¡Mario Delgado, Carlos Evangelista y Édgar Garmendia lo lograron!: Enterraron a Morena en Puebla

Debate

Por Roberto Desachy Severino

Les llevó tiempo, “trabajo” y, sobre todo, desgaste, pero lo consiguieron: Mario Delgado, Carlos Evangelista y Édgar Garmendia enterraron a Morena y la 4t en la Angelópolis y su zona conurbada.

Mario Delgado

Y lo hicieron en tiempo récord: Menos de 3 años les tomó a los sedicentes dirigentes morenistas mandar al diablo…lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador tardó décadas en hacer realidad; es decir, que un partido diferente al PRI y al PAN gobernará la capital de Puebla y los municipios aledaños.

A contrapeso de lo que ocurrió a nivel nacional, donde Morena 4T se mantuvo como la primera fuerza política del país, ya que PRI-PAN –PRD tendrán que mantener la coalición en la Cámara de Diputados federal, si quieren ejercer un contrapeso a AMLO, en la zona conurbada de Puebla el morenismo se llevó una tremenda derrota en municipios que gobernaba, como la propia capital, San Andrés Cholula, etc.

Dicen que las victorias tienen muchos padres y las derrotas son huérfanas, pero, en el caso de Morena Puebla, su traspié de hoy ¡claro que arrastra a varios progenitores!, aunque –efectivamente- Evangelista, Delgado y Garmendia carecen de madre: Carlos Evangelista, Mario Delgado, Citlali Hernández, Araceli Esther Gómez, Alejandro Peña y Bertha Luján, los “dueños” de Morena

LA FELICITACIÓN PÚBLICA DE MARIO DELGADO A CARLOS EVANGELISTA

Porque les dieron un partido que gobernaba el país, el estado, la mayoría del Congreso local y los municipios más importantes y lo convirtieron en su juguete privado, con el que Carlos Evangelista y Édgar Garmendia se agandallaron varias diputaciones plurinominales, mientras Mario Delgado se dedicó a avalar y defender todas las imposiciones de los personajes mencionados y otros, como Ignacio Mier Velasco, el coordinador de los legisladores federales morenistas: Mario Delgado y Olga Sánchez Cordero, principales culpables del titanic llamado Morena Puebla

Carlos Evangelista

Soberbio y sordo, como se ha comportado no solamente las protestas de sus correligionarios morenistas, sino ante incidentes graves, como el desplome en la L12 del metro en la CdMx, seguramente Mario Delgado se escudará en las victorias de Morena en algunos estados para tratar de aferrarse a la dirigencia del partido, pero en septiembre del 2020 las encuestas decían que la 4T ganaría 12 de las 15 gubernaturas en disputa, incluyendo Chihuahua: Elecciones 2021: A 9 meses de la contienda, Morena aventaja o se mantiene en competencia en 6 estados del norte del país antes considerados priístas y/o panistas

Mario Delgado fue nombrado como presidente nacional de Morena a finales de octubre del año pasado y, después de esa fecha, se hizo más que notoria la crispación interna, las imposiciones, la falta de transparencia en la designación de candidatos, la ausencia total de operación política para conciliar entre los grupos del partido y, finalmente, el desplome del partido en varios estados, incluido Puebla: Mario Delgado gana la rifa del tigre y es el presidente nacional de Morena

Cierto que cada candidato construye su propio resultado con la campaña, alianzas, estrategia, los antecedentes personales ante la ciudadanía y la conciliación o no con los diversos grupos internos de cada partido, pero ¡nadie debe regatearles a Evangelista, Delgado y Garmendia el “mérito” de enterrar a Morena en Puebla capital y su zona conurbada!.

Que Olguita Sánchez Cordero los festeje como se merecen…los 4.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *