La chiapaneca Diana Esquivel fue eliminada de “MasterChef”

Por Mino D’Blanc

En la emisión del viernes 5 de febrero de “MasterChef”, los ocho contendientes que quedan se enfrentaron a tres retos con un nivel de complejidad elevado que los despojaron de su zona de confort poniendo a prueba sus capacidades y conocimientos a estas alturas de la competencia gastronómica más importante de la televisión mexicana, en donde todos los chefs están poniendo su mejor esfuerzo para llegar a la etapa final.

La primera prueba de la noche en voz de la carismática y bella conductora Anette Michel, fueron las emblemáticas “Cajas de la Realeza”, en donde de nueva cuenta no podía faltar la presencia del reconocido chef Fernando Stovell quien impartió a los participantes una Master Class utilizando elementos de perfil elevado como el caviar y la langosta, antes de iniciar su primera prueba.

Para el primer reto de la noche, la experimentada y talentosa conductora Anette Michel, pidió a los participantes que se cambiaran de estaciones y posteriormente destapar sus cajas en donde se encontraron con una canasta que contenía productos de alto nivel gastronómico como langosta, atún fresco, callo de almeja, pulpo y paté de pato y otros ingredientes de apoyo para complementar sus platillos. El pedimento fue preparar un menú que incluyera entrada, plato fuerte y postre en porciones pequeñas que se montaron en unas cucharas especiales y haciendo una adecuada utilización del producto principal que fue sujeto a degustación por 5 comensales en un vuelo en primera clase, además de preparar cuatro porciones extras para los chefs Betty, Adrián, Joserra y Stovell.

En un principio quienes más se notaron pérdidas y dudosas fueron Soldado Esquivel y Meche quien no ha podido recuperarse del todo desde hace ya dos emisiones. En el caso de Itzel y Erubiel, empezaron 5 minutos después por haber solicitado un ingrediente extra que no contenía su canasta.

La primera en pasar fue Itzel con su propuesta de dumpling, langosta y un mousse de brandy, en términos generales estuvo bien aunque se excedió con el ajo. En el caso de Meche, no cumple con entregar a los comensales el menú completo y prefiere entregarlo a los cuatro chefs por lo que es acreedora de una llamada de atención del chef Joserra, además de que su langosta no convenció a los jueces. Con Erubiel, hubo algunos detalles como el aceite de cacahuate que predominaba el sabory la langosta se pasó un poco de cocción y Soldado Esquivel no gustó su propuesta de pato, aunque las almejas y postre estuvieron bien.

En el caso de José Luis a pesar de no haber terminado el postre, en términos generales sí logra convencer a los chefs y en el caso de Adriana también logra obtener buenos comentarios con su plato de callo de almeja. Finalmente, David con la utilización de pulpo y atún recibe buenos comentarios del chef Fernando aunque faltó sabor y en el caso de Rolando con su curado de pulpo también logra un buen plato recibiendo buenos comentarios de Herrera y Joserra.

A consideración de los chefs todos lograron una buena utilización en sus productos y son notables los avances que han tenido a lo largo de la competencia. Los platos elegidos para la degustación de los comensales fueron los de Itzel, Rolando y Adriana aunque fue esta última quien gana el reto.

Para el “Reto Creativo”, algunos de los cocineros como Itzel y Meche entran en “shock” en el momento en que los chefs ponen al descubierto que cocinarían con “Vísceras”, (riñones, ojo, sesos, criadillas, lengua, tripas, panza, corazón e hígado de pollo). Adriana fue la encargada de asignar con qué ingrediente cocinó cada uno de sus compañeros.

José Luis cocina lengua, Rolando ojo, Soldado Esquivel hígados y corazón de pollo, David sesos, Itzel criadillas, Meche riñones y Erubiel panza. El tiempo para cocinar fue de 60 minutos y mercado abierto. Los cuatro chefs visitan las estaciones para supervisar y hacer sus observaciones.

El primero en pasar fue José Luis, su “Lengua en Molcajete” estaba sin limpiar, gran error, la salsa fue buena; Meche con su plato “Riñones Supremos”, logra buen sabor aunque otro grave error a estas alturas son presentación, las proporciones entre su ingrediente principal y guarnición. En el caso de Rolando su “Taco de ojo Gordo” le faltó cocimiento y estaba salado; David con su “Tamal de Cabeza”, también estaba crudo y Soldado con su “Tachihuil Coleto” logra buenos resultados pero a estas alturas su presentación se queda corta.

Finalmente, Erubiel también recibe felicitaciones con su “Mondongo o mole de Panza”, buen aroma y por encima de lo tradicional e Itzel también tiene buenos resultados con su propuesta “Venciendo Miedos” las criadillas resultaron muy bien ejecutadas aunque se sobrepasó de salsa.

En este reto los platillos que los chefs consideran con mención honorífica fueron el de Itzel y Erubiel, que suben al balcón y libran el último reto.

El “Reto de Eliminación” fue la cereza del pastel al tener que preparar cada uno de los cinco cocineros los postres preferidos de los chefs Betty, Adrián y José Ramón, “Pan de Plátano con Helado de Gengibre”, “Volcán de Chocolate” y “Nieve de Flor de Calabaza con un toque de Gengibre y Naranja, acompañado de Crocante”, respectivamente. En este reto la sorpresa fue que los chefs no pasaron a supervisar las estaciones.

Por su parte, Itzel y Erubiel escogieron lo que cada uno de sus compañeros tuvo que cocinar repartiendo a David y Soldado el volcán de chocolate, José Luis y Meche nieve de flor de calabaza con crocante y Rolando pan de plátano con helado de jengibre.

El postre de David estuvo bien logrado; en el caso de Rolando también obtiene buenos comentarios aunque el sabor del jengibre está un poco elevado y José Luis con su helado de flor de calabaza le faltó técnica y balance en los sabores. Finalmente, Soldado Esquivel obtiene un color muy raro en su volcán de chocolate al igual que el sabor y presentación muy malo, seguido de una llamada de atención de los chefs al no aclarar sus dudas en el momento preciso y Meche también resulta desfavorecida con su helado de flor de calabaza que estuvo carente de sabor, color y consistencia.

Después de esta última degustación los chefs comentan el notable avance de los participantes pero, mientras no tengan un criterio en los balances, seguirán teniendo dificultades en sus preparaciones.

El veredicto de la noche a cargo de Betty, Adrián y Joserra, fue que Diana, mejor conocida como “Soldado Esquivel”, del estado de Chiapas, no avanzara con sus propuestas de la noche, siendo la expulsada número trece de esta contienda culinaria quien se despide de todos los presentes muy a su estilo y honrando su profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *