Alfonso Esparza, la despedida

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Alfonso Esparza Ortiz asumió la rectoría de la BUAP en un momento político y social complicado, en el 2013, cuando su antecesor, Enrique Agüera Ibáñez, renunció al cargo para ser candidato del PRI a la alcaldía de Puebla.

Enfrentó presiones del priísmo poblano para que metiera a la institución a la campaña y, como era de esperarse, lo confrontó uno de los principales operadores políticos del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, ya que Eukid Castañón le advirtió que se mantuviera ajeno a la elección o que se atuviera a las consecuencias.

Con dignidad e inteligencia, Esparza Ortiz le respondió que la BUAP no estaba ni se metería a la contienda electoral y que, como universitario de toda la vida, conocía el daño que le hacían a la universidad los intereses y/ o futurismos políticos personajes y que su único interés era y sería el beneficio de la institución.

Y 8 años después su herencia habla por él: El fondo de pensiones creció de 966 a 3 mil 555 millones de pesos, una institución sin deuda y con solvencia financiera al tener 2 mil 439 millones de pesos en bancos, subsidios e ingresos propios, un aumento del 70% en la participación dentro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

SUPERAR LA TENTACIÓN ELECTORAL, UN LOGRO POCO VISIBLE, PERO DE LOS MÁS IMPORTANTES

En su 4to y último informe dentro de la segunda gestión, Esparza Ortiz detalló que la planta física creció 60% al construir 128 edificios nuevos, con 5 complejos regionales y presencia en los municipios más importantes del estado, como Teziutlán, Atlixco, Chignahuapan, Izúcar, Tehuacán, etc: Inaugura Rector Alfonso Esparza nuevo edificio para ARPA

En su administración también aumentó la planta estudiantil, que hoy ronda los 120 mil alumnos y que, en el 2013, no llegaba a los 100 mil. Se elevó el número de becas a los jóvenes y se rescató parte importante de la infraestructura universitaria, incluyendo el edificio Carolino, con el archivo de la memoria universitaria, el jardín, etc: Recupera el Rector Alfonso Esparza el Jardín Histórico del Colegio Carolino

El ex rector enfocó muchos de sus esfuerzos en el Hospital Universitario, que antes era sujeto de críticas, quejas y cuestionamientos por faltas de medicinas y equipamiento. Pero la pandemia Covid19 no rebasó al nosocomio ni a la BUAP, pese a las tres olas que han envuelto al país con centenares de miles de defunciones, porque se compró un tomógrafo, sala de hemodiálisis, se inauguraron salas especiales para mujeres y niños, etc.

Pero más allá del incremento en la infraestructura universitaria, en la cantidad de estudiantes admitidos y en la mayor cantidad de investigadores afiliados al SNI, Esparza Ortiz dejó la rectoría de la BUAP sin haber cedido a la tentación electoral, ni buscar un cargo político, como hicieron varios de sus antecesores.

LILIA CEDILLO, EL RETO

  • Alfonso Esparza Ortiz no fue un rector perfecto.
  • Y la BUAP tampoco lo es.

En consecuencia, la primera rectora en los 434 años de existencia de la institución, Lilia Cedillo Ramírez, tendrá que aprovechar su conocimiento y experiencia para hacer los cambios necesarios, como el poner una mayor atención en las denuncias de abusos o acoso y fortalecer la transparencia:Video desde Puebla: Lilia Cedillo rinde protesta como rectora de la BUAP y subraya que no se permitirán abusos

Egresada de la preparatoria Benito Juárez y la facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, Cedillo Ramírez conoce a fondo la institución y los últimos años estuvo FUERA de la administración central, lo que ratifica que no pertenece al grupo político de su antecesor y que, por ende, su único compromiso es y/o debería ser con la universidad.

Lilia Cedillo Ramírez

Ya hizo historia al ser la primera mujer rectora de la BUAP. Pero no basta con ello, porque enfrenta el reto de continuar forjando su propio camino y de demostrarles a los universitarios, a sus compañeros, que acertaron al elegirla de manera contundente: BUAP concluye votación electrónica para renovar rectoría y Lilia Cedillo concretó su triunfo con el 68% de la participación universitaria

De entrada, Lilia Cedillo ya logró un cambio que en el futuro cercano puede ser muy importante para la propia institución y Puebla, cuando el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reconoció no solamente su victoria, sino el ejemplar proceso rectoral universitario, lo que permite augurar nuevos tiempos en la relación entre dos de las instituciones de mayor trascendencia social en la entidad: Gobernador Barbosa felicita a Lilia Cedillo como rectora electa de la BUAP

Pero no basta y ella lo sabe. La universidad necesita cambios y su comunidad los demanda, el reto será saber cuáles son, cómo hacerlos y concretarlos: Lilia Cedillo se compromete a una gestión austera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *