Máscaras prehispánicas y mortuorias

Staff/Rossi

En el mundo prehispánico existió un profundo sentimiento de culto a los muertos, y en sus ceremonias funerarias la máscara tenía importancia especial.

En la Sala Víctor Moya del Museo Nacional de la Máscara, hay un área dedicada a las máscaras prehispánicas y mortuorias, donde se exhibe una réplica de la tumba de Pakal. Para conocer esta sala de manera virtual, se puedes dar un clic en https://goo.gl/maps/MQcGmSgzUV9hCyC3A

En el México antiguo, el perro, el escuintle común, llevaba a cabo la misión de guiar al difunto hacia el inframundo, usando una máscara de Xolotl que le otorgaba poderes sobrenaturales.

El culto a los muertos, especialmente cuando se trataba de un personaje, implicaba el uso por el sacerdote oficiante de una máscara, que después de la ceremonia era colocada sobre el rostro del muerto. Ejemplo de esto es la máscara de jade encontrada en el Templo de las Inscripciones, en Palenque, Chiapas.

Es probable que esa máscara haya sido inspirada por el deseo de conseguir la inmortalidad, como en las culturas egipcias, grecorromanas, orientales y sudamericanas.

Las fechas de reprogramación de actividades culturales de forma presencial se darán a conocer a través de los distintos espacios con los que cuenta la Secretaría de Cultura en San Luis Potosí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *