Descarta AMLO medidas contracíclicas “neoporfiristas” ante crisis

Aristegui Noticias

Sin embargo, el primer mandatario anunció que la próxima semana presentará un plan de inversión en el sector energético por 339 mil millones de pesos.

Ante la crisis sanitaria por el Covid-19, el Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó incrementar la deuda pública y aplicar medidas contracíclicas para evitar poner en riesgo el capital privado.

Sin embargo, anunció que la próxima semana presentará un programa de inversión por 339 mil millones de pesos como parte de un plan energético.

Durante el informe con motivo de los 100 días de su segundo año de gobierno, el Mandatario enfatizó que el plan de recuperación económica para enfrentar el Covid-19 no se ajusta al modelo neoliberal. Por el contrario, apuesta a una mayor inversión pública para impulsar el desarrollo económica y social.

“Desde el Porfiriato quedó demostrado que un modelo económico que sólo beneficia a minorías no produce bienestar general sino al contrario, engendra miseria pública y violencia. Por eso, el plan de recuperación económica que estamos aplicando no se ajusta al modelo neoliberal o neoporfirista, ya rompimos el molde que se usaba para aplicar las llamadas medidas contracíclicas que sólo propiciaban más desigualdad y el beneficio de unos cuantos. La fórmula que estamos aplicando para remontar la crisis transitoria es la suma de tres elementos básicos:mayor inversión pública para el desarrollo económico y social, empleo pleno y honestidad y austeridad republicana”, expresó.

En su mensaje, López Obrador dijo que entiende que los conservadores y quienes durante mucho tiempo aplicaron la política de privatizar ganancias y socializar pérdidas, no compartan su visión de desarrollo con justicia y democracia.

Como parte de las medidas para enfrentar la pandemia de coronavirus, anunció que se eliminarán los aguinaldos y se reducirán los sueldos de los altos funcionarios.

También informó que hizo una consulta-sin especificar a quiénes consultó-y por consenso se acordó la reducción de salarios a los empleados de la función pública, desde el nivel de subdirector hasta el Presidente de la República.

Además, anunció que se bajarán los gastos de publicidad oficial y se ahorrará más en las compras a proveedores y en los gastos de obra pública.

“Se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el Presidente de la República. Se reducirán los gastos de publicidad del gobierno,se reducirá la partida de viáticos,los gastos de operación y se ahorrará más en compras a proveedores y en los costos de las obras públicas que se contratan con empresas constructoras o de servicios”, afirmó.

El tabasqueño aclaró que no habrá despido de trabajadores al servicio del Estado pero se demandará más eficiencia, más entrega y más espíritu de servicio de parte de los servidores públicos.

Para contar con más recursos financieros para enfrentar la pandemia de coronavirus, dijo que se intensificará la enajenación de bienes a la delincuencia común y a la de “cuello blanco”, los cuales serán liquidados a través de subastas o rifas organizadas por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

López Obrador anunció que la próxima semana se dará a conocer un programa de inversión pública del sector energético por un monto aproximado de 339 mil millones de pesos.

Asimismo, reconoció a los banqueros del país por otorgar prórrogas de seis meses en el pago de créditos e intereses a sus clientes de empresas y familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *