Los Juegos Mundiales Militares de Wuhan acercan a las fuerzas de paz

PRNewswire

Los Juegos Mundiales Militares de 2019, celebrados por participantes de todas partes del mundo, han contribuido a fortalecer la convicción en la paz. Se ha apagado la llama de la séptima edición de los Juegos Militares Mundiales. Según el Comité Ejecutivo de la séptima edición de los Juegos Mundiales Militares del CISM, casi 10.000 deportistas militares de todas partes del mundo se dieron cita en Wuhan, la “ciudad de los ríos y los lagos”, para promover la paz y conquistar la gloria. Ellos compitieron limpiamente y se esforzaron arduamente en el terreno, a la vez que hacía amigos y se daban aliento unos a otros fuera del terreno.

El evento permitió que el “resplandor del deporte” disipara la sombra de la guerra, fomentará las comunicaciones entre diferentes culturas y reuniera los corazones de las personas a favor de la paz. Como eje del transporte, Wuhan impresionó al mundo con características chinas. Deportistas de todo el planeta exhibieron la gloria militar con el máximo de su esfuerzo. Los maravillosos juegos han creado un nuevo capítulo en el intercambio de la amistad y el establecimiento colectivo de la paz.

Un nuevo capítulo para los Juegos Militares Mundiales

Los juegos enfatizaron el tema de la paz y la cooperación.

La “espectacular, increíble y emocionante” ceremonia inaugural “antorcha de la paz” permitió que más personas aprendieran que el pueblo chino, que ha sufrido a causa de la guerra, durante mucho tiempo han buscado la paz y la desea profundamente.

“Wu”, el carácter chino que significa “militar”, está formado por otros dos caracteres: “Zhi”, que significa “fin”, y “Ge”, que significa “lanza”. En una época tan lejana como hace 2000 años, en la región de Jingchu, donde se encuentra Wuhan, surgió la antigua filosofía china de que las fuerzas armadas se emplean para evitar el uso de las armas. Los Juegos Militares Mundiales se iniciaron para conmemorar el 50 aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial, y el hecho de que China es el principal campo de batalla contra el fascismo en el Oriente. Por primera vez los juegos se realizaron en China, lo cual refleja el aporte de China al proceso de paz en el escenario mundial, declaró Herve Piccirillo, presidente del Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM, por sus siglas en francés).

Desde su exitosa candidatura para organizar los juegos, en mayo de 2015, el Gobierno y las fuerzas armadas chinas se han adherido al principio de organizar juegos “verdes, inclusivos, abiertos y limpios”. Con la integración de una perspectiva global y características chinas, toda la labor preparatoria se había realizado a elevados estándares.

Deportistas de todo el mundo se dieron cita en Wuhan para compartir la gloria militar. Casi 10.000 deportistas de 109 países participaron en los juegos, que contaron con 27 deportes principales y 329 eventos. Las competencias, los alojamientos y las recepciones se organizaron a una altura comparable a la de los Juegos Olímpicos, y sirvieron de plataforma más amplia para que los deportistas de los países participantes compartieran la amistad y fortalecieran colectivamente la paz.

Por primera vez en la historia de los Juegos Militares Mundiales del CISM, los juegos se abrieron al público y no estuvieron limitados a las bases militares. Se trató de los primeros juegos que contaron con una nueva villa deportiva. Además, fue la primera vez que todas las competencias se desarrollaron dentro de una ciudad, y la primera vez que se ofrecieron servicios integrales de voluntarios a las delegaciones. Los juegos fueron los mayores de su tipo, comparables a cualquier evento deportivo de clase mundial, expresó Piccirillo, quien agregó que los juegos de Wuhan harían que el mundo estuviera consciente de la importancia de los deportes para los preparativos militares, las operaciones de paz y los intercambios militares globales.

Los juegos de Wuhan dejaron una clara huella china en la historia de los Juegos Militares Mundiales, que también impulsaron la pasión de Wuhan, importante ciudad del centro de China, por acelerar el ritmo para convertirse en una metrópolis internacional.

Tras la ceremonia inaugural, más de 50.000 espectadores y más de 10.000 participantes en los espectáculos abandonaron las instalaciones de manera ordenada, y prácticamente todos los desechos se retiraron. Se reclutó a un total de 26.000 voluntarios, y la cifra de solicitantes superó los 90.000. Muchos de los eventos estuvieron a plena capacidad y las entradas se agotaron. Las ovaciones de las multitudes mostraron la hospitalidad de la ciudad.

El fortalecimiento de fuerzas para la paz

Roberto Punzo, un soldado italiano que participó en silla de rueda en la prueba de tiro con arco, recibió muchos aplausos y gran respeto de los espectadores locales durante la prueba.

En 2006, él participaba en una misión de paz cuando una explosión lo alcanzó. La herida le impidió al expiloto volver a caminar. En los momentos más oscuros de la vida de Punzó, fue el deporte lo que lo inspiró a levantar el ánimo y recuperar la confianza.

Los soldados no están para llevar la guerra, sino para mantener la paz para toda la humanidad, afirmó Punzo, de 55 años. “Fui herido en la guerra, y anhelo la paz más que nadie”.

Los Juegos Militares Mundiales surgieron para conmemorar la paz y fomentar la amistad. Se han convertido en una importante plataforma para que las fuerzas armadas de diversos países exhiban su imagen, fortalezcan la amistad y amplíen su influencia.

En las tribunas para deportistas, los deportistas de diferentes países quizás no se conocían, pero se podían mirar, reír y aplaudir pocos minutos después. El espíritu deportivo es un idioma universal que no necesita traducción. La pared de la paz y la amistad de la villa deportiva de los juegos estaba llena de buenos deseos en varios idiomas a favor de la paz mundial, el amor por China y la amistad.

Durante los juegos, los alcaldes de 15 ciudades hermanas de Wuhan, de todas partes del mundo, enviaron cartas para apoyar los juegos y aplaudir por la paz.

“Como ex soldado y campeón olímpico, estoy consciente de lo que este evento significa para una ciudad y qué tipo de mensaje transmite al mundo de los deportes y los deportistas”, declaró Zsolt Borkai, alcalde de Gyor, Hungría.

En los últimos 40 años, Wuhan ha forjado vínculos de ciudades hermanas con más de 110 ciudades de más de 50 países. Este “círculo de amigos”, que abarca los cinco continentes, es un microcosmo de la adherencia de China al desarrollo pacífico y el fomento de la amistad.

La paz global se alcanzará cuando se siga una filosofía común. El mundo prosperará mientras prevalezca la paz.

Este espléndido, extraordinario y excelente evento deportivo militar mostró el nuevo aspecto de las fuerzas armadas del pueblo conforme se fortalecen. También reveló el gran impulso de la nación china hacia el rejuvenecimiento nacional, y transmitió la firme convicción de que China y los pueblos de todo el mundo trabajan juntos para crear una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías