Saúl Huerta, el ¿presunto? depredador sexual que solo por azar no fue presidente municipal

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Que si el senador Alejandro Armenta Mier intercedió ante la Comisión Nacional de Elecciones de Morena para que avalara su candidatura a la reelección.

Que si el gobernador Miguel Barbosa lo tenía en su primer círculo de aliados y, por lo mismo, lo proyectó en las filas morenistas.

Que si gente de la presidenta municipal de Puebla con licencia, Claudia Rivera Vivanco, lo llevó al partido.

Que si Ignacio Mier Velasco, coordinador de los diputados federales morenistas, fue su promotor ante la 4T y que, por lo mismo, lo defendió de un necesario desafuero con el estúpido argumento de que el abuso contra un menor edad no lo habría cometido en su actuar parlamentario: Acusado de pedófilo, detienen en la CdMex al diputado federal morenista poblano Saúl Huerta Corona

Saúl Huerta

Lo cierto, la verdad es que Saúl Benjamín Huerta Corona llegó a Morena a finales de 2017 y principios del 2018 por su propio pie, empujado por la ambición de ser presidente municipal de Puebla, luego de militar toda su vida política en el PRI y al constatar que personajes como Enrique Peña Nieto, Mario Marín Torres y demás bazofia habían acabado con las posibilidades de revivir al ex “partidazo”.

UNA TÓMBOLA SALVÓ A LOS POBLANOS DE QUE SAÚL FUERA SU ALCALDE

En entrevista, Carlos Figueroa Ibarra, miembro de la dirigencia de Morena en Puebla y secretario de Derechos Humanos del CEN morenista, recordó que Saúl Huerta se presentó motu propio en la sede estatal del partido, en la zona de Valsequillo, para respaldar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que quería ser alcalde de la Angelópolis, pero un sorteo, una tómbola definió que dicha postulación debía ser para una mujer. Así fue como Puebla se salvó de que un supuesto depredador sexual se convirtiera en su edil: “Me drogó, me bajó el pantalón y con mi mano agarró su pene”, relata en un audio la supuesta víctima del diputado Saúl Huerta

Los morenistas lo aceptaron como hicieron con gente como Lili Téllez, Germán Martínez o Gabriela Cuevas, con el ánimo de sumar adeptos para evitar que la contienda presidencial del 2018 se cerrará y diera la posibilidad de que el PRI cometiera un “fraude electoral como los del 2006 y 2012”, añadió Figueroa Ibarra.

EL TENUE AMAGO DEL 2020 POR LA PRESIDENCIA MUNICIPAL DE PUEBLA

Incluso, Huerta Corona fue visto entre los morenistas como un ex priísta, sí, pero también como un político serio, sin escándalos de corrupción y que –además- ofreció algo que la mayoría no podía dar a la 4T: Estructura, seguidores y recursos materiales y políticos acumulados durante décadas como líder de San Francisco Totimehuacán.

Saúl Huerta

Su sueño de ser candidato morenista a la alcaldía de Puebla no acabó en el 2018, cuando un sorteo, apenas una tómbola definió que dicha postulación debía ser para una mujer, sino que hace poco, en octubre del 2020, retomó su incipiente campaña por la Angelópolis al criticar al ayuntamiento de Puebla y exigir obras para San Francisco Totimehuacán: Saúl Huerta retoma su campaña por el 2021 y se lanza contra el ayuntamiento de Puebla

En esa ocasión, Huerta Corona amenazó con movilizar a gente de la junta auxiliar si el gobierno municipal no hacía una obra que demandaba, aunque –como le ocurrió en el 2010, 2018 y 2021, en todas las ocasiones que aspiró a la presidencia municipal de la Angelópolis – sus ambiciones nunca se lograron…para bien de los poblanos y, en especial, de los adolescentes varones de la Angelópolis.

JUSTICIA, NI IMPUNIDAD NI LINCHAMIENTO MEDIÁTICO: CARLOS FIGUEROA

El secretario de Derechos Humanos de la dirigencia nacional morenista reiteró que algún liderazgo del partido (Miguel Barbosa, Claudia Rivera, Alejandro Armenta, etc) haya “apadrinado” a Huerta Corona. También exigió justicia para las supuestas víctimas, se pronunció por una investigación que llegue al fondo del asunto:Salen a la luz más víctimas de Saúl Huerta por presunto abuso sexual

Demandó la aplicación de la ley, que no haya impunidad, pero que tampoco se aplique un linchamiento mediático, político o social contra el todavía diputado federal morenista. Añadió que “desde el punto de vista legal se tiene que partir de la presunción de inocencia y realizar la investigación correspondiente”.

Figueroa Ibarra también consideró desafortunada la posición negativa inicial del coordinador de los diputados federales de Morena, Ignacio Mier Velasco, quien se mostró renuente a desaforar a Huerta Corona con el argumento de que el presunto intento de abuso sexual contra el menor de edad sucedió FUERA del entorno legislativo: Morena se enreda en defensa de diputado Benjamín Saúl Huerta, acusado por presunto abuso sexual de un menor en la CDMX

Se pronunció por qué la mayoría de su partido en la Cámara de Diputados federales facilite la investigación policíaca y el proceso legal del todavía legislador, para que se esclarezca el caso y haya justicia: Dirigencia estatal de Morena confirma que Saúl Huerta ya no es candidato a su reelección

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *