El irreal, desproporcionado e inútil gasto de Peña Nieto en “periodistas”

Rossi A. G. 

La lista de “periodistas” y representantes de medios de comunicación capitalinos que recibieron jugosísimos contratos en el gobierno federal anterior – revelada por la gestión amlista la semana pasada- no solamente demostró que Joaquín López Dóriga, Enrique Krauze, Adela Micha y demás tienen sobradas razones para extrañar a Enrique Peña Nieto: Pagó EPN millones a López Dóriga, Arreola, Krauze, Callo de Hacha…

También dejó muy claro que Eduardo Sánchez Hernández, ex vocero de Presidencia de la República en el sexenio de Enrique Peña Nieto- fue un reverendo imbécil, junto con todos sus colaboradores, ya que gastaron miles de millones de pesos en promover la imagen de un gobierno federal…que terminó como el más o uno de los más repudiados en la historia reciente del país.

Enrique Peña Nieto

Además, Sánchez Hernández y cía no pudieron evitar que, para finales del 2018 y este 2019, el partido del ex presidente de México, el PRI, quedará en el último lugar en las elecciones federales y en varios estados, incluyendo Puebla, Veracruz, etc. El desprestigio enorme de Peña Nieto superó –por increíble que parezca- al del tricolor: Tengo pruebas de que “El Chapo” dio mil 800 mdd a Peña Nieto y se las entregaré próximamente a la FGR: abogado

Así que Eduardo Sánchez y sus muchachos dilapidaron miles de millones de pesos…de la manera más estúpida del mundo, porque López Dóriga, Micha, Federico Arreola, Ricardo Alemán, Francisco Cárdenas y demás periodistas –algunos sí lo son, mientras otros solamente leen noticias y son opinadores profesionales muy caros- no pudieron “cuidar” o mantener una buena imagen de Peña Nieto y su gobierno ante la ciudadanía.

Joaquín López-Dóriga

AMLO CONVIERTE A LÓPEZ DÓRIGA, ADELA MICHA, ENRIQUE KRAUZE Y CÍA EN BLANCOS

Este contexto deja muy en claro que es prácticamente indefendible lo que Peña Nieto, Eduardo Sánchez y demás gastaron en “cuidar” o promover su imagen durante la administración federal pasada, sobre todo si se toma en cuenta que en el peñato se registraron casi 2 mil agresiones contra periodistas, incluyendo 41 asesinatos y 4 desapariciones, según la ONG Artículo 19: Condena ONU asesinato del periodista Santiago Barroso Alfaro

Sin embargo, por muy mal que el ex presidente de México haya manejado su Comunicación Social, imagen y sus relaciones con la prensa, no se puede dejar de alertar lo peligroso que puede resultar el hecho de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador les haya puesto X en las espaldas a los “periodistas” y opinadores de noticias millonarios.

Andrés Manuel López Obrador

Porque al haber exhibido las irreales y desproporcionadas cantidades de dinero que recibieron Krauze, Micha y demás en el sexenio anterior los puede haber convertido -también- en presas deseables para la delincuencia organizada. Tampoco puede descartarse la posibilidad de que alguna horda amlista agreda a alguien de los presuntos comunicadores nacionales.

Adela Micha

Ojalá no ocurra, pero basta con que alguno de los personajes mencionados sufra un secuestro o ataque, para que la oficina de Comunicación Social del actual gobierno federal sea señalada por haberlos vuelto presas: #ANÁLISIS El principal agresor de la prensa mexicana es el poder político

Empero…ojalá no suceda nada malo a los periodistas privilegiados durante la gestión de Peña Nieto, debido a que – si sufren algún ataque, secuestro, robo, etc- sería corresponsabilidad del gobierno federal amlista por exhibir las inmorales cantidades de dinero que les dio el ex presidente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías