Claudia Rivera Vivanco, el costo de ser una verdadera feminista

Roberto Desachy Severino

En los casi 500 años de historia de la ciudad de Puebla, solamente 2 mujeres han sido presidentas municipales, una realidad que refleja –por sí misma- el profundo machismo político y cultural imperante en la tercera ciudad más poblada del país.

De partidos, épocas, realidades y personalidades diferentes, Blanca Alcalá Ruiz (PRI) y Claudia Rivera Vivanco (Morena) son las únicas féminas que han tenido la responsabilidad de gobernar la Angelópolis. La primera es una profesional de la política, experimentada, con varios cargo públicos, como senadora, diputada local, dirigente de su partido y candidata a la gubernatura.

 

Blanca Alcalá

Claudia Rivera Vivanco es la segunda mujer en alcanzar la presidencia municipal de Puebla y su perfil político y personal es muy distinto al de su antecesora en el cargo, porque la actual edilesa fue y sigue siendo activista, sobre todo a favor de las féminas: Sigo siendo una activista a favor de los ciudadanos, afirma Claudia Rivera

Claudia Rivera Vivanco

Aunque haya notables diferencias entre ambas, también comparten similitudes además de la obviedad del cargo, ya que tanto Blanca Alcalá como Claudia Rivera retomaron la lucha de género como bandera en sus administraciones, aunque solamente la segunda tuvo el coraje de pagar el costo de ser una verdadera feminista: Vídeos desde Puebla: Claudia Rivera reitera el apoyo a las marchas feministas

MARIO MARÍN TORRES, OTHÓN BAILLERES Y LA PRISIÓN A MUJERES POR ABORTAR

Blanca Alcalá y Claudia Rivero no formaron parte del equipo cercano del gobernador en turno, Mario Marín Torres y Luis Miguel Barbosa, respectivamente, pero la priísta claudicó, cuidó su interés político personal y cedió posiciones al permitir que su mayoría en el Cabildo aprobara la entonces llamada “Ley Bailleres” por la que comenzó a penalizarse con la prisión a las mujeres que abortan.

En contraste, en la práctica, Rivera Vivanco ha sido una férrea defensora de las causas de las mujeres, aunque eso la llevó a distanciarse de sectores conservadores y de ultraderecha, como el arzobispo Vìctor Sánchez Espinosa y su propio compañero de partido, el presidente del Congreso local, Gabriel Biestro: Arzobispo de Puebla exige a diputados no despenalizar el aborto…ni siquiera en el caso de la violación

Víctor Sánchez Espinosa

Cierto que la actual alcaldesa de Puebla ha tenido la suerte de que el gobernador vigente se mantiene respetuoso y hasta impulsor de las luchas por la equidad de género y las causas sociales: Vamos juntos a resolver los temas de seguridad, dice el gobernador Miguel Barbosa a estudiantes

Además, Luis Miguel Barbosa se mantiene ajeno a las “guerras moraloides” que, en su momento, emprendieran algunos de sus antecesores, como el propio Mario Marín o los fallecidos Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, quienes se negaron a despenalizar con la cárcel el “delito” del aborto en Puebla: ¡Cosas veredes!… Mario Marín y Rafael Moreno Valle unidos por la penalización del aborto

Sin embargo, sí es muy notoria la congruencia de Claudia Rivera en su lucha a favor de la equidad de género y de causas tradicionalmente de izquierda, como la aprobación de los matrimonios igualitarios, pese al costo político y personal que le pueda generar, como el rechazo público del arzobispo de Puebla: Nota en Vídeo: Arzobispo de Puebla arremete contra Claudia Rivera, la presidenta municipal que apoya el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *