Pronósticos nada agradables: Hipólito Contreras

Mundo Rural

Hipólito Contreras

De acuerdo a organismos internacionales y según ellos basados en cálculos matemáticos y de estadística, tomando en cuenta el crecimiento de la pandemia, para inicios del mes de octubre próximo, en México habrá 87 mil muertes, es decir, casi cuatro veces más de los más de 26 mil que reportan hoy a finales del mes de junio, de llegarse a esto México quedaría muy mal parado en el mundo por el número de muertos y contagios.

Consideremos que no porque lo digan organismos internacionales es cierto lo que dicen, y también quiénes lo dicen en México, medios opositores al gobierno y que desean que esta pandemia deje malos resultados al partido en el poder y así llevarlo a una derrota electoral en la elección intermedia del 2021.

Veamos cómo los medios opositores al régimen, lo vienen criticando desde el inicio del gobierno en diciembre del 2018, son medios que se beneficiaron en los pasados gobiernos priistas y panistas, ellos recibieron millonarios contratos de publicidad, esto los obligó a hablar bien de ellos, estaban bien pagados.

En este nuevo gobierno esos medios ya no tienen privilegios, por eso iniciaron una campaña nacional en todos los medios para dañar la imagen del gobierno federal, la pandemia les ha ofrecido una buena oportunidad, para ellos entre más muertos y enfermos haya será mejor porque tienen oportunidad de argumentar que el gobierno federal es ineficiente e incapaz.

Si los opositores tienen razón en lo que dicen pues ya se verá y si eso les beneficia políticamente también ya se verá, los que nos interesa es ver lo que está ocurriendo, los efectos que tenemos a estas alturas de la pandemia y los que nos depara el tiempo.

Si en 110 días de pandemia el gobierno reconoce más de 26 mil muertos (aunque los opositores hablan de 65 mil), hagamos una sencilla operación matemática para saber cuántos han muerto diariamente y cuántos podrían morir en los próximos cuatro meses. Es doloroso hacer este tipo de cifras porque quisiéramos que no fuera así, sino que contáramos las vidas salvadas y ni una sola muerte, pero la realidad es esta.

De acuerdo a las más de 26 mil muertes en 110 días, se tiene un promedio de 236 fallecimientos diarios. Si nada cambiara, si la fuerza del virus no cediera, si no hubiera mejoría, si las acciones que se toman no dieran mejores resultados, si los ciudadanos, las empresas, los comerciantes, los transportistas, etc., no colaboraran, si no tomaran las medidas que se piden, de aquí a finales del mes de octubre se presentarían 28 mil 363 fallecimientos más, a los que sumados a los más de 26 mil que se tienen a la fecha, habría un aproximado de 54 mil 363 fallecimientos en el país, pero si la gente se cuida, si el gobierno apoya, no se llegará a es cifra.

Claro, esto sin las herramientas estadísticas y la metodología para hacer un pronóstico para los próximos cuatro meses, sólo hago una simple operación matemática sobre lo que está ocurriendo y lo que podría ocurrir en los próximos meses, esto suponiendo que la fuerza del virus fuera la misma y no bajará, pero la lógica dice que nada permanece igual y en este caso, una pandemia tiene etapas de inicio, una curva alta y un descenso, no se va pero baja su nivel. Una pandemia es como un huracán que tiene un inicio, un punto máximo de fuerza para luego iniciar un descenso.

Si el virus baja de nivel, y como un huracán va perdiendo fuerza, en los próximos cuatro meses obviamente las cifran anteriores no serán, sino todo lo contrario, se observará un descenso muy importante de casos, de muertes y contagios, pero para lograr un descenso de casos aprovechando que el virus baje su fuerza, se requerirá que la población, los diferentes sectores, colaboren, se protejan más y cumplan las indicaciones de los gobiernos.

Como se ve, muchas cosas podrían suceder en los próximos cuatro meses, de acuerdo al comportamiento del virus y de la gente, los casos de muertes y contagios podrían subir o bajar, claro, lo deseable es que bajen y que para ese mes, octubre en sus inicios, estemos ya en una etapa mucho mejor, es deseable que a un descenso de casos se avance a la par en la reactivación económica del país, estaríamos viendo cerca la luz que lleve a la salida del túnel.

Seamos optimistas y avancemos en esa idea, no hagamos tanto caso en lo que dicen organismos internacionales y grupo opositores, hagamos caso a las indicaciones, protejámonos lo mejor que podamos, quienes más se cuidan se ven menos expuestos a las enfermedades.

Si el gobierno hace su tarea, si las empresas, si los ciudadanos, si los comerciantes, si todo mundo hace lo que le toca, el resultado será mejor. Este es un asunto de salud y económico, hay que defender las dos cosas.

México siempre ha superado todas las crisis en su historia, ésta es una más y la pasará, pero hay que ser insistentes, cuidarnos. Y lo que le pedimos a este nuevo gobierno es que cuide a su pueblo, el pueblo sabe cuidarse solo, pero necesita saber y sentir que su gobierno lo cuida y hace todo lo posible por protegerlo, el pueblo necesita saber que tiene un aliado, los buenos gobiernos eso hacen, cuidan a su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *