Declaran a las abejas el ser vivo más importante del planeta

TELEVISA NEWS

El Earthwatch Institute ha declarado a las abejas como el ser vivo más importante del planeta, por lo que su extinción podría en peligro el futuro de los seres humanos.

Estos pequeños insectos resultan fundamentales para mantener el equilibrio natural del medio ambiente, así como para la producción de alimentos, flores y vegetación.

Gracias a la polinización que realizan es posible encontrar una gran diversidad de plantas y flores en el planeta, las cuales cumplen con una función más importante que su simple estética, pues son parte de un ecosistema vivo.

Como lo menciona el Doctor George McGavin, un entomólogo, académico y explorador de Oxford…

Las abejas son esenciales para nuestra supervivencia, sin las abejas del mundo, tendríamos que cambiar nuestros hábitos alimenticios dramáticamente, tendríamos que vivir sin flores, sin frutas o sin verduras”.

Por lo que hacernos conscientes del estado de alerta que su supervivencia atraviesa ayudaría a conservar a estos maravillosos insectos y así garantizarnos a todos una vida mejor.

En la actualidad, esta especie encabeza las listas de animales en peligro de extinción, y si no se toman las medidas necesarias para contribuir a la preservación de esta especies, todos nos veremos en grandes aprietos.

De acuerdo a la información expuesta por Greenpeace, aproximadamente del 60 al 90% de los alimentos que los seres humanos consumimos necesita de los polinizadores para crearse.

Si las poblaciones de abejas a lo largo del planeta disminuyen, la biodiversidad de la Tierra también lo hará, por lo que se provocaría un efecto dominó en sentido negativo.

Cuidando de las abejas para nuestro bienestar

Por ello, ONGs y activistas piden que se reformen las formas en que se realizan los cultivos, se cambie el uso de insecticidas y se genere el cuidado correcto para estos animales.

Desde tu hogar puedes contribuir al cuidado de las abejas no matándolas ni fumigandonlas, sino colocando en platos pequeños una poca cantidad de agua con azúcar para que puedan alimentarse y plantando flores como petunias, margaritas, amapolas, girasoles y claveles.

Algunas hierbas como la menta, lavanda, romero y albahaca también pueden ayudar a estos pequeños polinizadores a recobrar fuerzas, descansar y seguir contribuyendo con su enorme labor a nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías