El monaguillo Biestro y su desatino de tratar de matar una mosca a martillazos

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Fiel a su costumbre de dar bandazos y, de la manera más torpe, abrir flancos de confrontación por todos lados, el presidente del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, pretende modificar el Código Penal de Puebla para ¡castigar con cárcel las llamadas fake news, lo que equivale a pretender matar una mosca a martillazos!.

Gabriel Biestro

Impuesto como coordinador de la mayoría de Morena en el Legislativo de Puebla, sin experiencia política o parlamentaria alguna, Gabriel Biestro tampoco cuenta con buenos asesores. Si los tuviera la habrían dicho que la misma ONU se opone a penalizar las fakenews con prisión, ya que implica atentar contra la libertad de expresión, aunque él lo niegue: Niega Biestro que viole la libertad de expresión con su ley sobre fake news

Quiere que el artículo 165 del Código Penal estatal castigue con cárcel la emisión de noticias falsas en redes sociales, como hizo en 2011 el tristemente célebre ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, cuando mandó al penal a dos tuiteros acusados de “terrorismo” por difundir información falsa sobre ataques armados: México: liberan a tuiteros, pero tipifican nuevo delito

Pero Biestro Medinilla no conoce de redes sociales, tampoco de política y mucho menos de libertad de expresión. Su deseo viola el principio de proporcionalidad de que un delito debe ser sancionado de acuerdo a la gravedad del mismo, tampoco sabe que –en estos tiempos – la única forma de combatir las fake news es con información correcta, oportuna y suficiente.

EJEMPLO DE CÓMO SE COMBATE DE MANERA CORRECTA UN ATAQUE DE FAKE NEWS

Si Biestro y los diputados de Morena quieren saber cómo se combate exitosamente un ataque de fake news, que le pregunten a la coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal, donde la semana pasada se tiró a la basura un intento de desestabilización política y social cuando alguien filtró la versión de que se cerrarían mercados, tiendas de conveniencia, de autoservicio, bancos, etc.

Con un claro interés político para generar encono contra la administración estatal y crear un mayor malestar social, alguna alma descarriada –quizás de sangre azul o tricolor – emitió en redes sociales ese rumor, que de manera inmediata fue desmentido y vencido por el gobierno estatal: Desmiente gobierno del estado cierre temporal de establecimientos comerciales

Y no hubo necesidad de revivir a la santa inquisición ni de mandar a la cárcel a nadie, como lo pretende Gabriel Biestro.

Afortunadamente, en el Congreso local hay diputados que sí conocen del asunto de las redes sociales, las fakenews y que lanzarán otra propuesta sobre el tema. Ojalá los escuche el monaguillo favorito de la jerarquía católica de Puebla, aunque dudo mucho que lo haga, porque ¡ni siquiera sabe…que no sabe de esos temas!.

JOSÉ RAÚL NAVA TORNEL, ARMANDO LÓPEZ SERRANO Y CATALINA GUERRERO GARCÍA, LA LISTA NEGRA EN EL HOSPITAL COVID19 IMSS SAN JOSÉ

Seguramente muchos pensamos que merecen todo el apoyo y reconocimiento la gran mayoría de quienes conforman el sector médico-enfermería en México, porque son quienes todos los días arriesgan su vida para atender pacientes y darles una esperanza de vida. Por lo mismo, el gobierno de Puebla ha hecho bien en facilitarles hotel y transporte para facilitarles sus labores durante esta contingencia sanitaria: Ofrecen hoteles hospedaje a médicos de hospitales COVID-19

Lamentablemente, como en todas las profesiones, también hay médicos y enfermeras que no cumplen a cabalidad con sus obligaciones y que son una vergüenza para sus compañeros que sí arriesgan las vidas y la institución que les paga: IMSS San José.

La enfermera Catalina Guerrero García fue la que armó un zipizape hace unas semanas con el pretexto de que no le daban los elementos necesarios para trabajar. Metió un amparo para forzar al IMSS a darle los insumos (hasta acá se puede pensar que hizo bien), pero después se fue de vacaciones y, pese a que ya se le terminaron los descansos y pataletas, ahora pone cualquier excusa para no atender a los pacientes: Fotonota: Personal del IMSS San José detiene sus labores por falta de insumos para atender a pacientes Covid

Catalina Guerrero no solamente no quiere atender a los enfermos de Coronavirus, sino que incita a otros de sus compañeros del IMSS San José a que tampoco lo hagan. Como el hospital es Covid19 y ella está asignada al 1er piso, busca ese pretexto para no hacer su trabajo.

SI SE ENFERMA DE CORONAVIRUS…¡CUÍDESE DE QUE NO LE ATIENDAN EL JEFE DE LA UCI NI EL DE URGENCIAS!

El reporte es que son cerca de 8 personas en dicho nosocomio que ponen peros para atender a la gente enferma de Coronavirus. Ello ha generado molestia, impotencia, incertidumbre entre los médicos y enfermeras del IMSS San José que sí trabajan, también con los pacientes y sus familiares.

Incluso, Catalina Guerrero García presume que su abogado y el secretario general del sindicato del IMSS en Puebla, Sergio Herrera, la apoyan para que no trabaje y que no atienda a los afectados por el Covid19..

Pero no son únicamente algunas enfermeras quienes se niegan a atender a pacientes de Covid19. Fuentes confirman que el propio jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), José Raúl Nava Tornel, hace como que trabaja, pero que en realidad se dedica a dar órdenes y se mantiene alejado de los enfermos.

Lo mismo ocurre con el director de Urgencias, Armando López Serrano. Las propias enfermeras comentan que estos sujetos son simuladores, fingen trabajar, pero no hacen nada, no entran a ver a los pacientes y solamente quieren posar “para el face” cuando alguien se cura y sale del hospital.

¡Este tipo de personajes son una vergüenza para el servicio médico!. Ojalá que, cuando acabe la crisis sanitaria, el director nacional del IMSS, Zoé Robledo, haga una verdadera evaluación del personal a su cargo y despida a quienes generaron problemas y/o se hicieron pen…durante la pandemia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *