Puebla, al semáforo amarillo en la pandemia Covid19…de la mano del Pacto Comunitario

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Solamente quien se ha enfrentado cara a cara con la muerte sabe valorar las vidas propia y ajenas.

Es el caso del gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien con decretos, un tratamiento técnico –sanitario de la pandemia, la implementación del Pacto Comunitario y, luego de aguantar innumerables presiones políticas y sociales de distintos grupos, como empresarios y opositores, logró conducir a Puebla al semáforo amarillo dentro de la pandemia Covid19: Puebla iniciará la semana con luz amarilla en el Semáforo covid; suma más de 33 mil contagiados y 4 mil 188 fallecidos

Luego de emitir sendos comentarios desafortunados al inicio de la crisis de sanidad, Miguel Barbosa Huerta retomó el camino, asumió con seriedad la conducción de la entidad y –poniendo en riesgo su propio bienestar físico con ruedas de prensa diarias- no escatimó recurso alguno enfrentar una crisis de salud que nadie, ni él mismo, se había imaginado.

Y vaya que en Puebla la pandemia pintaba para ser mortífera, como lo demuestra su situación geográfica, ya que el estado colinda con los primeros lugares del país en enfermos y fallecidos por Covid19, como la Ciudad de México, EdoMex, Veracruz, etc.

Una entidad gobernada por el PAN, Guanajuato, en el Bajío, es la única que destaca por la cantidad de contagios que tiene y que no se encuentra en la zona metropolitana de la CdMex. Pero todos los demás estados en los que el Coronavirus pegó con tubo limitan con Puebla: Parte de Guerra nacional lunes 28: Son ya 76 mil 530 muertos y 730 mil 817 contagios de Coronavirus

DESDE DECRETOS HASTA DESPIDOS

Como él mismo lo señaló en su rueda de prensa de este lunes, todavía no se puede cantar victoria ante el hecho de que Puebla haya sido incluida dentro del semáforo amarillo en la pandemia, puesto que la posibilidad de un rebrote es permanente: Pide Barbosa Huerta mantener comportamiento conservador ante la pandemia

Miguel Barbosa Huerta

Pero quien expidió diversos decretos, propuso un Pacto Comunitario y no se cansó de pedirle a la gente que siguiera las medidas sanitarias y se resguardara en casa fue él. Incluso, cuando vio que su ex colaborador Jorge Uribe Téllez no tendría la capacidad de conducir al estado a buen puerto en la pandemia, no dudó en despedirlo y en nombrar a alguien que, hasta ahora, ha dado resultados: José Antonio Martínez García es el nuevo secretario de Salud estatal

Miguel Barbosa tuvo que aguantar presiones y recriminaciones de diferentes grupos políticos y sociales, como Genoveva Huerta y hasta la Coparmex, que vieron en la crisis una oportunidad de ganar votos para el 2021 o que –víctimas de una desesperación por demás entendible- exigían reabrir la economía ¡justo en lo más álgido de la pandemia!: Por intereses políticos, la Coparmex azuza a los empresarios contra el gobierno, acusó Miguel Barbosa.

LA DOBLE SOLEDAD DE LA PANDEMIA

Y, luego del chasco de los ventiladores inservibles en que se involucró el secretario de Administración municipal, Leobardo Rodríguez, quedó muy claro que el gobierno estatal tendría que llevar a Puebla a superar la crisis sanitaria solo, sin apoyo de los demás niveles gubernamentales ni de otros sectores sociales, porque ni empresarios ni la jerarquía católica han hecho aportaciones importantes de recursos materiales y/o humanos.

Y si a eso se le suma que la secretaría de Salud federal ha fallado en la búsqueda de la vacuna, se niega a realizar pruebas masivas de contagios y mucho menos ha apoyado con equipo de salud a los estados, es obvio que fue el gobierno barbosista el que adaptó hospitales para hacerlos Covid, contrató personal y adquirió bienes sanitarios para que la pandemia no generara consecuencias desastrosas: Para 2020, la federación designó a Puebla menos dinero que en este 2019: Miguel Barbosa

Dueño de un estilo duro, directo, crudo, sus detractores dirán –con mezquindad – que sacar a Puebla adelante en la crisis sanitaria era su obligación como gobernador. Y es cierto, pero también lo es que Miguel Barbosa ha sabido conducir a la entidad en uno de los momentos más delicados de su historia reciente y para el que nadie pudo haberse preparado.

¿Alguien se imagina qué habría hecho el “doctor” Enrique Cárdenas Sánchez en una situación como la que todavía enfrenta Puebla?. Apuesto 3 a uno a que se habría ido a la Ciudad de México a exigirle recursos al gobierno federal y a organizar inservibles e interminables coloquios para que sus amigos académicos de nivel medio filosofaran sobre la pandemia.

Enrique Cárdenas Sánchez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *