tu canción “Dime que siempre vamos a estar juntos” me rememora mucho a Led Zeppelin con su clásico “Escalera al Cielo” por el tiempo que duran y por la forma en que fusionaron la instrumentación buscando una perfectibilidad armónica, melódica y rítmica.

DQ: Sí, en esta canción nos clavamos bastante porque dijimos ““Luces de Sí” ya es una canción larga, pero “Dime que siempre vamos a estar juntos” va a ser el cierre del álbum”, entonces en mi visión artística tenía la obsesión de que la canción que cerrara el disco fuera igual de gigante o que se sintiera como una despedida tal cual, de todo lo que fue el sonido, la atmósfera y el concepto del álbum, entonces siento que eso se logra con “Dime que siempre vamos a estar juntos” y “Stairway to Heaven” (“Escalera al Cielo”) es una gran referencia porque es una gran canción, pero también tengo otra que es “Freebird” de Lynyrd Skynyrd, ya que el final que tiene es increíble cómo lo combinan con la guitarra acústica, las voces y también es una canción muy larga, entonces es una gran referencia.

MD’B: Si tuvieras que definir tu género o ponerle un nombre, después de toda la fusionalidad musical genérica que has hecho, ¿qué nombre le pondrías a tu género?

DQ: Le pondría entre Dream Pop porque es una aleación entre dicho género, pero más enfocada al Folk, al acústico y ya digamos para definir un poco más, le llamaría Art Rock, porque el Pop tiene una vertiente que se llama Art Pop, que es esta sección de artistas que hacen Pop, pero de una manera más clavada; se esfuerzan mucho en evolucionar distintos sonidos, combinar distintos matices y todo eso, el Art Rock también puede ser como esa contraparte adicional al Art Pop donde utilizas el Pop como base, pero lo combinas con todo lo que se te pueda ocurrir. Entonces en podría compactarse muy bien lo que hago, como Art Rock.

MD’B: ¿Cómo se dieron las colaboraciones y qué has aprendido de los artistas que colaboraron contigo?

DQ: Se dieron de forma muy natural porque con los artistas que he colaborado ya teníamos una amistad previa a la colaboración, entonces hubo esta afinidad de sonidos, de combinación de texturas, de ideas y todo eso favoreció a que fueran canciones más agradables y se potenciara aún más su alcance. Entonces en el futuro sí pienso colaborar con otros artistas que no conozco de primera mano, pero que admiro su trabajo y ahí va a ser como un reto de ver cómo se combinan esas mentes distintas para hacer una canción, pero estoy seguro que van a salir cosas muy bonitas e interesantes.

MD’B: A la hora de crear una canción, ¿qué influye más: la letra o la música?

DQ: Me gusta mucho la poesía, pero más que poeta me considero cuentista, porque busco que mi música cuente historia, como la de los poetas que no se esconden en las cuevas, todo eso. En relación a la pregunta, la melodía influye más, porque mi visión es que si una persona que no entiende el español llegara a toparse con una de mis canciones, con el simple hecho de sentir la melodía y la textura de la canción ya le pueda transmitir una emoción genuina. Y en esto creo que es algo demasiado etéreo porque el idioma hay cosas que simplemente no las puede explicar del todo, entonces donde las palabras no pueden explicar las cosas ahí es donde entra el arte, porque el arte no tienes que entender terceramente qué significa algo, porque con el simple hecho de que te haga sentir una cosa, ya cumplió su cometido. Entonces yo al ser artista, al ser músico, en la melodía busco que cumpla ese objetivo de que te transmita una emoción y que ya te envuelva dentro del mundo de esa canción.

MD’B: ¿Cómo fue el proceso creativo del disco, la selección de las diez canciones?

DQ: Quedaron fuera cinco canciones. La buena noticia es que muy pronto voy a lanzar la versión Deluxe de “Aroma a Nostalgia” donde ya las voy a incluir. Quedaron fuera, no porque no quisiera, es que es mucho trabajo. Hacer quince canciones es mucho, mucho trabajo; entonces el tiempo nos alcanzó para hacer estas que salieron que fueron 10, pero en estos meses ya hemos estado trabajando en las otras y es el pretexto perfecto para sacar la versión de lujo del álbum y también son canciones que son muy bonitas, muy especiales y que entran en este mismo concepto sonoro y del cuentista musical. Entonces invito al público a esperarlo muy pronto, yo sé que les va a encantar y se va a sentir más completo el disco todavía.

MD’B: ¿Por qué el público te tiene que escuchar?

DQ: Porque creo que la textura cinemática que tienen mis canciones es algo que puede encajar con cualquier persona. Todos necesitamos un artista que te invite a cerrar los ojos, a imaginarte historias y a dejarte envolver por la textura de sus canciones. Creo que ya tenemos demasiados artistas que cumplen con su función de entretenimiento, de distraerte y siempre se necesita esa contraparte de artistas que te inspiren a algo más que simple entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *