Enrique Becker: deja un historial artístico de 59 años de impecable calidad

  • Actor de tradición que trascendió a la eternidad del histrionismo el miércoles 21 de abril de 2021

Por Mino D’Blanc

Enrique Becker, actor de tradición trascendió a la eternidad el miércoles 21 de abril, dejando en su historial histriónico cualquier cantidad de obras teatrales, películas, telenovelas y programas unitarios, a lo largo de 59 años de impecable trayectoria.

Su nombre completo es Enrique Becker Cuéllar. Nació en el año 1939 en la Ciudad de México.

Su debut teatral lo hizo en la obra “Un alfiler en los ojos” de Edmundo Báez en 1952. Participó en las puestas en escena “La llorona” de Carmen Toscano y “La muerte de Dantón” de Büchner en 1958, “Los cuervos están de luto” de Hugo Argüelles en 1960, “El color de nuestra piel” de Celestino Gorostiza en 1962, “La enemiga” de Niccodemi en 1968, “Corona de luz” de Rodolfo Usigli y “Kean” de Dumas-Sartre en 1969, de Anouilh trabajó en “Medea” en 1970 y “Jezabel” en 1974, “Un enemigo del pueblo” de Ibsen en 1974, “Conquístame con manzanas” de Francés y “La jaula de las locas” de Poiret en 1975, “¡Anímame Pepa!” de Salvador Varela y “Secretísimo” de Poupette y Jolie en 1976, “Se armó la gorda” de Mihura en 1977, “Cómo ser una buena madre judía” en 1996 y “Yo soy una buena madre judía” ambas de Gerald Huillier en 1997, “Punto y coma” de Margaret Edson en el 2000, “Yo soy una buena madre, abuela y suegra judía” en 2012, “Macbeth” en 2015, “Debiera haber obispas” en 2018, entre otras.

En su trabajo internacional dentro del teatro, realizó en el año 1961 una gira a Buenos Aires, Argentina, con la Compañía de Teatro México en América.

Su trabajo en televisión fue en las telenovelas “La desconocida” en 1963, “La sombra del pecado” en 1966, “Obsesión” en 1967, “Aurelia” en 1968, “El ruiseñor” en 1969, “Encrucijada” en 1970, “La recogida” en 1971, “Los que ayudan a Dios” en 1973, “Mundo de juguete” en 1974, “Viviana” en 1978, “Pelusita” en 1978, “Infamia” en 1981, “Lazos de amor” en 1995 y 1996, “Camila” en 1998 y 1999, “Ellas inocentes o culpables” en 2000, “Cuando seas mía” en 2001, “Súbete a mi moto” en 2002, “Cambio de vida” en 2007, “Cada quien su santo” en 2009, “El vato” en 2017, “La casa de las flores” en 2018, “Silvia Pinal frente a ti” en 2019, así como en programas unitarios de “Mujer, casos de la vida real”, “Lo que callamos las mujeres” y “Como dice el dicho”.

En cine actuó en “Cuando los hijos se van” en 1969, “Solamente una vez” en 2002, “Take my hand” en 2015 y “El testamento de la abuela” en 2020.

En enero 2012 cuando trabajaba en la obra “Yo soy una buena madre, abuela y suegra judía”, celebró junto con la primera actriz Susana Alexander -con ella es con quien más trabajó en el teatro- sus 50 años de impecable trayectoria artística. Dicho festejo fue en el Teatro Tepeyac el domingo 29 de enero de ese año. A Enrique Becker le entregó su medalla conmemorativa el director y productor Antulio Jiménez Pons y a Susana Alexander el periodista Jacobo Zabludovsky.

Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *