Rechazan donación de órganos de baterista porque era gay

EXCELSIOR

Tras la muerte de Sean Reinert se reveló que uno de sus deseos era la donación de órganos, la cual se frenó porque el músico era homosexual

Tras la reciente muerte de Sean Reinert, baterista estadounidense de las bandas Cynic y Death, el 24 de enero a los 48 años de edad, se reveló que uno de sus deseos era la donación de órganos, la cual se frenó presuntamente porque el músico era homosexual.

En 2019 violaron y mataron a niña de 12 años; hoy los fusilaron
De acuerdo con una publicación que Tom, esposo del fallecido Reinert, hizo en Facebook, se dio a conocer la situación.

Creía que cuando falleciera si sus órganos podían ir a alguien que lo necesitaba sería algo grandioso. Fue increíblemente amable y generoso en todos los sentidos imaginables, como muchos de sus amigos más cercanos lo saben”.

Tom fue contactado inicialmente por el programa de donación de órganos la noche de la muerte de Sean. Dijo que no podía hablar sobre eso en ese momento y después de discutirlo con la hermana del baterista, Patti, llamó al programa a la mañana siguiente. Se le pidió que respondiera una serie de preguntas sobre Sean.

Después de las primeras preguntas estándar se preguntó si Sean era un hombre homosexual y sexualmente activo. Sin pensar dije ‘sí’ y casi sin perder el ritmo ella dijo: ‘bueno, desafortunadamente eso significa…’ y me quedé entumecido porque sabía lo que estaba a punto de decir”.

En los Estados Unidos, la regulación establece que los hombres que han tenido contacto sexual con personas del mismo sexo en los últimos doce meses se consideran de “mayor riesgo” de contraer VIH, hepatitis B y C.

No se prohíben las donaciones de mayor riesgo, pero se consideran caso por caso, siempre que los posibles receptores estén informados del riesgo y den su consentimiento.

Sin embargo, se reconoce que designar a un donante con un mayor riesgo desalienta a las personas a aceptar la donación de órganos.

Sean no tenía VIH ni otra enfermedad de transmisión sexual.

El gobierno prefiere dejar morir a las personas que esperan un trasplante que darles uno de los órganos de Sean. Como su esposo me enferma el estómago y me enoja muchísimo”, lamentó Tom en la publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías