Se espera un cambio en la manera de ejercer el poder por el actual gobierno estatal, afirma Samuel Porras

Hipólito Contreras

El poder en Puebla está en manos de dos fuerzas políticas, la Constitución federal habla de división de poderes, pero lo cierto es que en la elección del 2 de julio se refirió sólo al poder ejecutivo y legislativo, los que quedaron en manos de Morena, el poder judicial, Fiscalía, el Comisión de Derechos Humanos, organismos descentralizados quedaron en manos del panismo, afirmó el abogado Samuel Porras Rugerio.

Dijo que la estructura estatal tiene dos fuerzas políticas, y es lo que está generando choques, el problema de la inseguridad pública se inscribe en ese contexto, el trabajo del poder judicial tiene que ver con lo que sucede, policías preventivos, la forma como se combate el delito mediante la procuración y administración de justicia.

Expuso que es en esta configuración de la estructura del estado debe ser un elemento de análisis para cualquier planteamiento que se haga.

Comentó que con el gobierno del estado hay una buena relación hasta hoy con las organizaciones socales que presentan demandas, pero no hay aún soluciones a las mismas, pero por lo menos hay atención.

Tenemos, dijo, una posible reunión con el gobernador del estado para plantearle diversas demandas de las organizaciones sociales en espera de respuestas.

Porras Rugerio comentó que a poco más de dos meses del nuevo gobierno existe una buena relación, por lo que se espera un cambio de política hacia la población en general y que realmente se note el cambio en relación a la forma de gobernar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *