Mario Bracamonte, el looser delegado-presidente de Morena en Puebla

Roberto Desachy Severino

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Miguel Barbosa Huerta y demás personajes de Morena quieren ganar la elección concurrente del 2021, ¡que no se les ocurra encomendarle la tarea al actual delegado-presidente del partido, Mario Bracamonte, quien el pasado domingo 20 de octubre – en la elección interna- ni siquiera pudo ganar su distrito!.

Mario Bracamonte

¡Para Ripley!, Mario Bracamonte –que lleva ya tiempo como el supuesto “hombre fuerte” en Puebla de la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, intentó ganar el cargo de consejero nacional de su partido por el distrito de Cholula, pero se olvidó de hacer pactos, alianzas y/o pedir apoyos.

Ni siquiera visitó a los militantes de esa demarcación que, por lo mismo, lo mandaron a volar y eligieron como primera opción a Adán Xicale, quien –efectivamente- es un personaje allegado a la presidenta de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, quien dio una señal de fuerza al ganar en esa zona: Denuncian acarreo y más irregularidades en elección interna de Morena en las Cholulas

Adán Xicale

Y como no pudo ganar en una de las 9 asambleas morenistas que sí se hicieron en Puebla (las demás se suspendieron por conflictos, falta de quórum, etc), Mario Bracamonte se unió al grupo de inconformes que, luego de perder en las urnas, quiere repetir los comicios internos: Bloque Morenista pide invalidar proceso interno y repetir elección

¡Ahhh para delegado-presidente que tiene Morena en el estado!. Debería pedirle a su correligionario y titular de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, que le dé unas clasecitas de “ingeniería” (mapachería) electoral.

MIENTRAS LA MITAD DEL PAÍS TEME Y CONDENA LA LIBERACIÓN DE OVIDIO GUZMÁN, DESDE SINALOA LA APLAUDEN

Bien reza el dicho: “cada quien habla como le va en la feria”, ya que mientras la mitad del país rechazó la liberación de Ovidio Guzmán López y reconoció sentir el temor fundado de que esta decisión de AMLO fortalecerá a la delincuencia organizada, en Sinaloa 8 de cada 10 respaldaron la posición presidencial, aunque coincidieron con los demás mexicanos en que poco o nada abonó para revertir la violencia e inseguridad predominantes.

Ovidio Guzmán López

Elaborada el 19 y 20 de este mes, una encuesta de Consulta Mitofsky preguntó a los ciudadanos de México y, por separado, Sinaloa acerca de qué opinaban del operativo fallido contra el hijo de El Chapo Guzmán y su posterior liberación. Al respecto, el 79.1 por ciento de los sinaloenses opinó que los gobiernos estatal del priísta Quirino Ordaz Coppel y federal de Andrés Manuel López Obrador hicieron bien en liberarlo, mientras que apenas el 20.2% rechazó la decisión.

En contraste, en el resto del país, el 45.1por ciento de los mexicanos señaló que hicieron mal en dejarlo libre, en tanto que un sorprendente 53.1% avaló la determinación presidencial. El 42.2% de la gente en México compró la versión oficial de que la causa de la liberación fue el operativo fallido, en tanto que el 38.4 por ciento de los sinaloenses opinó lo mismo.

Respecto al gabinete presidencial de seguridad, una mayoría de 47.7 por ciento de mexicanos pidió la renuncia de “alguien” como castigo por la liberación del hijo del Chapo Guzmán, en tanto que el 47.4% de la gente entrevistada en Sinaloa por la empresa demoscópica de Roy Campos pidió la continuidad de los colaboradores de AMLO.

GUARDIA NACIONAL, LA GRAN PERDEDORA POR LA LIBERACIÓN DE OVIDIO GUZMÁN LÓPEZ

Aunque, como ya se dijo, la percepción presidencial –al menos hasta ahora- no se ha visto mermada de manera notable por el caso Culiacán, una de las principales obras lopezobradoristas, la Guardia Nacional, sí vio mermada su imagen por el operativo fallido, debido a que Consulta Mitofsky detalló que el 40.3 por ciento de los encuestados calificó como “fracaso” el actuar de esta dependencia, mientras que el 25.5% de la gente en Sinaloa cuestionó a la GN.

El 52 por ciento de los entrevistados en Sinaloa y el 65.6% de la gente en el resto del país opinó que AMLO debe modificar la estrategia contra el crimen organizado, lo que implica que – aunque es cierto que en términos de imagen y costo político el caso Culiacán no ha tenido un impacto fuerte en la percepción ciudadana sobre el régimen de AMLO- , una notable mayoría ciudadana quiere cambios en la manera como el Estado supuestamente combate a la delincuencia organizada.

La firma demoscópica de Roy Campos detalló que el 46.4 por ciento de la población encuestada en el país y el 31.5% de los entrevistados en Sinaloa esperan que el crimen organizado sea más violento que antes, luego del operativo fallido contra Ovidio Guzmán.

Y aunque el presidente López Obrador diga que la violencia y las matanzas ya se acabaron en México, solamente el 9.7 por ciento de la gente en el país y el 7.9% de la misma en Sinaloa opinaron que la delincuencia será menos agresiva.

AMLO, EL HÉROE DE LA PELÍCULA EN SINALOA…MIENTRAS EL RESTO DEL PAÍS LO CUESTIONA

Finalmente, a la pregunta de “a raíz de los eventos en Culiacán, Sinaloa, ¿la imagen que tiene de Andrés Manuel López Obrador mejoró o empeoró?”, en dicho estado del norte del país el 68.5 por ciento de la gente admitió que la percepción que tiene sobre el presidente se había mantenido “igual de buena” o, incluso, ahora es mejor.

En contraste, en el resto de México, el 42.5 por ciento de los cuestionados señaló que había empeorado la imagen de AMLO y un 5.6 % extra admitió que, después de la liberación de Ovidio Guzmán, mantenía la misma opinión negativa del presidente de México y su gestión.

Estas cifras ratifican que mientras en el resto del territorio nacional las gestiones lopezobradorista y de Quirino Ordaz sí sufrieron una merma en la percepción ciudadana, en Sinaloa –donde se estaba dando la ola de violencia que culminó en la liberación de Ovidio Guzmán- la decisión presidencial fue asumida como un “alivio” para la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *