Claudia Rivera, Rodrigo Abdala y Alejandro Armenta, la terna de Morena si el TEPJF ordena repetir la elección

 

 

Roberto Desachy Severino

No se los diga a Yeidckol Polenvsky, José Juan Espinosa, Gabriel Biestro o Héctor Alonso, porque –si lo hace- le pueden agarrar a empujones o madrazos, pero al interior de Morena existe un fuerte movimiento con una terna para competir en una elección extraordinaria por la gubernatura de Puebla…en caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordene repetir el proceso.

La presidenta municipal de Puebla en funciones, Claudia Rivera Vivanco; el meta delegado de AMLO en Puebla, Rodrigo Abdala y el senador, Alejandro Armenta Mier, conforman la terna de los morenistas que han asumido que Luis Miguel Barbosa Huerta fue un mal candidato y, por lo mismo, no pudo ganar, pese a la marea amlista que sacudió –y sacude todavía –al país.

Obvio: la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polenvsky, es la principal defensora del proyecto barbosista y, por lo mismo, se ha enfrentado, incluso públicamente, con quienes ella considera como rivales de su protegido, incluyendo a la propia Rivera Vivanco, a la que se atrevió a empujar en un mitin.

Así que -si el TEPJF dictamina la repetición del proceso electoral por la gubernatura de Puebla- Polenvsky tratará de volver a imponer a Luis Miguel Barbosa Huerta, pero en esta ocasión podría topar con pared, ya que Biestro, José Juan Espinosa y ella misma se han dedicado a sembrar divisiones, discordia y encono al interior de Morena: Alejandro Armenta asegura que está en campaña desde los 18 años.

ABDALA Y ARMENTA, LOS MÁS VIABLES

Al interior de un grupo influyente de Morena-Puebla, se asume que si en la elección de julio el barbosismo no pudo ganar, pese a que la campaña de AMLO y a que la imagen del presidente electo estaba por los cielos, menos lo conseguiría en unos nuevos comicios, pese a que el propio López Obrador esté ya en funciones por varias razones.

En 1er lugar, aunque la marea amlista persiste, él ya no estará abiertamente en campaña, además de que su imagen y partido han tenido severos golpes por la cancelación de NAICM en Texcoco, los escándalos en que se han involucrado diputados y alcaldes morenistas, además de que, hasta ahora, no han cumplido una sola promesa de campaña, como la de bajar el precio de la gasolina, pese a que son mayoría en el Congreso de la Unión: Lo del aeropuerto, malo, pero lo otro peor .

Por si fuera poco, la violencia y los graves yerros de José Juan Espinosa y cía en el Congreso local, el exhibicionismo del “alcalde viajero” de San Pedro Cholula, Luis Alberto Arriaga; las divisiones internas y el desgaste sufrido por la imagen de Luis Miguel Barbosa Huerta ante la ciudadanía después de la elección generan el riesgo de que volverlo a postular sea visto como otra necedad y demostración de soberbia de Yeidckol y cía.

En consecuencia, cambiar de candidato es una posibilidad REAL, al menos para un sector influyente de los morenistas de Puebla. Y los más viables serían Rodrigo Abdala y Alejandro Armenta, debido a que Claudia Rivera ha tenido un pésimo inicio de gestión como presidenta municipal y su cercanía con el morenovallismo: Seguridad y comunicación, los puntos más vulnerables de Claudia Rivera a una semana de gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías