Caso Nazario Garibay en Colima: Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, unidos por la impunidad con el abuso de militares

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Entre noviembre y diciembre del 2017, en Manzanillo, Colima, policías estatales y elementos de la Sedena y Semar atacaron la empresa de lavado de autos de Nazario Garibay Godínez, se llevaron detenida a su mujer acusandola de narcomenudeo y la atacaron.

También detuvieron a su sobrino, Édgar Alejandro Ruiz Garibay y, cuando Nazario respondió a este ataque violento tanto del gobierno estatal como de supuestos representantes de 2 dependencias federales, los agresores regresaron a su negocio para asesinar a tiros a Édgar Alejandro y a uno de sus empleados: Sedena y Semar se lavan las manos en el caso de Nazario Garibay, el hombre al que supuestos militares le mataron un sobrino, atacaron a su mujer y acabaron con su negocio

Hace ya 2 años y medio que las vidas de Nazario Garibay y su familia se convirtieron en un infierno, cuando presuntos miembros de las secretarías de Defensa Nacional y de Marina acabaron con su próspera empresa y les obligaron a huir de su hogar, en Manzanillo, Colima, después del ataque por el que –hasta el momento – ¡no ha sido acusado ni condenado ninguno de sus perpetradores!: Ataque armado en autolavado de Manzanillo deja dos muertos y un herido

En junio del 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales y prometió un cambio de régimen, nació en Nazario y su familia la esperanza de que –ahora sí- habría justicia y que se acabaría la impunidad de la que gozan, hasta ahora quienes asesinaron a 2 personas e hirieron a una más durante el ataque al negocio de autolavado.

DOS AÑOS Y MEDIO, DOS PRESIDENTES, TRES ASESINADOS…Y NADA DE JUSTICIA

Las esperanzas crecieron en julio del 2019, cuando –finalmente- el gobierno federal otorgó a Nazario Garibay y a su familia la condición de víctimas y se hicieron públicos los nombres de los presuntos culpables de la infamia:Luego de casi 2 años, el gobierno federal reconoce como víctimas a la familia de Nazario Garibay por matanza en Manzanillo, Colima

Pero pese a recomendaciones tanto de la Comisión Nacional de Derechos Humanos como de la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH), hasta ahora la gestión lopezobradorista tampoco ha sancionado a ninguno de los culpables de la matanza, pese a que están plenamente identificados por la propia víctima.

La impunidad con que el gobierno de Peña Nieto “premió” el atentado Garibay Godínez y a su familia encontró un lamentable eco en la administración lopezobradorista, pese a que este brutal caso de corrupción y abuso de poder ya provocó, probablemente, un tercer homicidio: el de César Adrián Ascencio Daniel, sucedido el 14 de marzo del 2019, también en Manzanillo.

María Silvia Guardado Sandoval mantiene un plantón afuera del Congreso de Colima desde enero del 2019 y, de un tiempo atrás, se sumó a la cruzada de Nazario Garibay por obtener justicia. Ella fue quien – a finales de febrero de este año- grabó la disputa verbal de Nazario con el almirante de la Sedena, Salvador Gómez, quien al verse increpado en un evento público optó por lanzar acusaciones sin sentido, luego retractarse y abandonar el lugar, literalmente, con la cola entre las patas : Almirante Salvador Gómez acusa a Nazario Garibay de pertenecer al CJNG

ACUSA DE ASESINO AL GOBERNADOR DE COLIMA Y 10 DÍAS DESPUÉS LE MATAN A UN FAMILIAR

En una primera instancia, la protesta de Guardado Sandoval frente a la legislatura colimense fue por un tema simbólico, el de pronunciarse contra los diputados locales que se quitaron las siglas de Morena para volverse independientes: Ciudadanos se manifiestan afuera del Congreso en contra de las diputadas que abandonaron las filas de MORENA

El 5 de marzo pasado, cuando AMLO fue a Manzanillo, María Silvia Guardado increpó duramente al gobernador priísta colimense, José Ignacio Peralta Sánchez, al que delante del propio presidente de México le dijo “asesino” y le reclamó el daño infringido a la entidad y la ola de violencia que la sacude: “¡Quiere llorar, quiere llorar!”, ahora abuchean a gobernador de Colima en mitin de AMLO

Como ella misma lo relata, pocos días después de haberle gritado “asesino” a Peralta Sánchez frente a AMLO, su cuñado, César Adrián Ascencio Daniel, fue liquidado. Públicamente, María Silvia Guardado ha acusado del crimen al mandatario de Columna: Mueren tres hombres baleados, hallan restos humanos y desaparece otra mujer

Unidos en la lucha por la justicia y con el dolor de perder a seres queridos en medio de una total impunidad y violencia que sacuden no solamente a Colima, sino a todo el país, Nazario Garibay Godínez y María Silvia Guardado mantienen su cruzada, pese a que ni con la 4T en la presidencia de México han logrado que sean castigados los asesinos de sus familiares.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *