Leyendas de terror mexicanas para contarle a tus conocidos

La llorona

Freim

¿Cuántos de nosotros no hemos escuchado leyendas de terror cortas o historias de terror cortas contadas por nuestros abuelitos y familiares en alguna comida o reunión?, muchas de ellas sin duda son espectaculares. Es por eso que en esta ocasión les traemos algunas leyendas mexicanas cortas que seguro les van a enchinar la piel, ideales para contarlas en esas reuniones o en las festividades de Halloween Día de muertosNada como una buena historia de terror, esas que a todos nos sacaban un susto de pequeños y nos quitaban el sueño por noche. Estas son algunas leyendas de terror mexicanas que tal vez no conocías, y de las cuales no sabías la historia completa.

Leyendas de terror mexicanas para contarle a tus conocidos

La Llorona

Cuenta la leyenda, que en un lugar lejano vivía una mujer junto a sus tres hijitos. A esta familia le iba muy bien, todos eran felices, y el amor se hacía presente siempre.

Un día, en una noche de invierno, se desató una gran lluvia y ocurrió algo terrible.

Aquella noche, el padre de esta familia regresó tras muchos años de haberlos abandonado. Sin él, ellos habían vivido muy felices, ya que este tipo siempre estaba gritando y andaba siempre en borracheras, por otro lado, castigaba sin sentido a los niños, así como también, a la madre.

La mujer rezaba siempre para que este hombre no regresara nunca más, pero lastimosamente sucedió lo contrario.

Cuando llegó este mal hombre, tiró la puerta de una patada, y gritó por qué no lo habían recibido. Los niños muy asustados, se escondieron y la madre por defender a sus hijos, se enfrentó a su esposo, pero lamentablemente, la mujer fue golpeada y se desmayó por varias horas.

Cuando ella despertó, buscó a sus hijos por toda la casa, pero no los encontró ni a ellos ni a su esposo. Decidió continuar con su búsqueda muy asustada, corrió fuera de la casa bajo la tormenta, llorando y gritando sus nombres por varios días, meses, años, pero nunca los encontró.

Un día, después de tanto buscar, la madre murió de tristeza, tampoco se supo nada de los niños, y nadie los vio jamás, no aparecieron sus cuerpos o alguna señal del hombre que se los llevó.

Desde aquel entonces, se dice que el espíritu de esta madre no descansa y todas las noches se le oye llorar y lamentar con mucha tristeza por los alrededores de los pueblos.

Las mujeres al oír los lamentos y gritos, corren asustadas tras sus hijos para esconderlos de ella, ya que se dice, que si los encuentra, La Llorona se los puede llevar para siempre”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *