Bárbara Islas platica sobre la Britny en “Mi Querida Herencia”

Por Mino D’Blanc

Bárbara Islas da vida a la Britny en la divertida teleserie en género SITCOM (comedia de situación) “Mi Querida Herencia”.

Platicamos con ella gracias a las finas atenciones de la licenciada Rocío Rangel, de Televisa.

MD’B: Tu personaje de Britny en “Mi Querida Herencia” ha sido un suceso como personaje que te ha marcado dentro del género de la comedia cuando todos te conocíamos en el terreno de la conducción y otras cosas.

BI: Efectivamente. Fue muy emocionante primero desde que me llegó la oferta. Me habló gente de Elías Solorio al que le he aprendido muchísimo; es un hombre que logró grandes temporadas con Derbez, once temporadas con “Vecinos”, entonces me invita. Me dio miedo porque como bien dicen, hacer llorar es fácil, hacer reír no mucho. Leí el guion y me di cuenta que estaba maravillosamente escrito, que la historia estaba increíble y que tendría unos compañeros que además son grandes comediantes, grandes personas y lo más importante, es que son muy generosos. Entonces el trabajo con ellos ha sido increíble y como bien dices, Britny es un personaje que me ha marcado porque le ha caído bien al público. Yo tenía ese nervio de que de repente hay personajes que tal vez al público masculino le iba a gustar porque es una mujer que sabe lo que tiene, es muy divertida, muy fiestera; pero lo chistoso es que a la gente le cae bien en general, a las mujeres, a los hombres, a los niños. Te juro que me encuentran por la calle y me dicen: Britny me cae increíble”. Hay gente que de plano creen que soy igual a Britny, nada más que sí hay algunas diferencias.

MD’B: ¿Qué le aprendes a la Britny?

BI: Siempre que me preguntan creo que me cae mejor que Bárbara. Es una mujer que no le importa de dónde viene. Es una mujer muy orgullosa de quién es, sabe lo que tiene y no le importa demostrarlo, una muy buena amiga, una persona muy derecha y muy directa que siempre te dice la verdad. Puede llegar a ser un poco impertinente al decir la verdad; creo que de repente nosotros somos un poco más educaditos con miedo de decir lo que verdaderamente pensamos. Entonces ella es una mujer muy alegre, muy fiestera, muy divertida. Creo que mucha gente quisiera tener una Britny en su vida.

MD’B: ¿Cuáles fueron tus influencias para crear a Britny?

BI: Hubo de todo; principalmente está perfectamente escrito y eso no se le puede quitar. Se agradece cuando es un personaje tan bien creado por el escritor, por el productor, porque esa es nuestra idea principal. También platicando con el productor Elías Solorio me decía más o menos en quién queremos, qué queremos. Fíjate que pensamos mucho en Ninel Conde, en el Bombón Asesino un poco y esa onda de esa mujer como muy exuberante, muy divertida que ya viste que le encanta la moda aunque tal vez no a todo mundo le gusta cómo se viste. Lo que traté mucho es de mimetizarme un poco con Deyanira que es Roxana (Castellanos) que es padrísimo porque también es mi compañera de “Cuéntamelo ya”, entonces ya teníamos una gran química. Al final, mucho de lo que es Britny también viene de Roxana.

MD’B: ¿Qué tanto ha cambiado Britny de acuerdo a la tipología, a la fisicalidad y a la psicología que le ha dado Bárbara Islas?

BI: Creo que cambió muchísimo, en movimientos, en todo. Esta mujer se nota cuando entra. Si estás en una fiesta sabes que la Britny está ahí. Cambió mucho la corporalidad, cambió mucho la voz; obviamente tratamos de hacer un acento con todo el respeto del mundo, tomando en cuenta que en la serie hay personas de clase alta, media y baja y que de esos mundos siempre hay algo que aprender. Resulta que la Britny termina enamorándose del primo Diego, dándose cuenta que los dos son seres humanos, que de dónde vengas, dónde naciste, no tiene nada que ver; eso es un mensaje muy importante y creo que tenemos mucho que decir con esta serie.

MD’B: ¿Han pensado en una nueva temporada de acuerdo al éxito que han tenido?

BI: Sí, estamos emocionadísimos porque en un año hicimos dos temporadas y fue padrísimo, aunque estábamos en pandemia. El año pasado estando en “Cuéntamelo ya” me tocó hacer la segunda temporada y este año me tocó hacer la tercera temporada y haciendo una telenovela, “Fuego Ardiente”. Entonces nos dimos cuenta de algo importante: en estos tiempos tan complicados de tanta tragedia qué mejor medicina que la risa. Entonces creo que por eso está teniendo mucho éxito esta barra de comedia y creo que Televisa está haciendo muy bien al regresar y apostar por la risa; estos programas cortos pero divertidos que pasan una vez a la semana como “Vecinos”, como “40 y 20” que han sido todo un éxito.

MD’B: Si te dieran a elegir entre conducir y actuar y solamente tuvieras una opción, ¿qué optarías?

BI: Me parece complicadísimo porque es totalmente diferente. ¿Qué pasa? Cuando uno conduce es padrísimo que la gente conozca a Bárbara, que sepan mi opinión, de alguna manera es muy emocionante pensar que puedes hacer algún cambio, que puedes ser un líder de opinión. Como actor imagínate lo divertido que es cada vez que te entregan un personaje, puedes convertirte en algo completamente diferente a lo que tú eres. Si se diera en mi carrera de mediar entre un melodrama, conducir y hacer comedia, sería la más feliz del mundo.

MD’B: ¿Por qué el público tiene que ver “Mi Querida Herencia” en esta temporada y en las que vengan?

BI: Yo lo diría muy sencillo: es época complicada y la mejor disciplina es reírnos un rato. Les vamos a quitar media hora a la semana de despejarnos, de olvidarnos, de recordar que la risa es importante y que hay cosas que hay que agradecer. Entonces yo invitaría a la gente que todos los jueves no se pierdan “Mi Querida Herencia”. Seguramente algún personaje les va a gustar, se van a identificar o por qué no, el fin de semana buscar a alguien parecido. Entonces invitarlos a que nos den la oportunidad.

MD’B: ¿Qué viene en tu vida a parte de esta temporada que estás haciendo de “Mi Querida Herencia”?

BI: La verdad el año de pandemia para mí fue de muchísimo trabajo; fue un año de gran bendición. Vengo de terminar la telenovela, de terminar la serie, me regrese a “Cuéntamelo ya” que es un programa que siempre que puedo, regreso. Viene una conducción importante de Premios “Lo Nuestro”. Filmé una película antes de la pandemia que obviamente se nos complicó porque todo se cerró, pero el show debe de continuar; esperemos próximamente el estreno. También estoy coproduciendo una película que se llama “Suegra a bordo” si es que ya queda ese nombre y me emociona muchísimo para meterme un poco más, tengo mucho que ver en la película. Entonces sumarle a esto de no solo locutora, no solo conductora, sino también esperemos próximamente productora.

-Bárbara Islas, una poblana heredera de sangre de gran abolengo:

MD’B: Tu abuelo don Eduardo Ganime fue un grande de la comunicación en Puebla, tus papás grandes políticos.

BI: Teniendo esas figuras tan importantes en mi vida debo seguir su ejemplo. Mi papá (Víctor Hugo Islas), además de ser un gran político, es un gran orador. Con mi abuelo desde chica, por él empecé a ver que me gustaban las comunicaciones, que me gustaba el radio y comencé a entrarle. Conseguí mi licencia de locución y un día me di cuenta que para esta carrera si quieres grandes cosas, el sacrificio es grande y por eso decidí venirme a la ciudad de México a actuar, a conducir, a volverme influencer, si es que se le puede decir así, y a crear historia.

MD’B: Creo que lo único que te falta por hacer es ser charro, porque tu tío (Gerardo Islas) es uno de los grandes charros.

BI: (ríe) Me ha invitado, me ha invitado, pero eso sí no, eso es para otras personas.

MD’B: Teniendo a la familia tan importante en Puebla y siendo poblana obviamente, ¿te sientes profeta en tu tierra?

BI: Creo que es complicado. La verdad es que yo estoy muy agradecida con mucha gente. Cada vez que voy, voy con todo el gusto, como delicioso, pero creo que Puebla me ha costado trabajo, ha sido difícil, ha sido tener que demostrar más. De repente yo sentía que si me dedicaba a la política mucha gente iban a decir “es que Bárbara tiene lo que tiene porque sus papás son políticos”. Creo que en esta carreta también yo sentía que iban a decir “todo lo que ha logrado es porque su abuelo se dedicaba a esto”, entonces siento que fue una gran presión para mí el venirme sola a la ciudad de México, sin ningún contacto aquí, sin conocer a nadie y siento que más bien, he tenido que demostrarles que en Puebla hay mucho talento y que solamente falta el apoyo.

MD’B: Si tuvieras en este momento de tu vida enfrente a tu abuelo don Eduardo Ganime, ¿qué le dirías?

BI: Fíjate que siempre me decía una frase que se me quedó grabadísima y le diría “tenías razón”. Es increíble, cuesta trabajo pero vale mucho la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *