Agua de Puebla y/o Concesiones Integrales…un auténtico “mal necesario”

Rossi A. G. 

Se oye fácil, patriótico y hasta heroico: “hay que remunicipalizar el agua”, una frase sencilla que muchos han pronunciado desde que al interior del ayuntamiento de Puebla comenzó a manejar la posibilidad de quitar la administración de ese servicio a la empresa Agua de Puebla y/o Concesiones Integrales.

Desafortunadamente, quienes lanzan proclamas fáciles para revocar la concesión del Soapap a Concesiones Integrales saben poco –o nada- que existen aspectos económicos, legales, técnicos, humanos y hasta administrativos que hacen poco viable que, al menos en un futuro cercano, algún nivel de gobierno vuelva a manejar ese servicio: Debe aprobarse una nueva ley del agua en Puebla, afirma Gerardo Pérez

Verdaderos expertos en el tema informaron que uno de los obstáculos para que los gobiernos estatal y/o municipal retomen el control del servicio del agua en Puebla y la zona conurbada es el económico. Cuando Rafael Moreno Valle le dio la administración del Soapap a Concesiones Integrales se la dejó con una deuda con Banobras por 1600 millones de pesos y una necesidad de realizar inversiones por 3 mil o 4 mil millones de pesos extras.

Rafael Moreno Valle

Ambas cantidades serían-materialmente- impagables para el ayuntamiento de Puebla o cualquier otro de la entidad, debido a que los ex gobernadores Manuel Bartlett Díaz, Melquiades Morales Flores y Mario Marín dejaron endeudado a ese organismo: 83 colonias de Puebla capital carecen de agua por el mal servicio de Concesiones Integrales, denuncian ONGS

APENAS EL 60 POR CIENTO DE LA GENTE PAGA EL SERVICIO

Además, existen asuntos técnicos, administrativos que dificultan la “desprivatización” del agua en Puebla y que dificultan quitar la administración de ese servicio a Concesiones Integrales, porque de las cerca de 450 mil cuentas que maneja apenas el 60 por ciento sí paga sus cuotas, lo que haría que –si un gobierno asumiera el control del desaparecido Soapap- tendría que combatir a los morosos y contratar a muchos cobradores.

Van 5 ayuntamientos de Puebla seguidos SIN el control del agua y, por lo mismo, en la actualidad ningún gobierno –estatal o municipal-tiene el personal humano o el equipo técnico para operar los 192 pozos de líquido con que cuenta Concesiones Integrales. El ayuntamiento de la capital maneja apenas 4 de estos recipientes acuíferos para parques y jardines.

Otro aspecto es la extraterritorialidad de Agua Para Todos, que no solamente da un servicio (bueno o malo) al 70 por ciento de las colonias de Puebla capital, sino que también lo presta en zonas de San Pedro y San Andrés Cholula, Cuautlancingo y Coronango. Este contexto ratifica que dicha empresa es una especie de Frankestein con muy amplia zona de influencia: Concesiones Integrales paga 6.6 mdp para defender la privatización del agua

AGUA PARA TODOS, UN CUBO RUBIK SIN SOLUCIÓN PRONTA

Tampoco puede omitirse que cuando el ex gobernador Rafael Moreno Valle privatizó la administración del agua en Puebla utilizó un PPS (Proyecto de Prestación de Servicio) muy complejo desde el punto de vista legal. En caso de que el Congreso local y/o algún nivel de gobierno revoquen la concesión, Agua Para Todos podría entablar un pleito jurídico en instancias nacionales e internacionales.

Este contexto confirma lo que dijo el gobernador Barbosa menos de una semana después de que tomó posesión del cargo y le cuestionaron del tema, ya que él aceptó que se trata de un asunto muy complejo: El tema del agua es complejo y lo estamos analizando, afirmó el gobernador

Así que por más intenciones “patrióticas” o política y socialmente aceptables que actores políticos y ONGS tengan para que se eche atrás la privatización del agua en Puebla, la realidad es que la empresa Agua Para Todos parece que es y será un mal dolorosamente necesario para los poblanos por un buen tiempo: Congreso va contra los abusos de Agua de Puebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías