Las pandemias no son eternas; a trabajar ya

Mundo Rural

Hipólito Contreras

Si el objetivo es destrozar economías, pues entonces sigan paralizando a las empresas catalogadas como no prioritarias cuando en realidad todas son prioritarias, todas tienen personal, todas pagan impuestos y todos los servicios, todas forman parte de la vida del país, no tiene caso ni sentido tenerlas cerradas.

Si un virus es destructivo en muy alto nivel, lo mismo va a dañar a gente en sus casas que fuera de ellas, si un virus viaja por el aire como afirman los científicos, entonces va a llegar a todas partes, todos nos veríamos expuestos estemos confinados o no.

Que todas las empresas trabajen con sus correspondientes medidas sanitarias es correcto y necesario no sólo en tiempos de pandemia sino en cualquier tiempo, si todos usamos protectores, pero sobre todo si protegemos nuestras defensas, no seremos inmunes a los virus si estos son muy fuertes, pero nos defenderemos más, existen menos probabilidades de infectarse.

Este punto de la alimentación es uno de los puntos débiles en México donde la población es consumidora en alto nivel de refrescos, de comida chatarra y hasta de alcohol y cigarro. Un alto porcentaje de los mexicanos está subalimentado, mal y pésimamente alimentado, esto da como resultado un sin fin de enfermedades, de infecciones, se trata de una población muy vulnerable a los virus.

Claro, muchos factores intervienen: pobreza, desempleo, malos hábitos, falta de higiene, bajo nivel cultural, irresponsabilidad, consumismo, exceso en el uso nuevas tecnologías que hasta se olvidan de comer, etc, todo esto contribuye a una alta debilidad en el sistema defensivo del organismo y hacerlo presa de la enfermedad.

Y no es precisamente la pobreza ni la falta de cultura lo que conduce a infecciones porque hay gente muy preparada que no se cuida o es adicta al alcohol y al tabaco, casos hay miles.

Un punto vital que el gobierno debe hacer es apoyar a todo mundo, pero sobre todo a los que menos tienen, y que son muchos millones, ayudarla a alimentarse lo mejor posible y cuidar la higiene, una buena alimentación y buenos hábitos conducen a tener una población saludable, mejor protegida contra los virus y las enfermedades.

Esta sería la parte preventiva entre la población, esto debe ser acompañado por la parte curativa que implica que el Estado ponga a disposición de la población una buena infraestructura médica y hospitalaria, con personal muy capacitado y bien pagado, dispuesto a servir. Como hay una parte preventiva, la infraestructura médica no se saturaría como ocurre hoy, por lo tanto, habría una buena atención.

Claro, estamos hablando de un país más desarrollado y avanzado, México no lo está aún, le falta mucho para llegar a este nivel, este es un país con mucha desigualdad, con mucha injusticia, con mucha hambre, con malos hábitos alimenticios, con alto consumo de refresco, alcohol y cigarro, con una población desnutrida, con millones de obesos, con poco deporte, con mucha corrupción, etc,.y así cualquier virus entra fácilmente a los organismos, por más que la gente esté en casa.

Que el gobierno por ahora le ponga atención a la alimentación poniendo al alcance de la gente los productos que necesita y que son recomendables, que oriente a la población sobre la necesidad de la higiene y que evite los productos nocivos.

Esta pandemia nos está enseñando lo que debemos hacer y lo que no debemos hacer, no porque la gente no trabaje se va a proteger, la van a proteger otras prácticas, otras costumbres, otros hábitos, tenemos que ser mejores en todos los sentidos, si somos mejores, si nos cuidamos, si respetamos la vida, si respetamos todos lo que existe, si cada cosa lo dejamos en su lugar y en su espacio, si todos esto hacemos, nos va a ir mejor.

Por ahora vamos a trabajar en orden, en paz, apliquemos todas las medidas que se nos indican. Todos a trabajar porque necesitamos ingresos para vivir, las empresas necesitan permanecer por todo lo que representan para el país, y al gobierno le pedimos que haga lo que debe hacer, reactivar la economía, proteger a las empresas, respetar las libertades, ofrecer seguridad, combatir la pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías