Andrés Manuel López Obrador y la gobernabilidad de la cuarta transformación

Maricela Allende Marcito

GEA Grupo de Economistas y Asociados e ISA Investigaciones Sociales Aplicadas S.C. han dado a conocer que desde junio de 2019 la caída presidencial suma 27 puntos y es la primera vez que más mexicanos desaprueban a la Administración comparando la popularidad de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox, el presidente López Obrador es quien tiene un nivel menor.

La pandemia

Desde el inicio de la pandemia era claro que la economía seguiría cayendo. Para muestra el 62% de los encuestados opina que su ingreso se afectó mucho, un 34% un poco y solo 5% nada.

Un 35% de los ciudadanos cree que les llevará algunos meses para recuperarse de la crisis mientras un 28% indica más tiempo, 25% un año y tan solo 12% unas semanas.

La pandemia continúa creciendo y a medida que pasan los días los ciudadanos opinan que es peor (48%), 32% dice que mejor y 21% que seguimos igual, aunque más de la mitad (54%) desaprueba el manejo de la crisis sanitaria.

El 61% no está de acuerdo con la decisión de AMLO de no apoyar a las empresas para lograr conservar los empleos, miles de ciudadanos fueron despedidos y se quedaron sin sustento para sus familias.

Una pregunta interesante en la encuesta fue:

¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo en que se continúe con la construcción de la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya?

El 57% no lo aprueba porque dice que los recursos se necesitan para atender la pandemia que sigue en curso y no olvidemos que en reiteradas ocasiones el máximo mandatario ha dicho que el Tren Maya y la dichosa refinería seguirán su curso, pese a críticas y recursos legales en medio de una crisis sanitaria que ha cobrado miles de vidas. A pesar de ello un 40% cree que los recursos han sido suficientes.

La corrupción

En septiembre 69% y un 81% en noviembre de 2019 obtuvieron cifras no muy lejanas de marzo 70% y 79% en junio de 2020 y los ciudadanos creen que aún hay corrupción, es decir, aunque esté al frente AMLO como presidente es más de lo mismo.

En marzo el 19% opinaba que los funcionarios son más corruptos de los anteriores y para junio aumentó a 36% una gran diferencia en solo tres meses.

El rumbo del país

En marzo de 2019 un 60% creía que el país se encontraba en el rumbo correcto y después de un año con tres meses el 62% dice que México se encuentra en un rumbo equivocado.

GEA-ISA menciona que en los 22 años que llevan realizando su encuesta jamás un 58% de la población había manifestado que la situación política de este país es peor a la del año anterior contra un 18% dice ser mejor.

La situación política que vivimos actualmente es deprimente y una clara muestra es que el 38% asegura es mala, 34% la considera muy mala contra un 4% que opina es muy buena y 24% simplemente buena.

Es bien sabido que Andrés Manuel López Obrador presidente de México desde el inicio de su gobierno puso etiquetas aquellos que no están de acuerdo en su forma de gobernar puesto que insulta, descalifica y pone apodos, al parecer ya olvido esos años en los fue quien siempre cuestionó las decisiones de los gobiernos anteriores quizá por eso ahora se dedica a dar fin a instituciones que crearon y lograron grandes cambios con otros gobiernos, ahora el 97% piensa que la sociedad está dividida políticamente y la causa es el mal gobierno y solo un 7% opina lo contrario.

Otro de los porcentajes altos registrado es entre quienes respaldan y quienes rechazan a López Obrador con un 61%.

El 21% no tiene idea, 17% entre ricos y pobres, 1% la que existe entre Norte y Sur.

La tolerancia e intolerancia.

El 63% considera al presidente una persona intolerante con sus críticos, porque siempre desaprueba aquellos que opinan lo contrario a él, pareciera que se está con él o en su contra. Un 37% dice que está abierto a las críticas, aunque al mencionar datos de algún tema él siempre dice que tiene otros.

La popularidad y desaprobación de López Obrador y la cuarta transformación seguirá a declive si mantienen su manera de gobernar y continúan tomando malas decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías