¿Qué está pasando en Cuba? Protestas, crisis económica y el impacto de covid-19

Staff/IMR

El pasado domingo miles de persona se echaron a la calle protagonizando las mayores protestas antigubernamentales en 27 años en Cuba.

Ya son 187 las desapariciones forzosas que se han registrado durante la ola de protestas, como ha confirmado el Comité contra la Desaparición Forzosa de Naciones Unidas, y las cifras de heridos y fallecidos continúa subiendo, aunque no existen fuentes oficiales que confirmen el número.

Al grito de «Abajo la dictadora»o «Patria y vida», el remodelado eslogan oficial (Patria y muerte), los cubanos se echaron a la calle hartos de la escasez de alimentos y la falta de vacunas efectivas contra el coronavirus.

La crisis económicase ha visto agravada enormemente por la pandemia, lo que ha golpeado al sector turístico, la principal fuente de ingresos de la isla.

Ciudadanos cubanos de todos los sectores sociales se han sumado de forma espontánea y pacífica a las protestas convocadas desde las redes sociales y piden que termine una situación insostenible que lleva prolongándose demasiado tiempo.

La escasez de productos básicos y medicinas, así como cortes rutinarios en la red eléctrica de algunas regiones y la generalización de tiendas de pago exclusivo en divisashan motivado estas marchas, que comenzaron en San Antonio de Los Baños, a 30 kilómetros de La Habana, y que se han extendido a lo largo y ancho de la isla.

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, de 61 años, ha señalado a Estados Unidoscomo el culpable de las protestas.

En una retransmisión en vivo por la radio y la televisión del régimen, Díaz-Canel, junto a los miembros de su ejecutivo y del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, el único legal en la isla, aseguró el pasado lunes que su Gobierno busca vencer el embargo de Estados Unidos, agravado durante el gobierno de Trump, y ha asegurado que los manifestantes, «han tenido lo que se merecían», haciendo referencia a la dura represión de las protestas. Además, ha llamado a sus partidarios a salir a las calles para combatir las manifestaciones.

Crisis económica

La pandemia de coronavirus ha golpeado duramente al motor económico de Cuba, el turismo, lo que se ha sumado a la inflación, a los continuos apagones y a la escasez de alimentos y productos básicos en la isla.

El pasado año 2020, la economía tuvo sus peores datos en tres décadas y, a principios de este año, el Gobierno del régimen propuso una serie de medidas económicas para aumentar los salarios y las pensionesque afectaron también a los precios. Esto hizo que, ante la falta de divisas, se crearan tiendas de moneda libremente convertible, en las que solo es posible pagar con tarjeta de crédito. Mientras tanto, los productos en los comercios de pesos cubanos cada vez son más escasos.

Desde el pasado mes de junio, no se aceptan dólares en efectivo, la principal moneda en la que reciben sus remesas los ciudadanos en el país.

Coronavirus en Cuba

Durante 2020, Cuba logró controlar la pandemia solo contabilizando 1.500 muertos desde que comenzó a extenderse el virus por el mundo.

Sin embargo, en las últimas semanas se ha producido uno de los brotes más importantes en toda América Latina. El pasado domingo las autoridades sanitarias informaron que había cerca de 7.000 casos y que habían fallecido 31 personas en la última jornada.

Sin embargo,la oposición asegura que los datos son mucho peores y que existen diversas zonas que están al borde delcolapso sanitario.

Además, la falta de eficacia de la vacuna cubana Abdala, que la propaganda del régimen asegura que tiene más del 92 % de eficacia frente al virus y que requiere tres dosis, ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Se han reportado varios casos de contagio a personas que habían recibido la pauta completa y, en algunos medios independientes, se ha hablado incluso del fallecimiento de varias personasdespués de la inyección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *