Lourdes Reyes platica sobre su personaje Leonor en “S.O.S. Me estoy enamorando”

Por Mino D’Blanc

La experimentada y reconocida actriz Lourdes Reyes da vida a Leonor en la telenovela “S.O.S. Me estoy enamorando”, producida por Lucero Suárez para Televisa y que se transmite de lunes a viernes a las 18:30 horas por “las estrellas”.

Platicamos con Lourdes Reyes, gracias a las finas atenciones de la licenciada Denisse Cabrera, de Televisa.

LR: Tengo la gran oportunidad de poder encarnar a una mujer que es madre de familia, tiene a una hija que es Romina y viven dentro de esa gran familia que son los Muñoz Cano. Le toca enfrentar cosas muy muy duras tanto para ella personalmente como en cuestión también de su hija.

MD’B: Ahora los melodramas han dejado de ser las clásicas historias para ser mucho más reales. Es el caso de “S.O.S. Me estoy enamorando”.

LR: Yo estoy muy contenta. La producción de Lucero Suárez en ese sentido hablando del melodrama clásico de Televisa y de telenovelas, al igual que pasó con su trilogía de “Vencer” que fueron “Vencer el miedo”, “Vencer el desamor” que también tuve la oportunidad de estar y “Vencer el pasado” que han tocado estos temas que son mucho más actuales, mucho más apegados a la realidad y pues ahora en esta historia de “S.O.S. Me estoy enamorando” lo hace de una manera magistral. Yo invito a toda la gente a que nos acompañe en esta aventura a las 6:30 de la tarde todos los días de lunes a viernes por “las estrellas”.

MD’B: ¿Cuáles son las fortalezas de Leonor, tu personaje?

LR: Leonor tiene una fortaleza muy grande que es el amor por su hija, el amor a sí misma, el apoyo a su familia, el no dejar al marido en un estado complicado, sino acompañarlo hasta el final, el ser apoyo completamente de toda la casa, porque de alguna manera ella se ocupa de muchas situaciones dentro de la misma casa para que se puedan desenvolver sus familiares. Es una mujer preparada, es contadora, administradora y con muchísima fuerza, pero a la vez también débil, como todas las mujeres; ya sabes, somos bien complicadas, bueno, eso dicen (ríe); como todo el ser humano. Ella se enfrenta a muchas situaciones donde tiene que hacer uso de esa fortaleza interior para poder sobrellevar todas las cosas que le van pasando a lo largo de la historia, inclusive tener que negar hacer cosas a sí misma para poder salir adelante, como lo hacen muchas madres mexicanas y sobretodo muchas madres que pierden a su pareja o que se ven abandonadas o algún tipo de situación así que tienen que hacer todo lo posible por sacar adelante a sus hijos y eso es maravilloso.

MD’B: ¿En qué te pareces a Leonor?

LR: Yo creo que en esa fuerza interior. En siempre hacer lo posible por estar mejor y por ver por mi familia. Eso fue algo que siempre me lo inculcó mi madre, porque ella tuvo que sacarnos a nosotros adelante porque mi padre murió, entonces es un poco parecida la historia a lo que vive Leonor en ese sentido. Y creo que esa misma fortaleza que ella me inculcó es la misma fortaleza que se ve reflejada en este personaje.

MD’B: ¿Qué le aprendes a Leonor? ¿En qué te ha cambiado Leonor tu vida?

LR: En muchísimas cosas. Ningún personaje que yo he tenido la oportunidad de interpretar no ha llegado a no enseñarme algo; todos me han enseñado algo, todos tienen su propósito en ese sentido. Ninguno ha sido menos que otro, todos los personajes me han enseñado muchísimo y en esta ocasión Leonor me vuelve a enseñar que lo más importante es la familia. Con todo esto que hemos estado viviendo de la pandemia, siempre he dicho que nosotros éramos muy felices y no lo sabíamos, hasta que tuvimos que encerrarnos, separarnos, utilizar cubre bocas, no poder abrazar a la gente que queremos por esta situación del contagio y así. Entonces, valorar todo lo que esto conlleva en este momento que estoy interpretando este personaje junto con todos mis compañeros que nos cuidamos muchísimo y Televisa hace hasta lo imposible por poder cuidarnos y cuidar nuestra salud. Es parte fundamental de lo que le estoy aprendiendo a este personaje, que esa fortaleza siempre te lleve a salir adelante, no importa qué. Y el mensaje que tiene el personaje de Leonor es muy grande para muchísimas mujeres, no nada más en este país, sino a nivel mundial.

MD’B: En “S.O.S. me estoy enamorando” se rescatan mucho los valores familiares, dejando claro que eso de que “el muerto y el arrimado a los 3 días apestan” no debe pasar precisamente en una familia.

LR: Sí, también conlleva la historia ese mensaje de a los que se les olvida que no por el hecho de que haya fallecido el miembro original de la familia y no el por ley que vienen siendo las esposas o los esposos o vamos a dejarlo en pareja para no entrar en conyugue, concubino, etcétera, sino que siguen siendo parte de tu familia porque hay un lazo muy importante ahí y se ve reflejado en los hijos de ambos. Entonces es una unión familiar muy importante que no se debe de perder y que a mí me parece que todas esas cosas de que “el muerto y el arrimado a los 3 días apestan” y todo ello, ella, Leonor, habla con Alberto y le dice: “ya ves que se fue Quique, pues yo me voy a ir con mi hija a salir adelante, y él le dice que no, que son parte de la familia y que se tienen que quedar”. Y también en esa misma circunstancia ver todas las renuncias que tiene que hacer, porque a muchos nos dijeron esa frase tan de los papás que “mientras vivas en esta casa, vives bajo mis reglas”. Entonces eso es algo también que a ella le pesa mucho. Dentro de la familia Muñoz Cano no es tanto así; ella también incluso tiene mucho apoyo de la familia porque ella vuelva a enamorarse, porque ella vuelva a creer en el amor y sus programaciones por decirlo de alguna manera, sociales, todas esas cuestiones sociales son las que la obligan a ella a tomar decisiones que incluso no están de acuerdo, aunque lo intenta no lo consigue. Hasta después ya veremos, ya veremos, todavía falta mucho para que se acabe; ya veremos, a lo mejor sí, a lo mejor no, hay que ver.

MD’B: ¿Por qué el público tiene que ver “S.O.S. Me estoy enamorando”?

LR: Porque es una telenovela de corte familiar que nos hace muchísima falta ver. Es una novela que trata de la unión familiar, que trata del apoyo entre los amigos también. En el taller Muñoz Cano hay una leyenda muy bonita que dice: “este lugar siempre tendrá las puertas abiertas para quien lo necesite”. Y de la misma manera, la novela trata de reflejar eso, cómo Alberto ayuda a sus amigos, ayuda incluso a gente que no conoce. Le salva la vida a Fede, el personaje que interpreta maravillosamente Leo Herrera, quien en la historia es el hijo de Irán Castillo. Le salva la vida sin saber quién, como pasa mucho en la sociedad mexicana cuando hay momentos muy fuertes en cuestiones de desastres naturales como no naturales, donde la gente se apoya, la gente se solidariza. Entonces creo que es muy importante el mensaje que lanza esta telenovela, porque además muchas personas se van a poder ver identificadas en alguno de los personajes o en lo que quisieran ser y no se atreven a ser por muchos preceptos sociales o por no saber cómo hablarlo, cómo expresarse, cómo pedirlo en este sentido y me parece que viene muy bien en esta etapa. Yo cuando era niña me sentaba con mi madre, mi abuela, mi papá, mis hermanos a ver la televisión todos los días, a ver algún programa, era esa unión familiar. Ahora ya no con estos medios electrónicos que ya se trae la tele en la mano, ya inclusive la gente se clava en esos aparatos electrónicos y se aíslan de los demás, cuando realmente el ser humano es un ser que necesita y que precisa la ayuda de todos los demás. Yo creo que esta telenovela cumple con ese objetivo, no nada más el hecho de entretener, sino también tiene un mensaje muy importante que es que a pesar de todo o como sea, lo que siempre debe imperar es el amor por la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *