Foro Internacional sobre la Mujer Embarazada en Estado Vulnerable

Staff/Rossi

  • Eduardo Verástegui defiende la vida en el Senado Mexicano

“Defender las dos vidas no es una utopía. Por el contrario, es perfectamente posible”, dijo hoy el actor, productor y activista de derechos humanos Eduardo Verástegui en el Senado mexicano, en el marco del Foro Internacional sobre la Mujer Embarazada en Estado Vulnerable.

El Foro reunió, entre otros, al politólogo argentino Agustín Laje, la joven activista y escritora provida Guadalupe Batallán, el fundador del Partido Vox de España, Santiago Abascal, y el mexicano Luis Alberto Rosas, “Tumbaburros”, estratega en comunicación digital política. Organizado por el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, contó con la participación de los senadores Julen Rementería del Puerto, Alejandra Reynoso, Lilly Téllez y Martha Márquez.

El Foro buscó plantear mecanismos integrales que apoyen a las madres embarazadas en situación de vulnerabilidad. Entre ellos, una iniciativa de Ley que dote a los DIF estatales y municipales de recursos con los cuales apoyar a estas mujeres con atención médica, techo sustento y programas de empleo temporal.

Verástegui, fundador del Movimiento Viva México, apeló a “defender los derechos del padre, el gran ignorado, que no puede ser relegado al papel de espectador ante el aborto” y pidió también “defender el derecho del profesional de salud a cumplir con su juramento hipocrático de cuidar toda vida y no ser obligado por el Estado a acabar con ella”.

Abogó por “iniciativas legislativas que ayuden a la mujer vulnerable con verdaderas alternativas frente al aborto”. Como ejemplo, Verástegui subrayó la necesidad de reglamentar mejoras en las leyes de adopción, establecer servicios de emergencia obstétrica para disminución de la mortalidad materna y crear planes de atención alimentaria y de vivienda para la mamá embarazada en situación vulnerable, así como planes de atención de salud para los bebés en sus primeros 1000 días de vida contando desde la concepción.

Antes de finalizar, Verástegui sorprendió a todos el invitar a subir al estrado a una adolescente de 14 años, su ahijada, llamada Bella. Contó cómo, 15 años atrás, Verástegui logró influir en una pareja de amigos que, ante un embrazo inesperado, se plantearon la posibilidad del aborto. “Si tú no quieres a tu bebé, dámelo a mí, yo te lo adopto”, les dijo. No hizo falta adoptar, ya que los padres tuvieron a la bebé “que es hoy su mayor alegría”, aseguró el mexicano. “Estoy aquí porque, seguro, hay muchos papás y muchas mamás que están pasando por lo que mis papás pasaron. Y quiero decirles que la mejor decisión es la vida, siempre”, dijo Bella. La niña conmovió al auditorio al exclamar: “Padrino, gracias por salvar mi vida”, a lo que Verástegui respondió: “Ahijada, gracias por salvar la mía”.

“Esta historia marcó mi vida. Desde entonces, quedé comprometida para siempre con todo lo que signifique defender la vida”, dijo Verástegui. Y cerró con un contundente: “¡Que Viva México, y no que muera!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *