Japón se prepara para verter agua radiactiva de Fukushima al océano

Muy Interesante

  • A diez años del accidente nuclear de Fukushima, el gobierno de Japón tomó la resolución de liberar aguas radioactivas al Océano Pacífico.

En 2011, un desastre radioactivo azotó el puerto japonés de Fukushima. El accidente comenzó en el centro nuclear el 11 de marzo de ese año, después del terremoto de 9 grados que, además, provocó un tsunami devastador sobre la región. A una década de la tragedia, Japón verterá aguas radioactivas al mar.

¿Qué pasó en Fukushima?

Un desastre nuclear azotó a la región centro de Japón después del terremoto de 2011. La radiación emitida por el accidente orilló al Estado a evacuar a la población en las zonas aledañas a las plantas. A los pocos días, la situación se volvió tan delicada que, en un radio de 20 kilómetros, no se permitió el acceso a las personas por seguridad.

En los años posteriores al terremoto, el gobierno japonés se dedicó a verter cantidades considerables de agua contaminada con isótopos radiactivos al mar. Incluso durante el accidente, se tiene registro de que toneladas de agua fueron liberadas al Océano Pacífico, según dice Michio Aoyama, profesor de geociencia de radioisótopos en el Instituto de Radiactividad Ambiental.

A diez años de la catástrofe radioactiva, las autoridades piensan retomar estas acciones cuestionables, sin importar el impacto ecológico que puedan tener en el corto, mediano y largo plazo. Esta decisión ha causado controversia, porque se desconocen las consecuencias que podría tener en la salud humana y a nivel ambiental.

Cerca de 1 millón 200 mil toneladas de agua contaminada por sustancias nocivas irán a parar al Océano Pacífico. Aunque el plan todavía no se aprueba oficialmente, la maquinaria burocrática del país asiático tiene todas las intenciones de hacerlo válido en un par de semanas.

No sólo eso: Japón cuenta con el apoyo de Estados Unidos para verter el agua contaminada del accidente de Fukushima al mar abierto. Ésta corresponde al material que estaba almacenado en alrededor de mil tanques en la antigua central nuclear. Sin embargo, todos los días la cantidad aumenta por las lluvias y las aguas subterráneas, que ingresan al sitio continuamente.

El gobierno piensa tomar estas medidas ya que “parece haber adoptado un enfoque de acuerdo con las normas de seguridad nuclear aceptadas a nivel mundial”, según señala Reuters. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica, el límite en la capacidad de los contenedores podría sobrepasarse a mediados de 2022.

Por esta razón, el gobierno japonés planea descargar el agua radioactiva al océano. Según dicen, están asesorados por científicos expertos en el tratamiento de desechos atómicos, ya que el plan podría extenderse por décadas. A pesar de la resistencia de pesqueros locales, todo apunta a que será puesto en marcha a la brevedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *