Aún entusiasma vivir en pareja a los mexicanos

Rosi A. G. 

Reciente encuesta de la marca de Agatha Premium Living mostró que para las parejas, sigue siendo importante compartir un espacio y la compra de un inmueble; además, representa un sueño cumplido.

Ciudad de México, 10 de febrero de 2020.- En los últimos años, las parejas mexicanas tienden a divorciarse más y casarse menos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), pues hasta 2018 los matrimonios disminuyeron casi 5%; sin embargo, esto no cambia que muchas personas continúen teniendo entre sus metas, el vivir en pareja.

De hecho, un reciente estudio elaborado por la firma exponente en hogares residenciales plus, Agatha Premium Living, reveló que entre sus compradores, casi 46% son casados y 8.3% viven en unión libre, mientras que 37.5% son solteros y 8.3% divorciados; es decir, más de la mitad comparten su vida en un espacio común.

50% de estas parejas tiene entre 28 y 39 años de edad, 15% entre 40 y 49 años, 35% entre 50 y más de 60. Además, 66.7% manifestó tener hijos o dependientes (dos en promedio) y aquellas parejas que no los tienen equivalen al 33.3%.

Comprar un hogar, “un sueño común”

Para 90% de los encuestados fue decisivo que el departamento estuviera bien ubicado en zonas bien posicionadas, ya sea porque se encuentran cerca del trabajo, avenidas importantes, centros de esparcimiento, escuelas y lugares para abastecimiento de productos básicos, pero sobre todo, seguras.

Como parte del estudio, también destaca que, entre los principales motivos que una pareja tiene para adquirir un departamento es tener un hogar propio para la familia, pero además, en orden de importancia resaltan: evitar rentar, invertir inteligentemente para la previsión del futuro y crecimiento patrimonial, aprovechar crédito hipotecario, ubicarse en un lugar más seguro y mejorar su calidad de vida.

“Asimismo, el estudio arrojó elementos emocionales importantes como la sensación de “cumplir un sueño o meta en pareja”, señaló Carlos Riva Palacio, director comercial de Agatha Premium Living.

Finalmente, para aquellas personas solteras y divorciadas que participaron en el estudio, contar con un departamento propio se relaciona con sus aspiraciones de inversión, creación de patrimonio e independencia.

“Esto implica que, tener un hogar y formar una familia son conceptos que no necesariamente ocurren al mismo tiempo, pero lo ideal es que, para garantizar calidad y confort en la vida es importante invertir en un patrimonio desde edades tempranas, así, si se desea compartir la vida con alguien se tiene un lugar ideal, y con los más altos estándares”, cerró Riva Palacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías